in

Cómo Iniciar Un Negocio Desde Cero – Alto A Las Excusas

Las ventajas de tener un negocio propio son muchas.

Tienes libertad para manejar tus horarios, eres el gerente de tu propia vida, decides qué tanto esfuerzo invertir en el proyecto, trabajas para ti mismo, puedes obtener niveles de ingreso mucho mayores y trabajar desde y cuando quieras, etc.

Las excusas que pueden aparecer para seguir aplazando el inicio de tu proyecto, también son muchas.

En este artículo revisaremos las más comunes y mostraremos algunas razones por las que no te deberían seguir deteniendo para iniciar de una buena vez tu emprendimiento.

Extra: Resuelve problemas y que te paguen. Descubre 15 negocios online probados que se pueden hacer en tu país este mismo fin de semana. Haz click aquí para recibir tu reporte gratis

1.- No Tengo El Dinero Para Poner Un Negocio

Este es un argumento de peso. Cualquier emprendimiento te exigirá algún tipo de inversión.

Si bien hay muchas opciones de negocio con las que no será necesario que cuentes con grandes capitales, es cierto que necesitas fondos para asegurar que puedas cumplir como mínimo con las eventualidades derivadas del funcionamiento de un negocio.

Si tienes deudas económicas que no te dejan respirar, es bastante arriesgado intentar cubrirlas a través de la inversión en una nueva línea que también te pedirá gastos.

Luego, tal vez es mejor esperar a que resuelvas esos inconvenientes para después sí lanzarte a tu propia aventura empresarial.

Así las cosas, la sugerencia sería que te concentres en un empleo que te de ingresos estables con los que cubrir las deudas, y solo una vez controlado el flujo de caja, inicies la ejecución de otro proyecto.

Lo que puedes hacer en ese tiempo que emplearás en limpiar tus finanzas es investigar y planear muy bien todo lo relacionado con tu apuesta.

Revisar los mercados, las competencias, la oferta, el tipo de servicios y productos semejantes disponibles en el mercado, los precios, las estrategias de producción, comercialización, publicidad y distribución, por ejemplo.

Por otro lado, puedes dedicarle tiempo a la producción de los contenidos, piezas fundamentales en la estrategia de mercadeo digital. Una vez inicies las campañas, contarás con muy poco tiempo libre, así que si ya tienes un buen número de contenidos producidos, el manejo del tiempo será mucho más eficiente y podrás dedicar más tiempo a la gestión de las campañas.

2.- Tener Un Negocio Es Mucho Más Trabajo Del Que Quiero

De acuerdo. Dirigir tu propio negocio te llevará mucho más tiempo que el horario de 8 horas de un trabajo en una empresa.

A veces tendrás que trabajar en las noches, los fines de semana y muy frecuentemente tiempo extra. Tu negocio estará en tu cabeza la mayor parte del tiempo.

Para iniciar un negocio, debes apasionarte por su campo de acción y por lo que puedes aportar.

No solo se trata de ti sino de los otros, de la manera en que puedes ayudar ofreciendo algo que solucione alguno de sus problemas o de compartir tu conocimiento y habilidad para que otras personas tengan momentos de felicidad.

Cuando encuentras esas razones que fortalecen tu motivación intrínseca, tienes poderosos argumentos para invertir tu tiempo y tu mente en un proyecto de emprendimiento.

Por ello debes buscar con detenimiento aquel sector empresarial que, además de darte beneficios económicos, también te de la satisfacción de dedicarte a algo en lo que eres sobresaliente y, especialmente, que te guste hacer.

De esa manera, no repararás en que es mucho trabajo o cosas semejantes porque será algo que realmente te llena de energía, motivación y beneficios. Será una inversión valiosa con resultados económicos  y de desarrollo personal.

En suma, se trataría de convertir tus hobbies y sueños en apasionantes sistemas que te permitan ayudar a otros mientras recibes ganancias por lo que te gusta hacer.

3.- No He Podido Empezar El negocio Porque Hay Alguien Que No Me Deja

Es valioso oír las recomendaciones de otras personas, más si están fundamentadas en sólidos argumentos. Lo que de ninguna manera es conveniente, es dejar que sean otras personas, por cercanas que sean, las que decidan sobre tu futuro y bienestar.

Para elegir adecuadamente el nicho de negocio, es necesario tener la mente abierta y atenta a examinar con objetividad las posibilidades comerciales y los riesgos asociados.

Pero sin riesgo no hay empresa: necesitas estudiar el estado de cosas en el sector comercial al que pretendes ingresar y lanzarte a hacer propuestas novedosas que muevan el mercado.

Por ello es necesario que juegues a encontrar el punto medio entre riesgo y beneficios. Los más conservadores te sugerirán que no lo hagas y continúes en la seguridad de un trabajo estable remunerado. Los más arriesgados te dirán que te lances al agua sin mirar dónde caerás.

