in

10 habilidades para tener éxito en la vida

Ser exitoso en la escuela, en el trabajo o en la relación de pareja requiere de un conjunto de habilidades. Mientras más de ellas reúnas y sepas cosechar, más fácil te será lograr tus metas y objetivos.

Aquí describimos 10 habilidades para la vida que nos ayudarán a salir adelante en cualquier ámbito. Mientras más de ellas reúnas, mejores garantías tendrás de éxito, crecimiento y superación.

1. Expresarte y comunicarte de forma articulada y clara

Sea tu audiencia tu pareja o cientos de profesionales en un salón de conferencias, tendrás que comunicar tus ideas con claridad, elocuencia y persuasión.

Expresarse bien es símbolo de seguridad, determinación y capacidad de liderazgo; otros te escucharán y procurarán seguir tus pautas.

Si te expresas como un buen orador, te sentirás más cómodo contigo mismo, verás cómo tus ideas, productos y puntos de vista se venden o se comparten.

De modo que hablar bien simplemente será un paso importante para el progreso personal y profesional. ¿Te preocupan tus habilidades comunicacionales? preparamos para ti nuestra guía cómo hablar en público como un profesional.

2. Saber redactar y expresar tu pensamiento en letras de forma clara

En cualquier ámbito académico o laboral tendrás que emitir documentos o informes escritos. Tanto como hablar bien, escribir bien abre un sinfín de posibilidades.

Desde una carta de presentación, hasta el mejor de los informes corporativos; saber organizar las ideas de forma coherente y expresarlas con efectividad y persuasión es vital.

Para lograrlo, una ortografía impecable y un buen manejo gramatical son inherentes, incluso en más de un idioma.  

3. Saber administrar tu tiempo

Permítanme citar a Juan Gabriel, “…Dios perdona pero el tiempo a ninguno.”

Ser organizado e identificar “tus pocos vitales de tus muchos triviales” es algo básico si quieres procurar éxito.

Desde que estamos en la escuela elemental tenemos un sinfín de actividades o evaluaciones. Para lograr buenas calificaciones nos anticipamos, hacemos una lista, organizamos por fecha y abordamos distintas tareas.

Lo mismo aplica para el campo profesional y de negocios. ¡Planificación, organización, seguimiento!

4. Tener pensamiento crítico

En esta era moderna estamos invadidos de información no siempre certera.

Sin un pensamiento crítico nos dejaríamos llevar por la corriente de pensamiento más disparatada, ¡terminaríamos comprando todo lo que vemos y escuchamos!

El pensamiento crítico define parte importante de nuestra personalidad, qué seguimos y qué no.

La capacidad para discernir, para separar lo bueno de lo malo, para elegir, para analizar, sacar conclusiones y tomar decisiones definitivamente nos separa del rebaño.  

5. Tener un proceso probado para tomar decisiones

Decidir con rapidez nos diferencia de la competencia. Si te quedas allí pensando por horas y días otro tomará ventaja y decidirá por ti. Capta la jugada y actúa con eficacia.  

Decisión es acción, es un vehículo hacia las posibilidades. No queremos decir que te lances a cualquier propuesta que se te presente sin pensar un poco, es tratar de visualizar los pro y los contra de tus acciones brevemente y actuar en consecuencia.

¡Te equivocaste! No importa, ¿qué aprendiste?… toma nota… Te ofrecemos el ejemplo de 24 increíbles personas exitosas que fracasaron antes de encontrar el éxito.

6. El razonamiento matemático

¿Debes saber todas las fórmulas de derivación e integración matemática? ¡Tal vez no!

Aunque definitivamente aquellos que son capaces de realizar pequeños cálculos matemáticos, específicamente aritméticos o ligeras proyecciones con rapidez, toman ventaja en las negociaciones.

Matemáticas financieras, en específico nociones de interés simple o interés compuesto y ligeras bases estadísticas como los promedios, aventajan a la mayoría de los profesionales, enriquecen sus informes y apoyan análisis o toma de decisiones más contundentes y efectivas.   

7. La capacidad de investigar

Leer de forma rápida en más de un idioma, procesar una gran cantidad de información en breves momentos, junto con un uso eficiente del Internet.

Saber distinguir las buenas de las malas fuentes y pasión por descubrir y dominar un tema, son todas competencias investigativas que nos llevan muy lejos.

