in

Apalancamiento y tipos de apalancamiento

Apalancarse o el «apalancamiento» es un tema de amplia aplicación en el mundo financiero y fuera de él; un término que viene de “hacer palanca” y que es tan amplio que hasta puede hablarse de apalancamiento de logística.

Adentrémonos en el concepto de apalancamiento en finanzas, tipos, características y fórmulas, no sin antes evaluar algunos conceptos previos para su mejor comprensión.

¿Qué es el apalancamiento?

El concepto de apalancamiento en finanzas resulta un tanto complejo.

Podemos ver al apalancamiento como la maniobra que puede llevar a cabo la gerencia de una empresa en el empleo de costos y cargos fijos dentro de la estructura económica (los activos) o de la estructura de capital (pasivo-patrimonio), de manera que un incremento en los ingresos resulte en una mayor amplitud de las ganancias.

El apalancamiento es como un trampolín a través del cual la gerencia de la empresa catapulta la rentabilidad, sin dejar de lado el riesgo asociado.

También hacemos “palanca financiera” cuando asumimos deudas.

Los préstamos nos permiten adquirir activos fijos o capital para el trabajo. Con ellos impulsamos nuestros negocios a cambio de un pago de intereses, los que a su vez son objeto de deducción de impuesto.

Allí se refleja el concepto de apalancamiento en finanzas y sus tipos: Apalancamiento operativo, financiero y combinado. 

El concepto de apalancamiento nos dice que hacemos apalancamiento en finanzas cuando utilizamos algún mecanismo, por ejemplo, un préstamo para aumentar la cantidad de dinero que destinamos a una inversión.

Tal definición se corresponde con el “apalancamiento financiero”.

Recordemos que cualquier negocio o empresa tiene activos fijos y con ellos gastos o costos fijos, es decir, aquellos que no se ven afectados por cambios en los ingresos.

Cuando se busca aumentar las ventas, los costos fijos por unidad se reducen en aumento de la utilidad y allí la gerencia del negocio está haciendo palanca, se trata del “apalancamiento operativo”.

Si te apasiona el mundo de las finanzas, entérate cómo ser inversionista de tiempo completo.

Algunos conceptos previos para entender el apalancamiento

La maniobra del apalancamiento o “apalancar” en el mundo financiero entraña varios conceptos o requerimientos previos. De la comprensión de cada uno, depende la buena aplicación del término.  

Dediquemos unos breves párrafos a reforzar algunos requisitos usados en el concepto de apalancamiento en finanzas; si ya los manejas, puedes avanzar a otras secciones del post.

EBIT o UAII

EBIT son las siglas en inglés de “Earnings Before Interest and Taxes” o, lo que es lo mismo, Utilidad Antes de Intereses e Impuestos (UAII). Depende de cómo la llamen los autores en finanzas.

Lo cierto es que corresponde al resultado operativo o ingreso operacional del negocio. Es el “beneficio de explotación” o utilidad resultante de restar los costos y los gastos propios del giro del negocio a los ingresos por ventas.

Partiendo del estado de resultados, es posible obtener el EBIT de la siguiente manera:

Facturación

(-) Descuentos y devoluciones

= Ingresos por ventas

(-) Costos directos

= Resultado o beneficio bruto

(-) Gastos administrativos y de ventas

= UAII.

El estado de resultados

Es el segundo estado financiero de un negocio después del balance general. En él encontramos todas las cuentas “temporales o nominales”, es decir, aquellas cuentas de resultados que, con frecuencia anual, experimentan un proceso de cierre contable.

El estado de resultados (antes “mal llamado” estado de ganancias y pérdidas) recoge todos los resultados del negocio y sirve para medir la eficiencia de la gestión operativa y financiera de la empresa.

Este estado financiero parte de lo más general (que son la facturación o ventas) hasta el resultado último del negocio que viene siendo el beneficio, resultado o ingreso “neto”.

La presentación general de un estado de resultados es más o menos la siguiente:

 Facturación

(-) Descuentos y devoluciones

= Ingresos por ventas

(-) Costos directos

= Resultado o beneficio bruto

(-) Gastos administrativos y de ventas

(-) Gastos de depreciaciones y amortización

= UAII. = Ingreso de explotación

(+) Gastos por depreciaciones

= EBITDA

(-) Gasto por depreciación

(-) Intereses sobre créditos

(+) Ingresos no operacionales

(-) Gastos o egresos no operacionales

= Ingreso Gravable (UAI)

(-) Impuestos

= Ingreso o resultado Neto.  

