in

8 Consejos De Redacción Que Me Hubiese Gustado Conocer Antes De Iniciar Mi Blog

Es altamente probable que te avergüences en un futuro de lo que escribes al comenzar tu carrera como blogger. Pero no debes ser tan duro contigo mismo, todos cometemos errores al empezar en el mundo de la redacción de un blog. 

No necesitas una maestría en escritura, pero de seguro los siguientes trucos serán de gran ayuda, y te permitirán escribir de manera congruente con el público que elijas.

Los consejos que me hubiera gustado coonocer para escribir de manera clara, concisa y persuasiva:

1. Recorta lo innecesario

Mientras más concisa hagas tu escritura, mejor la entenderá el lector. Es igual que recortar la grasa de tu bistec y dejar solo la carne magra, así funciona: es más digerible y vale más. Sigue estos 4 consejos para agudizar tus textos:

Escribe frases sin vinculaciones. Ejemplo: “Entonces ahora será mucho más fácil de entender para el lector”, puedes cambiarla por: “Entonces el lector lo entenderá mejor”. Suena más enérgico.
Los verbos de enlace hacen la frase más larga y menos asimilable.

Cambiar las frases preposicionales como “la decisión de la junta era la definitiva”, por “la decisión del consejo era definitiva”, aunque parezca tonto, en una lectura web es importante acortar lo más que se pueda.

Si un sustantivo termina en “ión”, cámbialo por el verbo. Ejemplo: “Colaborarán para la creación de un gimnasio”, por, “colaborarán para crear un gimnasio”. Suena y se ve más limpio.

Reduce frases verbales como “los resultados apuntan al hecho de que el SEO funciona de esa manera”, por “los resultados sugieren que el SEO funciona así”. Hazlo sonar más suave.

Lee también nuestra guía para principiantes sobre para qué sirve un blog

2. Una oración por idea

Una oración sencilla y clara cubre una idea principal. A veces, algunos escritores quieren sonar más estilizados y se evitan transmitir la información de manera simple. Esto confunde a los lectores.

A tus visitantes no les interesa que tan diestro eres escribiendo. Solo quieren consumir información rápidamente para solucionar sus problemas. Lo que quieres hacer, siempre, es satisfacer sus necesidades.

Existe una aplicación llamada Hemingway, en sátira al escritor de ‘el viejo y el mar’, que puede deducir si una oración es corta y clara.

3.  Las oraciones no viven aisladas

Si quieres hacer que una oración sea creíble, entonces deberás darle contexto. Si usas una palabra en oraciones consecutivas, o repites la idea, entonces estás siendo redundante. Estimula al lector cortando la información que parece repetida.

Recuerda que, aunque queremos que se sienta conversacional, debes ser mucho más puntual al escribir que al hablar. Usa sinónimos si es necesario repetir una palabra.

4. Varía la longitud y la estructura de las oraciones

Échale un vistazo a este texto:

Esta oración tiene 5 palabras. Esta tiene 5 palabras también. De 5 palabras esta bien. Pero todas juntas no lucen. Mira lo que está pasando. La lectura se volvió aburrida. Como el ruido del reloj. El oído demanda cierta variedad.

Ahora mira.

Cambié la longitud de la oración, para crear música. Música. La escritura canta. Tiene un ritmo plácido, un tono, una armonía.

Uso entonces oraciones cortas.

Luego uso oraciones de tamaño medio.

Y a veces, cuando el lector está fresco, lo engancho con una oración de tamaño considerable, que queme su energía con todo el ímpetu posible, el sonido de los tambores, el choque de los platillos que dicen que escuche, que esto es importante.

         Gary Provost – Traducción adaptada.

Es normal que anheles variedad, visual y auditiva. Las oraciones se complementan entre sí, según su longitud.  También las oraciones simples y las compuestas hacen sincronía. Cuando tus oraciones tienen la misma longitud y estructura, aburren. La diversidad hace tus párrafos agradables a la vista.

5. Basta de clichés

Un cliché arruina la originalidad de tu contenido. Sé diferente. Los escritores abusan de estos recursos tanto, que ya no tienen significado. Algunos estudios aseguran que frases como ‘hambriento como un caballo’ o palabras de moda como ‘influencia’, pasan desapercibidas.

Ya este tipo de expresiones no activan la corteza prefrontal, que es la que se encarga de las emociones. Son demasiado flojas para llamar la atención.

Si quieres evitar su uso, pregúntate si ya has escuchado eso en algún lado. Si es así, exprésate de una nueva manera.

6. Apela a los sentidos del lector

Un buen escritor es capaz de hacer que sus lectores experimenten las sensaciones en sus historias. Lo logran narrando detalles concretos que ponen en juego los sentidos. Es decir, el lector recrea la escena con solo unas palabras.

¿No lo crees? bien, la Universidad de Emory realizó un estudio que medía la actividad cerebral de un lector cuando leía metáforas. Frases como ‘tenía manos ásperas’ iluminaban la corteza sensorial, en la parte responsable del tacto.

Frases como ‘tenía manos fuertes’ no activaron ninguna parte de su cerebro. ‘Áspero’ es un detalle que atrae al tacto y pone a los lectores a sentir lo que el escritor quería. Metáforas y símiles ayudan al lector a visualizar mejor la escena.

La redacción comercial es diferente de la escritura creativa. Pero no significa que no puedas usar este poder sensorial en tu blog.

Si tus visitantes pueden oír, oler, ver, o probar lo que tienes en mente, entonces quedarán enganchados en tu contenido.

Aquí hay algunos ejemplos para entender mejor el concepto:

Visual: “Inmediatamente pegas tus ojos al reloj, hasta que los segundos finalmente se escapan”

Auditivo: “Pero fue tan divertido, que mi risa atravesó todos los auriculares con cancelación de ruido de mis colegas”

Olor y sabor: “Convierte tu insípida escritura en un sonido picante”.

Lee también nuestra guía cómo aumentar tus ingresos de Adsense con Semrush y el SEO

7. Déjalo ir

No puedes apegarte mucho a lo que escribes. Todos tenemos un sensible cariño hacia nuestras creaciones. Si escribes algo que suena genial, pero no encaja con el contexto o no va con el mismo ritmo, déjalo ir.

Las oraciones o los párrafos que no ayudan al lector, que no despiertan interés o que no ofrecen información, estorban. Lo único que lograrás con ellos es confundir al visitante y peor, aburrirlo.

En lugar de darle valor a un párrafo que desde el principio no sirve, quítalo. Abandonar tus creaciones es difícil siempre, pero si no es de valor entonces déjalo que parta.

8. Tómate un descanso

Si tienes mucho tiempo trabajando en un borrador, probablemente te parecerá un buen trabajo aunque no lo sea. Antes de enviar un trabajo, es determinante que te alejes de él por un rato. Esto te ayudará a ver errores que has pasado por alto.

Tomar un descanso te ayudará a desarrollar nuevos ojos para la edición final. Además, te pone más creativo y entregarás textos mejor elaborados. Algunos escritores esperan hasta 12 horas para la ronda final de ediciones. Es la mejor manera de pulir tus escritos.

 

!Queremos leerte! ¿Qué te han parecido estos consejos?

 

Ver También:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Como Dejar De Ser Pobre: 6 Hábitos Que Debes De Tener

7 Ideas De Negocios De Comida Para Empezar Con Poco Dinero