¿Cuántos de nuestros conocimientos los hemos adquiridos con un simple tutorial en YouTube o una guía en un blog? ¿Cuántas personas no han mejorados sus aptitudes buscando y compartiendo información? 

Saber buscar información y leer de forma productiva nos pone en contexto rápidamente ante cualquier situación súbita y nos aventaja.

8. Conocer de contabilidad y finanzas básicas

Hasta en la más simple de nuestras finanzas debemos saber llevar registros y sacar cuentas.

La contabilidad y las finanzas nos permiten identificar nuestras entradas y nuestras salidas de dinero, conocer nuestros ingresos y nuestros gastos, así como llevar el control del presupuesto familiar.

Más aún en el plano de los negocios, saber leer un balance, el detalle de las deudas o cuánta utilidad está dejando un producto o servicio en particular requiere de conocimientos contables.

9. Poder hacer nuevos amigos fácilmente

Los seres humanos no somos islas, necesitamos de los otros y otros nos necesitan. En toda relación hay reciprocidad, se da y se recibe.

En cualquier plano siempre vamos requerir de otros para satisfacer nuestras necesidades o cumplir cometidos, desde un consejo, hasta quien repare nuestro computador.

Empleadores-empleados; proveedores-clientes, padres-hijos, docentes-estudiantes. Todos representan vínculos que hay que respetar y cuidar.    

10. Saber como relajarte

El estrés puede limitar tus capacidades; tomar nuestra cotidianidad con afán y exaltación excesiva se lleva buena parte de nuestra energía.

La obstinación excesiva combinada con estrés nos aleja del trato amable, nubla nuestro poder de decisión, afecta nuestros vínculos y nos dificulta alcanzar las metas.

Saber mantener la cordura y estar en capacidad de afrontar la más dura crisis con firmeza y ecuanimidad es una de las habilidades más importantes de nuestra lista.

Debemos tomar unos minutos para relajarnos, darnos pequeños gustos en determinados momentos y festejar cualquier logro con mesura.

¿Reúnes muchas de éstas habilidades?… ¿No estás muy seguro? no te preocupes, descubre 10 formas de identificar tus talentos.

¿Qué son las habilidades para la vida y para qué sirven?

En términos generales, una habilidad es la facilidad, capacidad o talento para hacer algo.

Las habilidades para la vida son aquellas que ocupas para prácticamente todo. Desde relacionarte con otros, expresar tus ideas con claridad, escribir, persuadir, negociar e incluso mantenerte de buen humor.

En realidad nos permiten hacer frente a todo, desde una relación o amistad, hasta el control de las emociones, el estrés y el trabajo bajo presión.

Algunas de las habilidades para la vida se enseñan en la escuela, otras se adquieren con el trabajo y otras más simplemente se aprenden con la experiencia de la vida cotidiana.

¿Que son las habilidades para la vida según la psicología?

Habilidades socio-emocionales positivas”, “habilidades psicosociales” o competencias psicosociales que un individuo debe lograr dentro de las normas sociales y las expectativas de una comunidad.

Las habilidades para la vida deben constituir un modelo formativo orientado al fin fundamental del desarrollo personal, la inclusión sociocultural y la adaptación a un entorno productivo.   

Tampoco te pierdas las 20 habilidades de una persona para tener éxito en el trabajo y en los negocios.

Explicación de qué son las habilidades para la vida

Si una destreza te ayuda a enfrentar de forma efectiva cualquier situación de la vida cotidiana, puede ser considerada como una habilidad para la vida.

La UNICEF agrupó las habilidades para la vida en tres categorías:

  • Cognitivas: que involucran el desarrollo de un pensamiento abstracto, creativo, la resolución de problemas, análisis de información y toma de decisiones.
  • Interpersonales: para comunicarse asertivamente e interactuar con los demás en un ambiente de armonía y respeto.
  • Habilidades personales: para desarrollar nuestra agencia personal y la gestión de sí mismo.

¿Cuáles son las habilidades psicosociales?