¿Mucha finanza y ningún negocio donde aplicarla? Dedica unos minutos a nuestra entrega quiero poner un negocio y no sé de qué, 9 pasos para empezar.

Los costos fijos

Son todos aquellos desembolsos dinerarios propios del giro normal del negocio que no se ven afectados por cambios en los niveles de operaciones o ventas.

En teoría, bajo cierto umbral de inversión fija, las ventas se pueden duplicar o llevar a cero tal que los costos fijos seguirán siendo los mismos.

Un ejemplo clásico del costo fijo es el alquiler, independientemente de que hagas buenas ventas o no mes a mes, deberás pagar la renta del local.

La diferencia entre costos fijos y costos variables, ejemplos de costos fijos:

  • Seguros o primas de seguros
  • Honorarios profesionales
  • Pago de la hipoteca
  • Sueldo del personal administrativo y de seguridad
  • Contribuciones
  • Mantenimiento y aseo de instalaciones
  • Sueldos de directivos
  • Honorarios profesionales

Los costos fijos inciden directamente en la “palanca de operación”, pues el costo fijo unitario será menor en la medida en que se incrementan los volúmenes de producción y ventas.

En otras palabras, mientras más costos fijos se tengan, mayor será el apalancamiento operativo.

Así, superado un “punto de equilibrio”, mientras mayor sean las ventas, una empresa apalancada experimentará un mayor impacto en el beneficio producto del aumento en los ingresos que una con menor apalancamiento.

Sin embargo, los costos fijos pueden ser un “arma de doble filo”, puesto que mientras más costos fijos, mayor será la presión o la meta requerida en ventas para lograr un punto de equilibrio.    

Costos variables

Al lado opuesto de los costos fijos están los costos variables. Estos son todas aquellas salidas o erogaciones de dinero que se ven altamente impactadas por cambios en los niveles de ventas o facturación.

Mientras más produzcas, más mano de obra tendrás que pagar, más insumos o materia prima deberás comprar, gastarás más energía y más material de empaque; pagarás más por trasporte o encomiendas…

En fin, los costos variables van en la misma dirección de los niveles de producción y ventas.

Parte de la gestión financiera es manejar los costos fijos o variables transformándolos a conveniencia para alcanzar un mayor beneficio en pro el negocio.

Por ejemplo, un costo variable puede convertirse en un costo fijo por la figura de la subcontratación o el arrendamiento.   

Escudo fiscal

Otro concepto clave para entender el apalancamiento (en especial el apalancamiento financiero) es el escudo fiscal.

Expansión resume el concepto de escudo fiscal como “el esquema concebido con el fin de reducir impuestos por la vía de los desgravámenes”

De manera que generamos un escudo fiscal cuando tenemos partidas que deducen al impuesto sobre la renta.

El pago de dividendos por acciones preferentes, los intereses sobre préstamos o por emisión de bonos, las depreciaciones de maquinarias y las amortizaciones de intangibles son ejemplos de partidas que deducen impuesto o “desgravámenes fiscales”.

Mientras más altos sean los desgravámenes, mayor será la deducción de impuestos, debido a que ellos darán por resultado un menor ingreso gravable y con ello un menor pago de impuestos.

Mientras mayor sea el escudo fiscal, más alto será el apalancamiento financiero de la empresa.

La “palanca financiera” también es un arma de doble filo, puesto que el endeudamiento y otros cargos de capital son aceptables hasta cierto grado o hasta umbral conocido como “Leverage”, en el que el riesgo de insolvencia toma niveles considerables o elevados.   

EPS o utilidad por acción

El EPS es el acrónimo en inglés para “Earnings Per Share” o utilidad por acción, es lo que obtenemos al tomar el resultado final o beneficio neto, que corresponde a la última partida del estado de resultados y dividirlo entre el total de acciones de la compañía.

La gestión financiera busca siempre generar el máximo valor del EPS para satisfacción de los accionistas e inversores.

Si eres dueño de una empresa y estás buscando respuestas para el éxito de tu negocio, no te pierdas las 10 claves para el éxito en la administración de una pequeña empresa

Hecho el repaso de los conceptos empleados en el apalancamiento, podemos seguir con mejor pie en el tema.