Solo tú eres quien finalmente debe decidir por tu propia vida.

Por supuesto, habrá que consultar con tu familia en la medida en que tus decisiones les afecten, pero también es necesario confiar en tu olfato y en tus sueños. El emprendimiento requiere de autonomía, fuerza y decisión para hacer realidad lo que solo tú estás viendo.

Cuando se trata de decisiones de familia, es necesario que te armes de argumentos, capacidad de diálogo y escucha, pasión y seguridad para que otros compartan tus sueños.

Lee nuestra guía sobre las 7 formas de atraer clientes a tu negocio

4.- No Encuentro La Idea Apropiada Para Mi Negocio

En un mercado tan saturado de propuestas, novedades e innovaciones, con las que se cubre casi cualquier necesidad  e incluso se crean necesidades que no tiene el consumidor, no es tarea fácil la de encontrar un nicho de mercado en el que haya flujo de dinero, posibilidades comercialmente rentables, suficientes clientes y espacio para un nuevo distribuidor: eso es una realidad.

Sin embargo, por la misma magnitud del mercado y del número de consumidores, internet es un mundo alterno en el que siempre hay nuevas posibilidades y rutas que seguir o iniciar.

Existen muchas estrategias para examinar un área de trabajo y ver las posibilidades de negocios.

Los escritos de expertos sobre el tema en los que se marcan las tendencias de consumo hacia el futuro son una muy buena herramienta porque te ofrecen un cuadro argumentado hacia el futuro, es decir, hacia lo que será tu empresa en algún tiempo.

También puedes hacer encuestas, grupos focales o examinar otros estudios sobre el comportamiento de consumo en áreas específicas de tu interés.

Lo importante es que recabes la información válida y necesaria para pensar en qué área puedes abrirte un campo para ofrecer algo valioso que los compradores quieran.

Allí está buena parte del truco: justamente en no ver desde el lado de qué quieren comprar los usuarios de internet, sino también, y tal vez especialmente, desde el lado de qué puedes crear tú, con base en tus potencialidades, que esos compradores puedan recibir y consumir con agrado.

No se trata entonces solo de mirar los números, sino de revisar en qué eres bueno, qué dominas con facilidad y, en consecuencia, cuáles son las áreas de negocios en las que podrías nadar sin problema.

Luego revisa cómo se mueven las cosas en ese espacio específico: la visión del experto es una buena base para encontrar las nuevas opciones de negocio.

No te preocupes si no cuentas con un título de experto.

En la sociedad del conocimiento esto es cada vez menos importante y la demostración práctica de las competencias es lo que comienza a dominar, más que los títulos académicos. No se trata de qué o cómo has estudiado,  sino de cómo pones en práctica esa experiencia.

5.- Hay Muchas Opciones Y No Sé Por Cuál Decidirme

Una medida que siempre viene bien es la de podar.

Entre todas las opciones, filtra solo aquellas que realmente tengan potencial.

Primero hay que hacer una lluvia de ideas, pero luego debes identificar las variables criterio o aquellos aspectos que son cruciales para tomar la decisión, entre los cuales puede citarse el costo de producción, el margen de rentabilidad, la competencia y saturación del mercado.

También tu conocimiento y experiencia en el campo, los indicadores sobre el crecimiento del mercado, tu posibilidad de innovar, tu gusto por el sector, y otros aspectos que consideres clave.

En general, puede decirse que las líneas de negocio más viables en la actualidad son el desarrollo de software, la venta de productos físicos, la publicidad, la comercialización de afiliados, el entrenamiento y los cursos online.

No obstante, tu iniciativa, creatividad y competencia pueden hacer que en otro campo surjan posibilidades interesantes.

La recomendación es que hagas una tabla en Excel, por ejemplo, en la que hagas un proceso de toma de decisiones racional, paso a paso, evaluando los beneficios y contras de cada opción y dimensión, de manera que al final te queden muy pocas opciones y tomes la decisión con base en hechos y potenciales.

6.- No Estás Seguro De Que Tu Idea Sea Buena

Las ideas comerciales suelen ser producto de una o pocas cabezas.

Con frecuencia nos enamoramos de la primera idea y perdemos objetividad a la hora de evaluar su potencial. Si le preguntamos a las personas cercanas, tal vez tiendan a estimularte diciendo que lo que piensas es bueno y casi siempre te dirán eso para animarte.

Para que no pierdas serios esfuerzos trabajando en proyectos que no redundarán en los beneficios esperados, es necesario que hagas un examen objetivo de las posibilidades comerciales de tu emprendimiento.

Para empezar, necesitas usar algún tipo de formato o esquema, como una matriz DOFA, por ejemplo.