Varios artículos y publicaciones coinciden en ofrecer las siguientes categorías de habilidades psicosociales, vistas como un tecnicismo para definir las habilidades para la vida:

  1. Habilidades comunicacionales: todas las que nos permiten expresar nuestras ideas con claridad de forma verbal, escrita o mediante el lenguaje corporal. Entre ellas: La lectoescritura, saber escuchar, hablar en público.
  • Habilidades interpersonales: las que usamos para el trato con los demás, también llamadas habilidades colaborativas,  tales como la empatía, el respeto, los valores, la negociación, liderazgo, buen trato, pedir ayuda, agradecimiento, sentido del humor.
  • Habilidades emocionales: las que nos permiten el control de nuestras emociones, especialmente en momentos de tensión. Control de la ira, elocuencia, asertividad, manejo de conflictos, resiliencia.
  • Habilidades cognitivas: el cúmulo de conocimientos que apoyan al individuo en la conciencia de sí mismo, la resolución de problemas, el pensamiento abstracto, la creatividad, la capacidad para tomar decisiones.  

Todas ellas habilidades de acuerdo a la Organización Mundial para la Salud pueden ser vistas como competencias genéricas y transculturales. Hablaremos de ellas más adelante.      

El papel de las habilidades para la vida

¿Qué sería de ti si desde tu infancia, en tu hogar y a lo largo de tu formación no hubieras recibido las bases para la creatividad, el autoconocimiento, el pensamiento crítico, el control emocional y las relaciones interpersonales?

Sería muy pero muy difícil adaptarte a una sociedad moderna, tus posibilidades de superación serían verdaderamente limitadas. Así de importantes son las habilidades para la vida.

La lectoescritura, el razonamiento matemático y la socialización son herramientas básicas, puentes hacia el pensamiento crítico y creativo, cuna de decenas de habilidades que dictarán qué tan exitosos somos y seremos.

El Banco Interamericano de Desarrollo en una de sus publicaciones argumenta que las habilidades técnicas se adquieren con una buena capacitación en el trabajo.

Lo más difícil es encontrar personal con empatía, adaptabilidad, sentido de compromiso, comunicación asertiva, trabajo colaborativo y determinación.

Todas conjugan un abanico de habilidades para la vida que abren la puerta al mundo laboral y las oportunidades de crecimiento.    

¿Qué son las habilidades para la vida según la OMS?

El concepto de habilidades para la vida no es nada nuevo.

La Organización Mundial de la Salud difundió en 1993 la iniciativa de habilidades para la vida, como un modelo flexible de cualidades personales que logró un importante reconocimiento y aplicación mundial; resumamos tales atributos.

Autoconocimiento

La capacidad para concientizar acerca de nuestro ser, nuestras fortalezas y debilidades, una lista de nuestros valores, gustos y aficiones.

El autoconocimiento nos lleva a mirarnos a nosotros mismos, conocer nuestros recursos y limitaciones, saber qué podemos ofrecer a nuestro entorno.

¡Descubre tus talentos! Te presentamos 4 formas para hacerlo.

Asertividad

La conducta asertiva implica dejar de lado tanto la agresividad como la inhibición y expresar ecuánimemente lo que se piensa y se necesita.

La asertividad da paso a una comunicación efectiva y el derecho a ser escuchado, expresar opiniones, sentimientos y anhelos.

Control de emociones

No implica que no tengamos derecho a sentir y expresar ira, temor o tristeza; sino el saber canalizar esas emociones, colocándolas en contexto de manera que no afecten nuestro desempeño.

El control de las emociones es quizás uno de los mayores retos que enfrentamos en el plano personal y es algo que se cultiva desde la infancia. Envuelve un profundo autoconocimiento, pertinencia y madurez.

Empatía

Empatía es una habilidad innata aunque a muchos nos falla. Es la capacidad de percibir las situaciones desde las perspectiva de los otros.

La empatía es una habilidad muy importante para la construcción de las relaciones pues ponernos en los zapatos del otro permitirá comprender mejor sus reacciones, comportamiento y emociones; actuando en consecuencia y con pertinencia.

Manejo de conflictos

Los conflictos son algo inevitable, parte del día a día aunque no nos guste. Un conflicto es una oportunidad para reflexionar, para rectificar, para entender al otro o a uno mismo

Veamos los conflictos como una oportunidad para crecer, por lo tanto abordemos la situación de forma inteligente y flexible, poniendo en práctica estrategias de negociación.

Manejo del estrés.

¿Quieres una vida sin estrés ni problemas?… busca el camposanto.

Las tensiones son inevitables en todos los planos de nuestra vida. No las podemos evitar. No obstante, sí podemos tomarlas de una manera sosegada.

Poder de toma de decisión

No podemos pasar nuestros días pensando qué hacer y dejando escapar oportunidades; decisión es acción.