¿Qué significa el término apalancamiento?

Hasta ahora queda claro que apalancamiento es hacer palanca y puede existir una palanca financiera y una palanca de operación; también tendremos apalancamiento combinado o mixto.

 El reconocido autor de textos en finanzas y profesor de la Universidad Estatal de San Diego, Lawrence J Gitman, nos define el término de apalancamiento en finanzas como:

“La capacidad de la directiva de una empresa para maniobrar cargos financieros y operativos fijos buscando con ello maximizar los efectos en los cambios de la utilidad antes de impuestos”.

Partidas como costos fijos, pago de intereses por bonos emitidos, deuda, intereses sobre préstamos, son clave en la aplicación del apalancamiento, pues generan un impacto favorable en el beneficio ante una escalada en los ingresos.

Sin embargo acrecientan un riesgo de afectar de forma significativa el resultado si los ingresos disminuyen o la operatividad del negocio recae.

Ahora que sabes que el endeudamiento es una forma de apalancar tu negocio, conoce 12 fuentes de financiamiento para tu negocio, definición y concepto.

¿Cuáles son las razones de apalancamiento?

En finanzas tenemos tres razones de apalancamiento o formas de “apalancar” una empresa, las cuales son:

  1. Apalancamiento operativo o palanca de operación.
  2. Palanca financiera o apalancamiento financiero.
  3. Apalancamiento combinado, total o mixto.  

Veamos detalles de cada uno y si tanto te gustan las finanzas, explora 26 estrategias de inversión para los mercados financieros.

¿Qué es apalancamiento operativo?

El apalancamiento operativo parece un concepto sofisticado de las finanzas, reservado para las corporaciones. Sin embargo, todo negocio (por pequeño que resulte) posee una “palanca de operación”.

El apalancamiento operativo es un concepto que surge con la mera presencia de costos fijos dentro del costeo o estructura de costos del negocio.

Un impulso en las ventas bajo cierto nivel de costos fijos resulta en mayores ganancias operativas, puesto que se divide un componente fijo del costo en unas ventas cada vez mayores.

Los expertos en finanzas aluden que el apalancamiento operativo es un “apalancamiento de la primera fase” que magnifica o amplía las ganancias ante un cambio en el volumen de las ventas.

En resumidas palabras, el apalancamiento operativo es el uso de costos operativos fijos para magnificar el efecto del cambio en las ventas sobre el beneficio operativo (llamado EBIT o UAII).

Fórmula apalancamiento operativo

La fórmula más simple para determinar el apalancamiento operativo o grado de apalancamiento operacional de un negocio es:

Grado de Apalancamiento Operativo (GAO) = (Δ % de la UAII) / (Δ % de las ventas) o variación porcentual del beneficio operativo sobre variación porcentual de las ventas.

Esta fórmula aplica cuando tenemos los resultados financieros de dos períodos consecutivos o cuando queremos contrastar un escenario esperado con un escenario actual.

Otra fórmula de apalancamiento operativo

Otra fórmula de apalancamiento operativo es: GAO = Q* (Pv – CVu) / [ Q* (Pv – Cvu)  – CFt ]

Dónde:

  • “GAO” es grado de apalancamiento operativo.
  • “Q” es la cantidad de unidades vendidas.
  • “Pv” es el precio de venta del artículo.
  • “CVu” es el costo variable por unidad.
  • “CFt” son el total costos fijos.

En términos mucho más simples, tenemos que el grado apalancamiento operativo es GAO = (Vtas – CVt) / (Vtas – CVt – CF).

Cualquier resultado en la aplicación de estas fórmulas debe dar un GAO superior a 1.

Un GAO de 2, por ejemplo, quiere decir que un impacto en las ventas del 1 % dará por resultado un impacto en el beneficio operativo antes de intereses e impuestos (EBIT o UAII) del 2 %. 

Pero recuerda que ese efecto puede darse tanto en aumentos como en disminución de las ventas. Si tienes un revés en las ventas del 1 % con un GAO igual a 2, tendrás un revés en la utilidad operativo del 2 %.

¿Cuál es el apalancamiento operativo?

El apalancamiento operativo tiene lugar ante la presencia de costos fijos en la estructura de costeo de la empresa. Si pagas alquileres, honorarios, primas de seguros, ya puedes experimentar una palanca de operación.