Fíjate particularmente en las ideas que te permitan tener un mercado amplio de usuarios potenciales, con productos a bajo o alto costo, dependiendo del sector en el que te muevas y del tipo de producto.

Algunos productos, como los dispositivos digitales, son de alto costo y alta demanda: esos son los ideales. Tratándose de empresas de menor alcance, las opciones de costo medio o bajo, con un alto número con compradores potenciales, son las mejores.

Por otro lado, es importante que expongas tu idea a personas con criterio para evaluarla.

Puedes acudir a incubadoras de empresas, participar en concursos abiertos para financiar emprendedores o mecanismos semejantes en los que pueden examinar la fortaleza de tu propuesta en las diversas esferas.

Desde la planeación, la organización, la gestión, la estructura de costos, la propuesta de valor, la estrategia comercial y la campaña publicitaria, entre otras. Y, adicionalmente, no en todos los casos, te pueden apoyar con fondos o contactos para hacer acuerdos con posibles financiadores.

Otra alternativa es la de hacer estudios rigurosos en los que investigues con los compradores directos la percepción y posibilidades de compra de lo que estás ofreciendo.

Las encuestas y los grupos focales suelen ser las estrategias metodológicas más empeladas para este tipo de propósitos.

7.- Hay Tantas Cosas Y Términos Que No Sabes Por Dónde Empezar

Hay millones de personas intentando hacer negocios en la red.

Por la misma razón, emprendedores como tú han encontrado el espacio para ofrecer multitud de herramientas, plataformas, asesorías y apoyos para que esos millones de personas tengan recursos para construir su negocio propio.

La consecuencia es que encontramos tantas ayudas que es fácil perderse entre todo eso.

No te dejes confundir con el montón de palabras nuevas y anglicismos con los que pretenden hacerte comprar cosas y cosas para tu proyecto. Parte del principio de que los recursos son limitados y que tus gastos se deben ajustar a los presupuestos.

Muchas de las herramientas disponibles tienen una opción gratuita y una de pago. En la mayoría de casos, para empezar y probar será suficiente con que te suscribas a las opciones gratuitas y, en la medida en que avances, verás si es pertinente ampliar la oferta y pagar por esos servicios, una vez conozcas sus utilidades.

Entre toda la maraña de ofertas, concéntrate en las estrategias para atraer la atención y el tráfico en tu página, en la construcción de listas de correos de suscriptores y posibles compradores, y en los sistemas para vender tus productos y servicios.

No necesitarás mucho más para iniciar bien tu negocio.

Cualquier cosa que se salga de esos tres frentes, examínala con mayor detenimiento y pregúntate si realmente es útil en la fase inicial de tu empresa.

Lee nuestra guía sobre las 10 mejores razones para comenzar un negocio en Internet

8.- Es Fácil Encontrar Peros En Ti O En Tu Negocio

Podemos pensar que el mercado latinoamericano no es tan fuerte como el estadounidense, que en tu país no hay una cultura de consumo para tus productos, que no tienes reconocimiento para que te visiten o te compren, que no tienes la experiencia u otra multitud de excusas.

Si te comparas con las personas que ya han obtenido éxito, puedes pensar que tenían mayor preparación, carisma, relaciones, dinero o cualquier otra cosa que a diferencia tuya les facilitó el proceso.

Lo importante será, en cualquier caso, tener una medida objetiva de tus capacidades y potencialidades del negocio.

Si planeas adecuadamente, dimensionas las posibilidades comerciales y montas una estrategia suficientemente estudiada, todas esas otras cosas que estabas mirando comienzan a ser secundarias porque tú ya tendrás armada una propuesta seria que vale la pena seguir.

Por lo tanto, más que sobredimensionar las posibles dificultades, concéntrate en partir de una visión realista y objetiva, alimentada por una buena actitud comercial para hacer todo lo necesario para que la campaña funcione de acuerdo con lo previsto.

9.- ¿Y Si Me Va Mal?

Como punto de partida debes tener claro que esa es una posibilidad real.

Los gurús de los negocios afirman que la cuestión no es si vas a fallar, sino cuándo fallarás.

Las caídas y los tropiezos son inevitables en cualquier cosa que hagamos en la vida. Los psicólogos hablan de los estilos de afrontamiento como aquellas condiciones de personalidad que nos permiten experimentar las dificultades.

Como emprendedor, tendrás que aprender a asumir riesgos y aprender de las experiencias, tanto positivas como negativas. El error es una condición humana inevitable; lo relevante es cómo aprovechas la experiencia.

Ver También:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informe de página Semrush

Semrush – El Manual Definitivo de Semrush en Español Y 14 Trucos Para Usarlo

Los 9 Mejores Maquetadores Visuales Para WordPress – [Page Builders]