Cuando elegimos entre distintas alternativas por insignificantes que sean, tomamos decisiones, al punto que ellas guían nuestra vida.

Debemos actuar decididamente de manera que buenas cosas nos sucedan, en lugar de quedarnos pasivos esperando a que las cosas lleguen por sí solas.

Evaluemos distintas opciones, valoremos pros y contras, también las consecuencias de cada acción, pero principalmente actuemos.

¿Una decisión difícil te puede paralizar? Prueba nuestros 4 trucos probados sobre cómo tomar una decisión difícil.  

Pensamiento creativo

Pasión y acción son dos grandes motores que pueden llevarte al éxito. Un uso equilibrado de la pasión y la razón te da visión completa para inventar, para emprender, para crear.

El pensamiento creativo sirve para apartarte de los esquemas tradicionales, inercias y formatos establecidos, buscando formas innovadoras de concebir proyectos, modelos de negocio, formas de hacer las cosas. 

Pensamiento crítico

Abstraerse, reflexionar, procesar información, formar tu propio concepto y conclusiones son grandes habilidades que se consiguen con un pensamiento crítico.

Una persona con pensamiento crítico no se deja llevar por lo que sea, por lo tanto; cuestiona, analiza, investiga, crea sus propios argumentos.

Para ello ocupa el uso de una variedad de habilidades cognitivas y actitudinales que adquiere durante su formación. 

Relaciones interpersonales

Aprender a interactuar de “manera normal” con quienes nos rodean a diario es un aspecto fundamental que ocupamos para cualquier cosa desde la educación inicial hasta el trabajo más sofisticado.      

Importancia de las habilidades para la vida

Difícilmente podríamos concebir a una sociedad desarrollada del siglo XXI sin una formación basada en las habilidades para la vida. Verdaderos líderes son un cúmulo de tales competencias.  

La propia UNICEF concibe la necesaria “educación para la preparación para la vida” como programa estructurado, basado en “habilidades vitales” cuyo fin esencial es el estímulo del comportamiento positivo y adaptativo que ayude a los individuos a cultivar y practicar habilidades psicosociales.  

Las habilidades para la vida simplemente preparan a las personas para enfrentar con carácter y eficiencia las demandas de un entorno formativo, organizacional o cotidiano cada vez exigente.

Características de las habilidades para la vida

Si reflexionamos acerca de todo lo expresado en este post llegaremos a la conclusión de que las habilidades para la vida guardan denominadores en común, entre ellos:

Son genéricas:

No hablamos de tecnicismos propios de un campo en particular del conocimiento. Hablamos de destrezas afines a cualquier persona que se configuran desde la edad temprana.

Tales atributos tienen aplicación práctica en todos los aspectos de la vida cotidiana. Permiten abordar oportunamente cualquier situación, incluso aquellas donde sería poco ocurrente aplicarlas.

No son excluyentes  

Determinada situación se maneja con un control de las emociones y comunicación asertiva, pero no son las únicas, ni se aplican por pares.

Cualquier combinación de habilidades puede llevar a la solución de un conflicto.

Las habilidades para la vida se complementan y crean sinergia, de allí la importancia de dominar cuantas te sean posibles.

Pueden tener un contexto cultural

Por cuanto son muy afines a las cualidades de un individuo y los valores, están incididas significativamente por los preceptos sociales, culturales y el cómo un individuo encaja en la sociedad.

No pierden vigencia

Las habilidades para la vida, como dogmas psicosociales, nos han formado como sociedad por siglos.

Desde nuestros primeros años de vida se nos infunde el trato social, la empatía, el autoconocimiento. Éstas entre otras cualidades se cultivan en la escuela y se ponen en práctica en el plano social, académico y profesional.

Con la edad se perfeccionan y se integran, la forma cómo lo hagan incidirá fuertemente en la vida y logros personales.  

¿Cuántas habilidades hay en el humano?

Si definimos habilidad como cualquier talento o atributo útil y tratáramos de crear una lista al respecto, pasaríamos días escribiendo.

Simplemente el potencial del ser humano es infinito como innumerables pueden ser sus capacidades.

Mientras más talentos y habilidades reúnas en la vida, serás mejor persona y estarás un paso adelante en el logro de tus metas.

Adelante… descubre y cosecha tus habilidades, nunca es tarde para aprender.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

106 negocios rentables desde casa con poca inversión y bajo riesgo

Las 14 mejores opciones dónde invertir tu dinero en el 2019