Se fundamenta en el hecho de que un impacto favorable en las ventas aumentará el beneficio operacional en igual o mayor porcentaje, dado que ventas cada vez más altas se dividen entre el mismo componente de costos fijos.

Expertos financieros afirman que el apalancamiento operativo se vincula en gran medida con la estructura económica y las decisiones de inversión de la empresa.

Esto se debe a que los activos fijos dan lugar a costos operativos fijos, lo que a su vez se traducen en un apalancamiento operativo.

Se habla de palanca de operaciones como arma de doble filo puesto que mayor apalancamiento trae mayor riesgo. El apalancamiento operativo da lugar a “riesgo operativo”. 

El riesgo operativo o el riesgo comercial es simplemente el riesgo de no poder cubrir los costos operativos fijos. “Mayores costos, mayor riesgo”.

Cuantos más altos sean los costos operativos fijos, mayor será el apalancamiento operativo y el riesgo operativo del negocio.

Características del apalancamiento operativo

Las siguientes son algunas de las características del llamado apalancamiento operativo:

  1. Se genera gracias a los costos operativos fijos o activos fijos de un negocio o empresa.
  2. Mide la relación entre los ingresos por ventas y el beneficio operativo en términos de variación porcentual.
  3. Da lugar al “riesgo de operaciones” o riesgo de negocio en una empresa que se materializa ante la imposibilidad de cubrir los costos fijos.
  4. Es más alto en las empresas manufactureras que tiene una enorme cantidad de costos operativos fijos y más bajo en una empresa comercial o de servicios que requieren mucha menor inversión de activos fijos.

¿Cuál es el apalancamiento financiero?

El segundo tipo de apalancamiento es la palanca financiera y tiene mucho que ver con el escudo fiscal o las maniobras de cargos fijos que se llevan a cabo para lograr un ingreso gravable menor, favoreciendo así la utilidad o el resultado para los inversores.

Apalancar una empresa desde el contexto financiero pareciera estar reservado para grandes compañías, pero es suficiente con lograr algún préstamo para experimentar el apalancamiento financiero.

Recuerda que los intereses son un tipo de “cargo fijo” dentro de la estructura de costos del negocio, que son deducibles de impuesto.

La palanca financiera es considerada un apalancamiento de segundo grado, el cual comienza donde finaliza el apalancamiento operativo.

Un apalancamiento financiero de equis por ciento indica que por cada punto porcentual que varíe la utilidad antes de intereses e impuestos (UAII o EBIT), el resultado final o también la utilidad por acción (EPS) variará en equis por ciento.  

Tipos de apalancamiento financiero

No podemos hablar de manera directa de tipos de apalancamiento financiero, aunque tenemos distintos contextos donde este aplica.

La palanca financiera

Tenemos la palanca financiera, inherente a los negocios en marcha que posean cargos fijos en su estructura financiera, sujetos a deducción fiscal y, con ello, ofrecen un efecto multiplicador en el beneficio neto. 

El apalancamiento forex

Así también podemos hablar de apalancamiento FOREX para referirnos a la práctica que ofrecen muchos bróker del mercado de divisas, a través de la cual ellos ofrecen una palanca de 1:10 o 1:50 o hasta 1: 100.

Lo anterior quiere decir que por cada dólar que tú inviertas en sus portafolios, ellos aportarán y multiplicarán el rendimiento (o las pérdidas) en 10, 50 o hasta 100 (según el grado de aplacamiento que ofrezcan).

Como verás, es un arma de doble fijo, pues si el resultado no es favorable, terminarás debiendo una buena cantidad de dinero, lo cual es algo probable.

Los CFD’s  

Los CFD’s, acrónimos del término en inglés “Contract for Difference” o “contratos por diferencia”, también pueden ser vistos como un tipo de apalancamiento financiero.

En un contrato por diferencia, dos partes (un comprador y un vendedor) pactan por intercambiar la “diferencia” entre el valor de inicio y de cierre de un activo, como acciones, criptomoneda, bonos, portafolios… más no se compra el activo como tal.

Es básicamente una apuesta a la alza o a la baja del valor del activo durante un período determinado en el que se obtendrá un rendimiento similar a la variación del activo.

