in

Comunicación No Verbal En El Trabajo: Qué es y Como Mejorarla

¿Sabías que el 93 % de la comunicación efectiva con otra persona es no verbal?

Cuando nos comunicamos usamos las palabras y el cuerpo pero, contrario a lo que creemos, la mayor oportunidad de la comunicación está en saber manejar esos elementos no verbales.

Dada la importancia de saber comunicarse sin palabras, recorreremos en estas líneas los principales aspectos de lo que es la comunicación no verbal y por qué es importante, de manera que tengas elementos de base para entender cómo comunicarte asertivamente usando tanto la comunicación verbal como la no verbal.

¿Qué es la comunicación no verbal?

Podemos decir que es todo el conjunto o sistema de signos y señales transmitidas a través del lenguaje corporal en un proceso de comunicación.

Eso quiere decir que incluso cuando te quedas en silencio y no dices nada o no respondes ante una pregunta, estás comunicando: con tu postura corporal, tu boca, tus ojos, la forma en que mueves o mantienes rígidos los brazos, etc,  estás enviando información que la o las otras personas con las que te estás comunicando interpretan consciente o inconscientemente.

A veces las miradas o los gestos nos traicionan y dicen más de lo que querríamos decir, como cuando no soportas a alguna persona y no le dices nada, pero la asesinas con los ojos.

Como no tenemos un espejo que nos muestre los gestos que hacemos, no somos conscientes de ello; incluso las personas que nos rodean conocen mejor que nosotros mismos la forma en que usamos el cuerpo para decir sin palabras lo que pensamos, queremos y sentimos.

Justamente esa es la razón por la que debemos conocer sobre la comunicación no verbal: para tener control de lo que decimos y de lo que callamos, junto con la manera en que lo hacemos.

Lee también nuestra guía sobre cómo atraer clientes: 6 formas efectivas y rápidas

¿Cuáles son los canales de la comunicación no verbal?

Veamos la lista de los principales canales o formas en que se da la comunicación no verbal.

La Postura Y El Lenguaje Corporal

Transmitimos información a partir de la posición y los movimientos de nuestras extremidades y del tronco superior.

Por ejemplo, si te sientas al fondo de una silla rígido en una entrevista de trabajo, estás diciendo algo totalmente diferente a si te sientas inclinando levemente la espalda hacia adelante con los brazos relajados o si te inclinas mucho hacia adelante y tienes los brazos rígidos sobre la mesa.

En la primera situación, sabes que esa persona se siente intimidada, mientras que en la última sería mejor estar alerta porque la persona es amenazante.

Tu Expresión Facial

Nuestro rostro está diseñado para expresar nuestras emociones, sentimientos y pensamientos.

Es increíble la cantidad de expresiones que podemos producir con las cejas, los ojos, la boca y las demás partes de la cara: más de 10.000 expresiones faciales diferentes.

Sin embargo, los investigadores coinciden en que hay seis expresiones básicas, a partir de las cuales surgen todas las demás: ira, miedo, alegría, sorpresa, tristeza y asco.

Combinadas dan lugar a 21 expresiones complejas.

Si estás pensando que no sabes bien cuáles son esas expresiones y cómo las manejas, bienvenido al grupo.

La mayoría de nosotros no tenemos control sobre nuestras expresiones faciales, lo que causa muchos conflictos con otras personas.

Contacto Visual

Mirar fijamente a los ojos es una señal con la que nuestros interlocutores pueden inferir que les están atendiendo, que comprendes lo que te dicen, que te interesa la conversación, que no estás ocultando nada y que eres confiable. También genera una relación más cercana.

Si quieres decir una mentira, una de las cosas claves que debes hacer es mantener el contacto visual (ni tenso ni desinteresado), especialmente cuando te hacen las preguntas que te pueden delatar, tales como: ¿Dónde estabas?

Gestos

Las personas tenemos diferentes grados de expresividad o gesticulación, dependiendo de la personalidad, de la cultura y de la situación, especialmente.

El movimiento de las manos acompañando el lenguaje sirve para explicar con mayor claridad lo que decimos. Ponerse las manos en la cintura, rascarnos y otros gestos son usados para añadir y reemplazar la oralidad.

Señales

Somos ricos en señales. Las usamos para mostrar nuestra aprobación o desaprobación. Algunas son tan dicientes que son utilizadas en casi todo el mundo, entre ellas varias que no es conveniente hacer salvo en situaciones de gran confianza.

