in

¿Qué Se Necesita Para Crear Una Página Web?

En esta entrada de blog te indicaremos de manera clara y precisa, paso a paso, lo que necesitas hacer y lo que debes evitar al crear una página web.

Lo primero es acostumbrarte a hacer listas de lo que ocupas. Esto facilita la tarea y te da un margen de seguridad para que tengas control sobre el proceso.

Al ingresar a las plataformas disponibles para la construcción de las páginas, vas a ver cientos de opciones básicas, medias y avanzadas, con muchas plantillas, cajas de texto, opciones de configuración y montones más de decisiones que debes tomar hasta quedar abrumado con toda la información.

NO compres todo lo que te ofrezcan, investiga primero

Controla tu necesidad de tener todos los juguetes a la mano y de comprar cuanto plugin se te aparezca en la pantalla.

Si no sabes qué necesitas, mal harías en comprar cosas que no sabes con seguridad si serán útiles o no, si las vas a usar o te vas a quedar con la compra sin estrenar.

Lo que en realidad ocupas para crear un Sitio Web comparado con lo que crees que ocupas

El punto de partida de la mayoría de los errores es que tienes una idea fija en tu mente que quieres llevar a cabo para tu sitio, pero no necesariamente lo que crees que quieres es lo que realmente necesitas.

Dado que apenas estás comenzando a conocer sobre el tema de construcción de páginas, no sabes con datos objetivos y empíricos si eso que tú supones debes hacer se ajusta eficientemente a los patrones de mercado, al público objetivo, a la eficiencia del sistema y muchas otras cosas de las que dependen esas decisiones.

Así las cosas, lo mejor será que revises esta lista de chequeo para tomar las principales y prístinas decisiones respecto a tu sitio web.

1. Tener Un Nombre De Dominio

A veces es difícil conseguir que el nombre que tenías pensado para tu dominio en versión .com (porque otra persona ya lo haya comprado), caso en el que puedes optar por cambiar el nombre, hacer variaciones, o buscar palabras complementarias que te permitan tener un dominio con el nombre de la marca, aunque con algunas adiciones.

En estos casos evita usar palabras e incluso letras que sean de poco uso o que dificulten la recordación de la página: debe ser lo más sencilla posible para que se quede anclada en la memoria de los consumidores.

Los costos de un dominio suelen estar entre los 10 y los 20 dólares anuales, y algunos de los sitios más populares son Hostgator, GoDaddy.com y Namecheap.com

2. Abre Un Correo Electrónico Comercial

Soy de la creencia que cualquier negocio online serio debe tener un correo electrónico comercial es decir con el nombre de su dominio al final.

Empresas como Gmail han facilitado enormemente el uso del correo electrónico incluso para marcas comerciales.

Con G Suite de Google puedes entrar a la página de Gmail , y tus correos salen con la extensión propia de tu empresa (por ejemplo, [email protected]), de manera que el destinatario sabe claramente la filiación institucional.

Cuando recibes un correo de una marca genérica como Hotmail, Yahoo o cualquier otro dispensador de servicios de correo electrónico, está bien para un particular, pero genera serias dudas sobre la credibilidad de una empresa.

Puede dar la imagen de que no tienes el dinero para invertir en tener un correo de tu empresa o que representan un emprendimiento casero con el que no necesariamente se quiere establecer relaciones comerciales.

De esta manera, podrás enviar correos cuya extensión sea el nombre de tu empresa y no estarás midiendo cada mensaje para que no se te llena la carpeta o dejes de recibir los mensajes de tus clientes.

3. Elije Un Software Para La Creación De Tu Sitio

Este tipo de programas son los que empleas para construir un sitio web, también son llamados constructores de sitios web. 

Los más populares son WordPress, Wix, Weebly y Squarespace.

Yo uso WordPress, y he probado Wix qué es muy bueno para principiantes.

¿Porqué usar WordPress o alguno de los otros constructores de sitio Web?

Porqué te ahorras mucho dinero y tiempo, hasta los diseñadores de sitios web lo usan.

Entre los programas más populares para crear páginas web podemos mencionar los siguientes:

a)  Cómo hacer tu sitio con WordPress

Este sitio Web esta hecho con WordPress. Tal vez es la opción más popular en el mundo, especialmente para quienes basan su espacio en entradas de blogs.

Se caracteriza por ser ampliamente flexible y por tener un muy buen número de temas, plantillas y plugins para automatizar y mejorar el sitio, muchos de ellos gratuitos.

b) Cómo hacer tu Sitio Con Wix

Es uno de los programas más sencillos de usar, por cuanto la mayoría de sus funciones se basan simplemente en arrastrar y soltar.