En esta clase de operaciones casi siempre se brinda apalancamiento financiero, ya que se opera con más dinero del que se aporta, aumentando con ello la posible ganancia o pérdida.

Si deseas más detalles de este tipo de apuesta, consulta portales como Avatrade o eToro.   

Apalancamiento financiero ejemplo

El caso más típico de apalancamiento financiero ocurre cuando te endeudas (ya sea con un tercero o particular) con un banco o con una entidad del sistema financiero popular.

Adquieres un equipo, un vehículo o materias primas para tu negocio que, de otra manera, no podrías comprar tan solo con recursos propios, allí estás haciendo palanca, pero no solo eso.

Cuando tomas un crédito para comprar un equipo o máquina para tu negocio, estás en la obligación de devolver el capital objeto de préstamo y unos intereses que son deducibles de impuesto.

Los intereses harán que termines pagando menos impuesto a hacienda comparado con el caso de que no te hubieses endeudado. Otro efecto del apalancamiento.

Otro ejemplo de apalancamiento financiero

Suponte que un banco de inversión presenta la irresistible oferta de un pagaré al 15 % anual por la inversión mínima de MX$ 100,000. Al cabo de un año, obtendrás MX$ 115,000.

Pero qué tal si tu abuelo te presta otros cien mil y te dice que le pagues con un 5 % de interés anual. Reúnes MX$ 200,000 y los inviertes en pagarés.

Finalizado el año, obtendrás 230,000 pesos; pagas a tu abuelo MX$ 105,000 y terminas con MX$ 125,000; has generado diez mil pesos más que si hubieses invertido solo tus cien mil.

Financiaste una parte importante de la inversión con deuda y has aumento tus ganancias.

Eso es puro apalancamiento financiero y lo aplican constantemente las grandes empresas.

¿Cuándo conviene apalancarse?

Cuando estés seguro de que los ingresos que generarás con la inversión, medidos o no en porcentaje, sean superiores al costo del capital invertido, que pueden ser la tasa de interés más comisiones y otros cargos. 

Características del apalancamiento financiero

El apalancamiento financiero trae consigo particularidades como:

  1. Se presenta cuando se tienen “costos financieros fijos” o “capital de deuda” en la estructura financiera de una empresa.
  2. Es la relación directa entre la ganancia operativa (EBIT o UAII) y el beneficio neto o las ganancias por acción (EPS) .
  3. El apalancamiento financiero da lugar al “riesgo financiero” en un negocio, que es el riesgo de insolvencia o de no estar en capacidad de pagar las deudas contraídas.
  4. Será más alto en la medida en que la empresa se endeude más u obtenga gran cantidad de deuda.   

Fórmulas de apalancamiento financiero

La fórmula para medir el grado de apalancamiento financiero o GAF es (Δ % de la EPS) / (Δ % del EBIT), recordando que EBIT es lo mismo que UAII.

Esta fórmula sirve para medir el grado de apalancamiento financiero entre un período y otro o entre un escenario actual y uno propuesto.

También tenemos la siguiente fórmula para medir el índice de apalancamiento financiero de una propuesta de inversión:

GAF = (monto total a invertir / fondos propios) x [UAII/(UAII- I)] 

Dónde:

  • “GAF” es el grado de apalancamiento financiero de una propuesta de negocio o inversión.
  • Monto total a invertir es la cantidad de dinero que se destinará al proyecto o inversión, incluye fondos propios y dinero prestado.
  • Fondos propios, el capital de los proponentes del proyecto.
  • “UAII” es la utilidad antes de intereses e impuesto o beneficio de explotación de la empresa.
  • “I” es el importe total de intereses a pagar.

Una expresión mucho más simple para medir el apalancamiento financiero es

GAF = (EBIT)/ (EBT)           ó          GAF = [UAII/(UAII- I)] 

¿Cómo se lee el apalancamiento financiero?

Si un valor de apalancamiento financiero de una empresa es “Y”, podemos decir que un incremento de X % en la utilidad operativa del negocio dará como resultado un aumento en el beneficio neto o en la EPS de X%*Y.

Así por ejemplo, si el grado de apalancamiento financiero es de 1.50 un aumento del 1% en la UAII resultará en una variación favorable del 1.5% en la EPS o el resultado neto del negocio.

