in

4 Pasos Para Convertirte En Un Blogger Productivo

Si te sientas cada mañana frente al monitor con la mejor actitud para ser productivo y crear contenido genial para tu blog, pero a los quince minutos ya estás perdiendo el tiempo revisando tus redes sociales y mirando videos de gatos, este artículo es para ti.

Crear un blog exitoso requiere constancia y disciplina.

Pero no te preocupes, aún hay esperanza.

En este artículo encontrarás 4 pasos para convertirte en un blogger productivo:

1. Crea un ambiente de trabajo donde te sientas cómodo

La mayoría de los aspirantes a blogger tienen problemas similares: se quedan sin motivación a la mitad de la faena.

Estos emprendedores tienen toda la intención de sacar su negocio adelante, pero se sienten fatigados e incluso desanimados.

Es normal. Si tienes un trabajo de jornada completa, es completamente lógico que no tengas ánimos de seguir trabajando cuando llegas a casa.

Es probable que prefieras ver una película que sentarte a escribir o promocionar tu blog. 

Aún así, es necesario dedicarle un poco de tiempo al día a tu proyecto. El secreto está en facilitar el trabajo.

Aunque creas que estás al control de cada paso de tu vida, muchas acciones de las que realizas durante la jornada diaria son automáticas.

Dependen del ambiente que te rodea, y son una respuesta a él.

Las compañías conocen este hecho, y usan su poder para el bien y para el mal.

Si has comprado en Amazon, sabrás que la compañía guarda información acerca de lo que haces en su sitio web. Cuando regresas, la página muestra artículos relacionados a tu anterior compra: complementos, estuches, parecidos, etc. Esto te facilita hacer tu próxima compra.

Así como Amazon crea el ambiente para que comprar te sea más fácil, tú quieres crear uno que te orille a trabajar. 

Es sensato crear un ambiente donde te separas el televisor, el celular y todo aquello que puede distraerte. 

Tu lugar de trabajo debe tener lo que necesitas para trabajar: tu ordenador, una silla, un escritorio y buena iluminación. Tener un equipo de trabajo, aparte del PC de ocio es una gran idea, si cabe dentro de tus posibilidades.

En realidad, para blogguear solo necesitas un procesador de textos y acceso a la web, todo lo demás son potenciales distractores. 

Puedes usar aplicaciones para mantenerte enfocado. Prueba, por ejemplo: StayFocused, una extensión para el navegador Chrome que te permite hacer un bloqueo de las páginas web que elijas durante un tiempo determinado. Así evitas irte por los caminos verdes.

También es bueno tener la menor cantidad de pestañas y programas abiertos mientras trabajas. Eso evitará algún tintineo de notificación que pueda distraerte. Aplicaciones como FocusWriter te mantienen enfocado en escribir, son muy útiles y aumentan tu productividad.

Así que, si ahora te sientes desanimado y además improductivo, configura tu lugar de trabajo.

Intenta esto: ¿Cuánto tiempo gastaste la última vez que revisaste tus redes y viste vídeos de Youtube? Es cierto, a todos nos gusta, pero son aniquiladores de tu productividad. Ponerte limitaciones ayudará a aumentarla. Eres humano y la tentación es increíblemente fuerte.

Lee nuestra guía para principiantes sobre para qué sirve verdaderamente un blog

2. ¿Eres diurno o nocturno?

Ahora es tiempo de reconsiderar el horario en que trabajas.

Según un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania, es más fácil distraerse desde las 12:00 hasta las 16:00. E incluso, hay un sueño distractor a las 2pm.

Evan Williams es el fundador de Twitter, Blogger y Medium. Su estrategia fue concentrarse en el trabajo solo por las mañanas, y después, el resto del día libre.

Según su testimonio, se sentía raro abandonar el trabajo a mitad de día, pero a la mañana siguiente la energía y la concentración eran mejores en todos los aspectos.

Algunos son más bien del tipo nocturno. Nada más y nada menos que el presidente Obama, confesó que solía leer algunos trámites presidenciales a media noche o más tarde.

Si no sabes cuál es tu mejor hora, entonces escucha la opinión de tu entorno familiar. Ellos saben a qué sector perteneces.