 Junto con ello, tiene un set completo de funcionalidades para las diferentes necesidades. Si quieres construir una página básica con seguridad no habrá nada que no esté incluido en Wix.

c) Cómo Hacer tu Sitio Con Weebly

Si le tienes miedo a la tecnología o crees que un diseño web es complicado, esta es la herramienta es la más sencilla de usar.

d) Cómo hacer tu Sitio Web Con Squarespace

Si lo más importante para ti es el diseño, este programa será lo que buscas. El programa se orienta justamente al diseño, por lo que alberga muy buenas plantillas para que la apariencia de tu sitio sea absolutamente profesional.

Lo malo de este sitio es que sólo esta en inglés.

¿Qué opción es mejor para hacer tu Sitio Web?

Entre estas opciones mencionadas, WordPress es el más completo y flexible. Sin embargo, dadas todas las opciones que incluye, tiene cierto nivel de complejidad para usuarios noveles. De los cuatro programas citados es más difícil de aprender y configurar.

Si lo que quieres es algo rápido y económico, puedes optar por otra de las alternativas. Si tienes tiempo para aprender y dinero que invertir en el aprendizaje y configuración, pensando en el largo plazo, WordPress será una buena opción.

Lee nuestra guía sobre las 28 formas legítimas de ganar dinero con blogging y wordpress

4. Compra Alojamiento Para Tu Sitio Web

El host es la unidad de almacenamiento en la que reside el contenido de tu página web.

Para elegir el tipo de hosting debes considerar el número de personas que, de acuerdo con tu plan, podrán visitar la página; mientras más visitantes mayor costo tendrá para ti. Estos son los tipos de alojamiento o hosting:

  • Alojamiento compartido: se comparte el servidor con otros sitios web. Es como si estuvieras en un edificio comercial con varias empresas. Aunque cada una tiene su propio espacio, comparten la administración y los servicios comunes.
  • Alojamiento de VPS: en esta opción sigues compartiendo el servidor pero tienes más espacio y capacidad para más visitantes. Sería algo semejante a que pasarás de compartir el piso con varias empresas para mudarte a un piso completo para ti solo.
  • Alojamiento dedicado: esta ya es una medida para empresas realmente grandes. Dado el flujo de sus páginas optan por alquilar un edificio completo; en otros términos, tienen un servidor exclusivo para su página.
  • Alojamiento gratuito: todos los servicios de alojamiento suministran esta opción, aunque como bien debes suponer, son servicios básicos que se quedan cortos cuando tengas un flujo respetable en tu página.

Dado que no se sabe con anterioridad a la ejecución real del proyecto la cantidad de tráfico que recibirá –tan solo podrás hacer conjeturas-, una buena medida es la de iniciar con un hospedaje compartido.

Ya con datos concretos sobre el nivel de visitas siempre tendrás la oportunidad de cambiarte a otro tipo de servicio y hospedaje.

¿Si trabajas con Wix o Weebly Ocupas Alojamiento?

Si trabajas con Wix, Squarespace o Weebly ese no será un problema para ti porque estos programas administran todo, incluyendo el alojamiento, sin cambiar el costo de los servicios.

El Mejor Alojamiento O Hosting Para WordPress Básico

Si vas a trabajar con WordPress, un buen sitio para obtener un alojamiento básico es Hostgator o Bluehost, programa que cuenta con planes a muy buenos precios.

Con Hostgator pueedes empezar con $63 pesos mexicanos (3 dólares americanos aproximadamente).

Alojamiento de WordPress Para Sitios Grandes Y Avanzados

En cuanto a alojamiento avanzados para WordPress, puedes buscar uno cuando tengas grandes necesidades de almacenamiento, con alta velocidad y soporte. Una opción en este caso es BeyondhosTing.

Al ser un proveedor de alojamiento auto administrado, ellos se encargarán de la seguridad e instalación del software.

5. Elije El Diseño De Tu Sitio Web 

Las plantillas para sitios web son diseños prefabricados en los que se incluyen las funciones y programación básica que haría un ingeniero de sistemas, así que te ahorran tiempo, costos y trabajo suministrándote algo semejante a lo que te aportaría un profesional de diseño de páginas web.

Para que un sitio hecho por un experto funcione bien, los profesionales hacen el diseño basados en los datos de tráfico, público objetivo, intereses, pautas de consumo de los visitantes y cosas similares.

Puesto que no tienes esos datos si estás empezando, de poca utilidad será pagarle  a un profesional por hacer lo mismo que te ayudará a hacer una plantilla en poco tiempo y muy barato o incluso gratis.

Mejor que eso, puedes empezar con una plantilla prediseñada de bajo costo para probar en las primeras semana qué te funciona y qué no.