Ropa Y Accesorios

La manera en que nos vestimos y nos presentamos constituye una de las más valiosas fuentes de información, incluso antes de que una persona pronuncie alguna palabra.

Son vistas como marcas de clase social y de pertenencia a grupos sociales de interés.

La forma en que nos vestimos determina en buena parte la manera en que los otros nos tratan. Muchas veces, sin darnos cuenta, nuestro aspecto puede abrirnos o cerrarnos puertas.

Organización De La Oficina

La disposición de las cosas, la distancia entre los puestos de trabajo, las señales y carteles son formas en las que las empresas nos están contando sin palabras las políticas y los principios de la cultura organizacional.

Los Elementos Paralingüísticos

Esta enredada palabra hace alusión al tono, la pronunciación, el ritmo, las inflexiones, la altura y los demás elementos de la voz que no son palabras pero que sí hacen parte del habla.

Una voz fuerte y amistosa da un mensaje opuesto a una voz suave y no continua. Incluso las pausas entre una y otra palabra están dando información valiosa a las otras personas.

El Contacto Físico

Tocar con la mano el hombro de otra persona suavemente transmite emociones de apoyo, igual que un abrazo oportuno es mucho más diciente que un discurso ante una mala noticia.

En algunas culturas las personas aprecian que otras no invadan su espacio personal acercándose a menos de un metro o 50 centímetros, mientras en otros contextos culturales el contacto físico permanente es parte de la comunicación.

¿Por qué es importante la comunicación no verbal?

La respuesta ya está clara. Hay varias razones que hacen que la comunicación no verbal sea trascendental. Entre ellas:

  • Porque como te mencionaba desde la primera línea, la mayor parte de la comunicación se da a través del cuerpo, los gestos y el espacio, más que de las palabras.
  • Porque si no controlas la manera en que “hablas” con el cuerpo y la cara, no tendrás control sobre tu comunicación.
  • Porque si la usas adecuadamente, será un soporte excepcional para apoyar tus esfuerzos en el trabajo y los negocios y, por supuesto, en las relaciones interpersonales.
  • Porque el reconocimiento de la importancia de la comunicación no verbal nos ayuda a entender a otros y que otros nos entiendan. Así, por ejemplo, si entendemos que a veces las personas hacen gestos que no controlan, sabremos que tal vez están transmitiendo información incorrecta y podremos verificar qué es lo que se quiere comunicar.
  • Porque es necesario identificar las diferencias personales y culturales en la comunicación no verbal para aprender a escuchar, entender y crear contextos comunicativos comunes con nuestros interlocutores.

¿Cuándo se presentan problemas con la comunicación no verbal?

Ya es un problema no saber cómo nos movemos y gesticulamos en una conversación. Pero si además nuestra comunicación no verbal dice algo diferente u opuesto a lo que decimos con palabras, allí sí que tendremos un conflicto.

Las personas no sabrán si creerle a lo que decimos o a lo que ven en nuestro cuerpo y cara. Eso genera pérdida de confianza, incertidumbre, falta de claridad en el mensaje y problemas interpersonales.

Sumado todo, si no están sintonizadas la comunicación verbal y no verbal generaremos dificultades en el funcionamiento de los grupos de trabajo al interior de la empresa  y por supuesto, dificultades en los negocios y acuerdos comerciales con personas externas o con otras empresas.

En síntesis

Si no conocemos la forma en que nos expresamos con el cuerpo, los gestos que usamos y lo que dice nuestro tono de voz, no podremos controlarlo.

Luego, lo primero será reconocer nuestras formas de comunicación no verbal. Mirarse a un espejo, preguntarles a nuestros conocidos y grabarnos en video pueden ser buenas estrategias para identificar estas pautas.

En segunda instancia, una vez reconocidas tus prácticas usuales en comunicación no verbal, ocúpate de controlarlas a tu favor.

Si hay algo que genere ruido o molestia en tus gestos o movimientos, comienza a hacer ejercicios contigo mismo o con otras personas para optimizar tus recursos: la comunicación es una de las herramientas fundamentales en los negocios.

En tercer lugar, una vez mejores tu comunicación no verbal,  explota tus competencias para escuchar, comprender al otro, verificar la información y construir espacios conjuntos de mutuo beneficio.

No bastará con que sepas de tu campo o seas muy hábil con el discurso. Si todas las herramientas de la comunicación no están afiladas y coordinadas, tendrás problemas en las relaciones interpersonales y en el trabajo.

 

Ver También:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los 15 Mejores Software Y Aplicaciones Para Marketing

Las 10 Mejores Estrategias De Inversión A Largo Plazo