También puedes contestar este test para saber en qué horario eres el blogger más productivo:

  • En qué momento del día te sientes con más energía
  • Cuándo te sientes más cansado o somnoliento
  • Cuál es tu hora natural para despertar

Aprovecha los momentos de energía para trabajar y usa los momentos más pesados para hacer tareas fáciles.

Intenta esto: Aunque algunos recomiendan trabajar en la mañana para aumentar la productividad, quizás no sea lo tuyo. Encuentra el momento en el que eres más productivo y crea un horario. Pon una hora fija donde estés en tu momento de máxima creatividad.

No debes sentirte culpable por empezar más tarde, todo lo contrario, si eliges tu mejor momento para trabajar, entonces lo estás haciendo bien.

3. Programa tu rutina por día y semanalmente y no te estreses

A casi todos les gusta tener una lista de tareas pendientes. Recibes una recompensa moral cuando logras cumplir todas las actividades propuestas y te sientes productivo y útil.

Si haces una lista, es muy probable que la cumplas. Pero, puede que te estrese más de lo debido y termines siendo menos productivo.

El mayor problema de las listas es cuando no hay prioridad en la secuencia de cumplimiento. 

Por ejemplo, echemos un vistazo a una lista de cosas que tengo que hacer:

  • Escribir entrada de blog
  • Tener reunión con perspectiva
  • Hablar con familiares y amigos
  • Verificar correo electrónico
  • Ejercicio
  • Ideas de artículos de investigación
  • Compartir otras publicaciones en las redes sociales
  • Aspirar y limpiar
  • Mirar televisión

Uf, eso es mucho terreno para cubrir en un día.

En una lista de “cosas por hacer”, nuestro objetivo es deshacernos de las tareas pendientes lo antes posible. La forma más rápida es hacer primero las tareas más fáciles, como consultar el correo electrónico, enviar mensajes por Twitter y ver televisión.

Excepto que al hacer esto nunca llegarías a las tareas importantes. Te sentirías agotado mentalmente a la mitad y se te acabaría el tiempo.

En cambio, se sugiere clasificar las tareas en orden de importancia. Una herramienta útil para hacerlo es la Matriz de Eisenhower.

El principio detrás de esta herramienta es que debemos separar tareas que son importantes de aquellas que son urgentes. Entonces, ¿cuál es la diferencia?

Las tareas urgentes son aquellas que deben tratarse de inmediato. Reaccionamos a una situación y debemos resolver un problema de inmediato.

Las tareas importantes, por otro lado, son cruciales para un objetivo a largo plazo. Pueden o no necesitar ser manejadas de inmediato, pero si queremos mejorar en un área, debemos enfocarnos en lo que es importante.

Intenta esto: Durante la última semana de cada mes, tómate un tiempo para mirar hacia adelante y planificar tu agenda para el próximo mes. Comienza con tus grandes proyectos u objetivos y programa tiempo para trabajar en esos primero.

Deja las tareas más pequeñas que no requieren mucha concentración o planificación anticipada para llenar los pequeños momentos que tienes libres. Tus prioridades son las tareas que te impulsan a avanzar.

Lee nuestra guía sobre las 10 cosas que no debes hacer cuando empiezas un blog

4. Escucha a tu reloj interno

Todos tenemos un horario interno. Hay momentos del día cuando tenemos energía, y también hay límites para la cantidad de horas que podemos laborar.

En un estudio que tomó como muestra un grupo de violinistas, los investigadores notaron que los mejores intérpretes hacían su práctica en la mañana.

Se repartían el tiempo en sesiones de máximo 90 minutos, con un descanso entre cada una.

Esta manera de rendir fue encontrada también en otros atletas y disciplinas diferentes, como ajedrez o letras.

La mejor manera de trabajar, o mejor dicho, la más productiva, es en sesiones cortas con descansos y no “de corrido”. 

La mayoría de las personas que buscan impulsar sus resultados comienzan trabajando más duro porque es la forma más visible de productividad.

Suponemos que la solución es simplemente dedicar más horas, y eso es cierto, hasta cierto punto. Sin embargo, este enfoque tiene algunos problemas.