Ya con datos certeros recabados a partir de la experiencia, será momento de pensar en un diseño personalizado.

Para este propósito WordPress tiene un potente paquete de plantillas para muy variados objetivos y grupos. Adicionalmente, cuenta con plugins, también gratuitos, que te permitirán mejorar el funcionamiento y enriquecer la experiencia.

Con eso puedes montar tu página, probarla e ir haciéndole mejoras progresivamente.

Para que te des una idea de la libertad que tendrás en el diseño, Wix tiene una biblioteca de más de 500 plantillas.

Squarespace tiene plataformas con excelentes diseños, del nivel de los mejores hechos por profesionales y a las plantillas de Weebly les puedes modificar el código para introducir cambios personalizados.

6. Diseña el logo

El logotipo de tu empresa es fundamental. Si bien es algo que no tiene un gran costo, es la cara visible por la que te reconocerán.

Hacer logos es un trabajo complejo porque requiere examinar muchas dimensiones:

para quiénes va dirigido, qué se quiere transmitir, con qué elementos, qué tipo de tipografía transmite el mensaje y las emociones que buscas, qué juego de imágenes permiten leer aquello que quieres decir, cuál es el nivel adecuado de abstracción para que sea artístico sin dejar de trasmitir con contundencia la idea y cómo manejar los colores de tal manera que esté acorde con la paleta empleada en la comunicación de tu organización.

Lee nuestra guía sobre cómo obtener un logo de calidad para tu negocio

Para lograr un buen resultado, cuentas fundamentalmente con dos buenas opciones:

Contratar a un diseñador gráfico

La elaboración de un logo no debe pasar de algunos cientos de dólares por algo que siempre va a hablar de tu empresa, así que te sugiero no escatimar en esta inversión y contratar un profesional experto en comunicación organizacional.

Para conseguir los mejores precios y varias ofertas puedes entrar a páginas como freelancer, en las que los diseñadores están a la espera de la publicación de proyectos para hacerte una propuesta.

Dado que hay competencia entre muchos profesionales para quedarse con los contratos, los precios suelen ser bajos, mientras la calidad es alta.

En el proceso puedes estar en contacto con el diseñador para orientar y solicitar las correcciones necesarias.

Emplear un programa que genere logotipos

Generadores de logotipos como Squarespace y Tailor Brands, el primero gratuito y el segundo con pago, te permiten creer en pocos minutos un logo sin tener necesidad de poseer conocimientos de diseño.

Esta alternativa será válida para ti si prefieres evitar el proceso de publicar un proyecto y examinar las diferentes propuestas, adicional al trabajo que implica la revisión del logo con el diseñador hasta que quede como lo esperas.

También será una buena opción para ti si no cuentas con los recursos para pagar a un diseñador profesional por el trabajo, si no cuentas con el acceso o el conocimiento para operar los programas especializados como Photoshop y especialmente si te satisface un buen logotipo, sin las condiciones de calidad y personalización que le daría un profesional en la materia.

7. Incluye Imágenes De Alta Calidad

Un criterio determinante en la calidad del sitio web es el de la imagen.

Es clave que tu página tenga una buena colección de imágenes que, en términos comunicativos, diga exactamente lo que debe decir sobre tu empresa y sobre lo que ofreces.

Puedes usar la estrategia más sencilla de buscar algunas fotografías modelo disponibles en google e incorporarlas en tu sitio, como hacen muchos. Esta alternativa tiene dos problemas principales.

Primero, son imágenes genéricas usadas en muchos otros sitios que no transmiten la misma información que imágenes de mayor calidad y apropiación.

Necesitas fotografías en las que aparezcan tus productos y que no sean las mismas que ponen en todas las páginas sobre esos productos.

Segundo, las imágenes, como todo producto intelectual, tiene derechos de autor que deben ser respetados. Antes de tomar y poner una imagen en tu página debes verificar que no estás violando los derechos del autor.

Lo mejor que puedes hacer es acudir a un banco de imágenes para, con calma, buscar entre los miles y miles de imágenes aquellas que están hechas justo para transmitir tu mensaje.

Entre los bancos de imágenes más conocidos están Unsplash (gratis), 500px.com (gratis y de pago), gettyImages.com (gratis y de pago), Shutterstock.com (de pago) y Bigstock.com (de pago).

En todos ellos existen muchas opciones y será difícil que no encuentres algo que se pueda acomodar bien a tus intenciones.

Aún cuentas con otra buena alternativa, que es la de contratar un fotógrafo que te haga el trabajo.

Sin duda es la mejor opción en términos de obtener las imágenes específicas de tus productos, pensadas de acuerdo con la imagen de tu página. Su inconveniente no es sorpresa: generalmente los costos del servicio de un fotógrafo profesional son elevados.