Lo mismo ocurre ante un resultado desfavorable. Por ejemplo, si la empresa retrocede en 1 % en el beneficio operativo y tienen un GAT de 1.5, el resultado será un retroceso en el beneficio neto de 1.5 %.

¿Cuál es el apalancamiento total?

Apalancamiento total, mixto o combinado es el efecto conjunto del apalancamiento operativo y el apalancamiento financiero.

Según el portal académico Ecured, el apalancamiento total es la maniobra que emprende la gerencia financiera de la empresa al abordar “costos fijos y los cargos financieros fijos” en procura de un aumento en el resultado del negocio ante el incremento en las ventas.

La fórmula más comúnmente usada para calcular el grado apalancamiento combinado (GAC o GAT) es: (Δ % de la EPS) / (Δ % de las ventas).

También el apalancamiento total o combinado viene del producto entre la palanca operativa por la palanca financiera.  

GAT = GAO x GAF. 

Ejemplos de apalancamiento

Cuando un negocio posee “costos fijos” dentro de su costeo o estructura de gastos tales como: alquileres, pago de servicios, seguros; aunque no lo sepa, está haciendo apalancamiento operativo.

Cuando sus ventas se impulsen, los costos fijos se harán cada vez menos significativos ante unas ganancias cada vez mayores.

Si el dueño de la empresa decide endeudarse con fines productivos (en otras palabras, pedir crédito para comprar equipos o insumos usados en el negocio) estará logrando apalancamiento financiero, siempre que impulse sus ventas en mayor proporción que el pago de intereses por crédito.

Si ambas situaciones ocurren en un negocio, tendremos el efecto del “apalancamiento combinado”.

Si con fines académicos deseas ahondar en ejemplos de cálculo del apalancamiento, puedes consultar la tesis presentada por Machala en 2017, que tiene por título “cálculo del apalancamiento operativo, financiero y total de Almacenes López Jr.” 

Apalancamiento interpretación

El apalancamiento, sea operativo, financiero o combinado, se calcula y se interpreta en términos porcentuales.

Un resultado de 2 en un índice de apalancamiento operativo se lee: “Por cada 1 % de aumento en las ventas, el beneficio antes de intereses e impuestos aumentará 2 %”.

El mismo resultado para la palanca financiera será: “Por cada punto porcentual que aumente en el beneficio operativo, el beneficio neto aumentará el doble en términos porcentuales”.

Respecto a un valor de 2 en el índice de apalancamiento total o combinado, diremos: “por cada 1 % que aumenten las ventas, el beneficio neto (o la ganancia por acción) aumentará 2 %.

Independientemente del tipo de apalancamiento, un resultado deseable debe ser superior a 1, un valor del indicador menor a 1 no es conveniente o resulta inaplicable. 

Apalancamiento financiero y operativo

El apalancamiento financiero es llamado por los expertos un “apalancamiento de segundo grado”, el cual inicia cuando finaliza la palanca de operaciones.

La gerencia financiera de una empresa hace uso de la palanca financiera cuando incorpora costos y cargos fijos a la estructura financiera del negocio en procura de “magnificar” cualquier cambio en el resultado neto (o EPS) a partir de un cambio en la ganancia operativa (UAII o EBIT).

En un nivel más simple se encuentra el apalancamiento operativo, similar en ciertos aspectos a la palanca financiera. La operativa es el aprovechamiento de costos fijos en la estructura de costeo de la empresa para amplificar la variación de la utilidad antes de intereses e impuestos por un cambio en el nivel de ventas.

Si te apasiona el argot financiero, te invito a tener en cuenta la lectura de nuestra entrega plan de negocios, ¿qué es y cuál es su utilidad?.

Apalancamiento total

El apalancamiento total, también llamado apalancamiento mixto o combinado, es la acción conjunta de la palanca de operaciones y la financiera.

Este “apalancamiento total” recoge o cuantifica el “riesgo total o combinado” que está asumiendo la empresa a causa de los costos fijos, los cargos financieros y las deudas que posee.

Para el portal en inglés Business Management Ideas, el apalancamiento total “explica la complejidad del riesgo empresarial”.

Resulta que un emprendedor renta un local, mobiliario y equipos, invierte en capital, paga nómina y lleva consigo el apremio de cubrir todos esos costos a partir de los ingresos, lo cual, se traduce en un “riesgo operativo”.