Primero, tienes solo dos o cuatro horas de energía de alto nivel por día. Esas dos o cuatro horas por día se traducen a entre diez y vente horas por semana.

Más allá de eso, cruzas un umbral. Todavía tienes la energía para completar las tareas administrativas, pero no puedes realizar trabajos creativos de alto nivel.  

En segundo lugar, avanzar para tratar de hacer más, en realidad, puede volverte productivo negativamente. Por ejemplo, si eres escritor, es posible que escribas mucho más pero nunca contenido de calidad.

Cuando trabajas duro, tratas de recompensarte y luchas contra el cansancio tomando café, comiendo comida chatarra y despertándote tarde. El cuerpo, entonces, se pone en un estado de pelear o escapar, así que nuestra mente pierde la capacidad para razonar adecuadamente.

Si ya has estado trabajando un buen tiempo y empiezas a desconcentrarte, considera tomarte un descanso. Dar un paseo o tomar una siesta, ayudará a que estés más fresco y a ponerte más alerta en tus actividades.

Intenta esto: Divide tu conteo de palabras en sesiones. 3000 palabras son aproximadamente 3 ensayos de preparatoria o seis páginas de escritura. Puedes escribir mucho al dividir tu conteo de escritura en partes.

Puedes usar una técnica similar a la técnica de Pomodoro llamada Sprints.Viene del e-libro de Chris Fox llamado 5,000 palabras por hora: escribir más rápido, escribir más inteligente.

Para escribir más palabras por hora, debes tener sesiones o sprints centrados exclusivamente en la escritura. Durante 20 minutos, sueltas todo y escribes. Apaga tu WiFi, limpia tu escritorio y simplemente escribe. No se permite editar, solo puedes escribir.

Para cada sprint, un objetivo pudiese ser escribir 500 palabras. Entonces así, en seis sesiones o tres horas, ya habrás terminado una publicación de blog.

¡Energízate!

Para lograr las metas propuestas, debes saber cuándo tienes los niveles de energía en su mejor nivel.

Lo bueno es que ahora sabes que no tienes que esclavizarte para cumplir, sino aprovechar los mejores momentos para así rendir mejor.

Tómate, en lo posible, un tiempo alejado de tu lugar de trabajo. Trabaja por períodos establecidos. Por ejemplo, puedes ponerte un límite de trabajo por tareas y luego ver un poco de televisión o llamar a un amigo.

No se trata de cumplir a toda costa con la lista de tareas por hacer. Más bien de priorizar las que te harán cumplir tus objetivos a corto plazo. Si ya estás energizado, ves crecer tu negocio y ahora dispones de más horas libres, entonces estás en el camino de la productividad.

Bonus: Planifica, escribe y edita por separado

Demasiados bloggers cometen el error de realizar varias tareas al crear publicaciones de blog. Planifican, escriben y editan artículos simultáneamente con la idea de que están ahorrando tiempo. Pero es un mito.

Al realizar múltiples tareas, en realidad estás perdiendo más tiempo.

En un estudio reunido por la Universidad de Stanford, los estudiantes universitarios que eran ‘multitarea de alto rendimiento’ se distraían más fácilmente y tenían un desempeño peor que aquellos que no lo eran.

Para ahorrar realmente tiempo, debes planear, investigar, escribir y editar en etapas separadas. Especialmente la fase de edición.

Muchos bloggers cometen el error de editar mientras escriben. Es un gran asesino de productividad.

Disminuye la velocidad de su proceso de escritura al tratar de corregir palabras en lugar de terminar sus puntos principales.

Aquí está un proceso de escritura habitual, que puedes usar como guía:

  • Escribe un bosquejo
  • Completa el esquema.
  • Escribe un primer borrador terrible.
  • Expande el borrador con citas y estudios de casos.
  • Edita el borrador
  • Edita de nuevo.

Como puedes ver, ser un blogger productivo no es una tarea imposible. Simplemente necesitas algo de orden, disciplina, constancias, un método de trabajo y un cronograma confiable.

 

Ver También:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Mejor Estrategia De Cómo Levantarte Temprano

Tipos De Blog En Internet: ¿Cúal es el mejor para tí?