Yo suelo trabajar con Shutterstock. Las imágenes con que cuentan son de muy alta calidad y tan variadas que solo verlas ya es una tarea divertida. Cuentan con diferentes tipos de planes de acuerdo con el tipo de uso que les vayas a dar, bien sea para pocas copias o para campañas publicitarias masivas, en formato digital o en grandes impresiones.

El contra de Shutterstock es que a veces tiene problemas con la renovación de los planes.

Si pagas con tarjeta de crédito, asegúrate de que quede desactivada la casilla de renovación automática de la compra porque de lo contrario, una vez se termine el plazo temporal o la cantidad de fotos que has comprado, te hará otro débito de la tarjeta.

Aunque te reembolsan el dinero en pocos días, no deja de ser una práctica molesta.

8. Edita Las Imágenes

Una de las tareas más comunes en el diseño y mantenimiento de un sitio web es el del tratamiento de las imágenes. Debes buscarlas, recortarlas, mejorar la luz, los tonos, rotarlas, cambiar el tamaño y peso y otras operaciones que te exigen tener una buena herramienta.

Si tienes conocimientos de Photoshop, es la herramienta ideal.

Si eres nuevo y no eres un profesional de la imagen, aprender a usar este programa, caracterizado por su complejidad, tal vez no sea la mejor opción porque te requerirá tiempo, esfuerzo y dinero.

Existen programas gratuitos en línea que tiene muchas menos funcionalidades que Photoshop porque están creados específicamente para tratar imágenes, lo que te ahorrará el curso de manejo. Entre las opciones más interesantes están:

  • Befunky: es probablemente el mejor editor de imágenes y gráficos. Su uso se caracteriza por ser intuitivo, de manera que no necesitarás un manual ni videos tutoriales para aprender a usarlo rápidamente. Cuenta con todas las herramientas de sus similares de uso gratuito y es muy fáciles de usar.
  • Pixlr: no es el programa más sencillo, pero con un poco de esfuerzo aprenderás a manejarlo con cierta rapidez. Es una alternativa a Photoshop; aunque no cuenta con todas las herramientas y complejidad que ha hecho de éste último la herramienta preferida entre los profesionales, sí es flexible y tiene algunas herramientas avanzadas.
  • PicMonkey: entre el ramillete de opciones, es el más fácil de usar. Por su flexibilidad y sencillez es perfecto para retocar imágenes, crear anuncios con aspecto profesional, hacer banners, afiches, pancartas, tarjetas y, en general, los diferentes tipos de material publicitario.

Otra cosa que puede ser importante para tu negocio es contar con un editor de videos.

Esta tarea también se ha simplificado y puedes encontrar en línea muchos programas que te permiten recortar, modificar y editar los videos. De manera complementaria, puedes buscar aplicaciones especializadas en ayudarte a hacer videos interactivos.

Es una utilidad reciente que te ayuda a acercarte al cliente y a darle mayores posibilidades de interactuar y usar la información.

9. Trabaja Con Google Analytics

Google Analytics es la herramienta en línea disponible para hacer el análisis sobre el tráfico que has conseguido.

Lo que te va a decir es cómo se relacionan tus clientes objetivo con tu página y con tu producto, así que será una herramienta imprescindible para tomar las decisiones sobre tus campañas de mercadeo digital.

Con los datos arrojados puedes hacer cosas maravillosas. Por ejemplo, para empezar, google conoce muy bien a sus clientes. Con base en la información en línea compendia un perfil completo de los hábitos de consumo de tus visitantes.

Ya en tu sitio, te informará qué páginas visita, qué hace en esas páginas, cuánto tiempo dura allí, qué compra, qué le interesa y en general cuáles son sus características como consumidor.

Adicionalmente, te permite identificar cuáles son las palabras clave más usadas en el mundo y por zonas geográficas para, con base en esos datos, elegir los metadatos que emplearás para que los usuarios puedan encontrarte en la red.

Google Analytics te da información sobre las páginas que no se visitan o en las que las personas no se quedan como esperarías. Con esta información puedes hacer análisis pormenorizados para encontrar las razones específicas por las que estás páginas no están dando los beneficios esperados.

Una vez estés empleando Google Analytics, tu página estará lista y en funcionamiento. El 90% de las páginas web en línea, que no son de comercio electrónico,  funcionan solamente con estos nueve puntos que te he mencionado.


Recursos para mejorar tu sitio Web:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo Ganar Dinero Viajando: 34 Formas De Tener Ingresos Mientras Viajas

15 Mejores Plugins Para WordPress Que Debes Tener Instalados