No conforme con ello, el empresario está en la obligación de devolver los capitales ajenos invertidos y pagar además intereses y otros cargos si se compromete con acreedores (este será el “riesgo financiero”). 

De manera que un grado de apalancamiento total (GAT) es una medida del riesgo total de una empresa y se calcula a través del producto entre el grado de apalancamiento operativo (GAO) y el grado de apalancamiento financiero (GAF).

Apalancamiento sinónimo

El término se refiere a hacer palanca, “mecanismos de apoyo” que permiten “resultados ampliados” invirtiendo una menor proporción de recursos.

El apalancamiento no es sinónimo de endeudamiento, aunque es un resultado que se puede lograr cuando se generan rendimientos superiores al costo de los capitales invertidos.

¿Qué es el índice de apalancamiento?

BBVA español nos presenta la definición del índice de apalancamiento y cómo se calcula.

En términos contables y de análisis de estados financieros, el índice de apalancamiento es una medida para saber qué tan endeudada está la estructura económica de una entidad, sea persona moral o física.

El índice de apalancamiento se calcula dividendo las deudas totales o pasivos entre los activos totales. Mientras más elevado resulta, más endeudada se encuentra la entidad.

Un valor razonable del índice de apalancamiento es del 50 %.

¿Qué es el ratio de apalancamiento financiero?

Un ratio de apalancamiento financiero mide la razón de cambio de la utilidad por acción ante un cambio o variación del beneficio operativo o beneficio de explotación del negocio, en términos porcentuales.

El ratio de apalancamiento financiero entre dos escenarios o períodos económicos consecutivos de una empresa se mide así:

Apalancamiento financiero = (Var. % del resultado neto) / (Var. % de la UAII).

¿Qué es el grado de apalancamiento financiero?

El grado de apalancamiento financiero se abrevia GAF o DFL por el acrónimo en inglés de “Degree of Financial Leverage”.  Es una razón que mide el cambio porcentual del ingreso neto o la utilidad por acción respecto al cambio porcentual del ingreso operacional o las ganancias antes de intereses e impuestos (UAII o EBIT).

El cálculo del grado de apalancamiento financiero obedece a las siguientes fórmulas:

GAF = (Cambio % en la EPS)/ (Cambio % en el EBIT) o también

GAF = EBIT / (EBIT-Intereses)

¿Qué es el apalancamiento financiero positivo?

Obtendremos un apalancamiento financiero positivo cuando las ganancias netas o ganancias por acción crecen en mayor proporción que el resultado de explotación de la empresa.  

Por su parte, un apalancamiento financiero desfavorable o negativo tiene lugar cuando las ganancias operativas disminuyen y hacen que el resultado neto se contraiga en mayor proporción.

Una compañía o un inversor logrará un apalancamiento financiero favorable cuando la rentabilidad sobre su inversión sea superior al costo de los intereses del capital ajeno invertido.

Por ejemplo, si pides prestado a una sociedad de crédito popular al 10 % anual, tomas los fondos y los inviertes en tu negocio, generando una rentabilidad del 12 %, tendrás una palanca financiera positiva.

Por el contrario, tendrás un apalancamiento desfavorable o negativo cuando tu negocio no gana tanto como el costo de la deuda en la que incurres.

¿Qué se entiende por apalancamiento combinado?

Apalancamiento combinado entraña al “riesgo combinado” o riesgo empresarial. Es la acción conjunta de apalancar un negocio en lo operacional y lo financiero.

Si un negocio por el giro comercial o por su naturaleza asume un riesgo operacional alto (esto es, tiene elevados costos fijos) resulta lógico que se procure manejar un bajo riesgo financiero.

Por otro lado, si el riesgo operacional es bajo, la gerencia financiera puede maniobrar con un elevado apalancamiento financiero.

El objetivo será mantener un apalancamiento combinado y, por ende, un riesgo total dentro de un límite tolerable que cubra expectativas de acreedores e inversores.

¿Qué es el leverage?

Leverage” es el término en inglés para el apalancamiento.

Algunos expertos consideran también al “Leverage” como un umbral de apalancamiento, un límite máximo de costes y cargos fijos permitido luego del cual el riesgo de insolvencia se acentúa y la carga de costos operativos y gastos de deuda es tal que ejerce una influencia desfavorable en los resultados del negocio.

¿Qué es el apalancamiento 1 100?

Apalancamiento 1:10, 1:100, y generalmente hasta 1:400, son una nomenclatura del apalancamiento Forex, CFD e inversiones similares.

Son un práctica presentada por algunos agentes en trading en CFD’s o mercado de dividas, cuando prometen colocar 100 dólares en inversión total por cada dólar que tú decidas invertir con ellos.

Es una práctica de palanca que amplía el capital invertido y devuelve un resultado sobre la inversión ampliada.

Sin embargo, como se trata de una apuesta, está sujeta a la especulación y el retorno o resultado puede ser favorable o desfavorable. Por tal, así como puedes ampliar tu ganancia, también puedes multiplicar pérdidas.   

¿Interesado en aplicar alguna táctica de apalancamiento? Comienza por organizar tus finanzas. Te presento 10 hábitos que te ayudan a mejorar tus finanzas personales.

Otros contextos en los que aplica el apalancamiento

Hemos hablado de apalancamiento siempre en términos de finanzas, aunque el concepto de apalancar puede ir más allá que el dinero o las ganancias de un negocio.

En cualquier contexto de la vida, cuando logras un punto de apoyo y con ello alcanzas resultados que superan las expectativas, estás aplicando apalancamiento.

De modo que “hacer palanca” estará presente cuando te apoyas en las plataformas de ecommerce para vender tus productos, cuando usas los canales de comercialización y logística de compañías plenamente establecidas.

También se habla de “hacer palanca” cuando subcontratas talentos o recibes el apoyo de un influencer para promoverte en las redes, etc.  

Apalancamiento marketing

Cuando te apoyas en los recursos de otros para aumentar o mejorar tu fuerza o resultados, te estás apalancando.

Se hace apalancamiento en marketing cuando te apoyas en los recursos, modelos y herramientas de sistemas probados o agencias de alto reconocimiento.

El marketing de afiliados es una forma de apalancamiento. Las empresas logran redes de contactos para promover sus productos y los que buscan referidos ganan respaldo y regalías de una casa matriz.

El sistema de franquicias también puede ser visto como una forma de apalancamiento, cuando contratas una franquicia, te estás apoyando en un modelo de negocio probado.

El “network marketing” y el “marketing cooperativo” son formas de apalancamiento mutuo. Empresas como Uber o Airbnb prestan una plataforma y a cambio se valen de las instalaciones y los recursos de otros en asociación para imponer sus modelos de negocios.

¿Qué es el apalancamiento en trading?

El BBVA nos ofrece una explicación del apalancamiento en trading.

El apalancamiento en trading es una “facilidad” u opción que ofrecen los agentes en línea o bróker para que los inversores amplifiquen su inversión y, con ello, el resultado.

Para el BBVA el “trading con apalancamiento” es entrar al mercado con una posición mucho mayor que la que realmente cuentas, aumentando la posible ganancia pero también el riesgo asociado.  

Si te apasiona el mundo de las inversiones, no te pierdas las 14 mejores opciones dónde invertir tu dinero en el 2019.

Apalancamiento contabilidad

En contabilidad y más específicamente en el contexto de análisis de estados financieros, el apalancamiento es un índice que mide el endeudamiento.

Se construye con el cociente o división entre los pasivos totales y el activo. Determina la porción de activos que está siendo financiada o cubierta con fondos de terceros.

Apalancamiento a través de la logística

Cuando utilizas los recursos logísticos de terceros especializados y con ello minimizas la inversión de tus propios recursos logrando los mismos o mejores resultados, estarás apalancando en logística.

  • Gestión en cadenas de suministros
  • Cambios en el nivel de servicio al cliente
  • Sistemas de trazabilidad  
  • Gestión de inventarios
  • Tácticas de innovación y diferenciación
  • Segmentación de mercados.

Estos bien pueden ser vistos como “puntos claves” para lograr apalancamiento.

Estos son aspectos en los que con poca inversión o poco esfuerzo se logran cambios o retribuciones de alto impacto. Así que entusiásmate a emplear el apalancamiento en el negocio que deseas emprender o en el proyecto que actualmente tienes.

Cierro el post con la misma frase con la que iniciamos: “busca un punto de apoyo y levanta el mundo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Investigación de mercados: Qué es y cómo hacer una

70 lecciones de vida muy importantes que todos deben aprender