in

Cómo Superar El Miedo A Iniciar Un Blog

Hablemos claro, comenzar tu propio blog no es una tarea sencilla. Hay muchos consejos sobre lo que “deberías” y “no deberías” hacer, y puede ser casi imposible hacerle caso a todos, especialmente cuando estás empezando.

Toda esa información puede congelarte en seco ¿cómo te aseguras de hacer todo bien? No hay una “forma correcta” de comenzar, lo importante es que comiences. Peor hay algunos comienzos mejores que otros, por eso en este artículo vamos a darte algunos tips que facilitarán bastante tu arranque.

Estas son las 4 cosas principales que pueden detenerte y algunos consejos de cómo superarlas.

1.- Acepta tu miedo a emprender con un blog, y actúa a pesar de él

Todos alguna vez han querido que su voz se escuche, pero si eres del tipo introvertido, entonces de seguro permaneces al margen de las opiniones, como un observador y nada más. Llegará el momento en que no quieras seguir viendo cómo los demás definen los hechos y las opiniones.

Tus miedos pueden absorber tu energía. Te preocupas constantemente por el “qué pasará sí”. Entonces, vienen a tu cabeza preguntas como “¿y si a nadie le gusto?” o “¿qué pasa si lo que escribo está mal y todos se burlan de mis opiniones?” y después abandonas.

Intenta esto:

Estás dejando que el peor de los panoramas, dejando que se lleve la mayor parte de tu energía, y has dejado de pensar en lo bueno que podría resultar.

No es que tengas que ser optimista y positivo a un nivel de ingenuidad ridículo, más bien motivarte con pequeñas metas y alegrarte de logros sencillos.

Estos miedos no se van a ir para siempre, cuando menos te lo esperes, otras preguntas volverán a rondar en tu cabeza y debes estar preparado.

Cada vez que publicas, llegas a un nuevo lector. Crear contenido debería ser tu mayor pasión, y aunque el miedo siempre estará allí, igual debes publicar.

2.- Toma los fracasos con tu blog como lecciones para ser mejor cada día

Investigar antes de actuar no es una mala idea, es más, es una muy buena idea. El problema empieza cuando se van los días y los meses solo en la parte teórica. No hay que tomarse los primeros pasos a la ligera, pero también se aprende con la práctica.

Tus inseguridades y el perfeccionismo pueden ser tus mayores obstáculos cuando decides empezar a bloguear. Es posible que pases años tratando de encontrar una fórmula perfecta, pero realmente los bloguers posicionados no es que tengan una. Simplemente bloguean.

Tu investigación previa puede ser una excusa para posponer, para procrastinar. Se aprende muy bien en el acto y en la medición, empieza hoy y ve arreglando tu técnica con el tiempo. Y, más importante, no hagas aburrido lo que podría ser intenso y emocionante.

Intenta esto:

Escribe tus objetivos. Tómate un tiempo para pensar qué es lo que quieres lograr y en cuánto tiempo. No es fácil medir las fechas tope de tus metas, pero a medida que vayas conociendo tus horarios, entonces se hará más sencillo.

Después de escribirlos, hazlos reales. Comprométete a ti mismo contando a familiares y amigos acerca de lo que planeas hacer, así será más difícil mentirte. Ten alguien o algo a qué rendirle cuentas de tu trabajo.

Date un tiempo para el lanzamiento de tu blog. Ponte una fecha tope mientras que preparas tus estilos, algunos post y otros parámetros importantes. Haz que suceda.

Aunque tengas un objetivo general, será bueno que lo fragmentaras. Pequeños objetivos específicos pondrán tu camino más corto y las metas más cercanas. Tu primera meta debe ser empezar, si no te pones un cronograma hoy, no lo harás mañana.

Tus objetivos específicos pueden parecer preguntas como estas:

1. ¿Sobre qué escribo? Temas para mi público
2. Qué es realmente lo que quiero hacer y a quién voy a ayudar
3. Cómo voy a desarrollar mi marca y crear conciencia de ella
4. Buscar personas para establecer relaciones significativas para mi proyecto
5. Activarme en las redes sociales
6. Hacer un compromiso público. Buscar a quién rendir cuentas.
7. Poner una fecha de lanzamiento. Única forma de ponerme en acción.
8. Configurar mi blog o sitio web.
9. Encontrar un proveedor de dominio y hosting.
10. Ponerme un horario de trabajo y cumplirlo.

Al dividir las cosas paso a paso, es mucho más fácil visualizar hacia dónde te diriges y qué debes hacer para llegar allí. A partir de este esquema básico, puedes hacer un plan que cubra los puntos principales que necesitas para hacer tus objetivos realidad.

¿Hubo algunas sorpresas inesperadas? Por supuesto. Siempre habrá. Pero como ya te habrás preparado para un camino difícil, estarás mucho mejor equipado para enfrentarlos.

3. Miedo a las críticas en las redes sociales de tu contenido y a la interacción.

Para algunos es difícil el mundo de las redes. Es comprensible, la interacción no siempre es una cuestión que se le da a todo el mundo. Algunas personas pueden ser irritantes o simplemente no entenderte.

La idea de participar en grupos de facebook, hacer un mention en twitter o enviar un correo electrónico puede ser abrumadora. Y, generalmente debes manejar varias redes a la vez. Ten en cuenta de que no es opcional, debes hacerlo.

Es una realidad, para tener un blog debes interactuar con un público, establecer conexiones emocionales y retroalimentar sus opiniones. Las redes sociales son una potente herramienta para promocionarte y posicionarte. Tus miedos no son excusa para alejarte de ellas.

Intenta esto:

Comparte contenido de otras personas en las redes sociales

Incluso si tu sitio web no está cerca del lanzamiento, comienza a compartir. Nunca puedes comenzar a re-postear cuando la fecha de lanzamiento esté cerca.

Al compartir el contenido de otros, estás apoyando a tus compañeros blogueros difundiendo sus opiniones, poniéndote al ritmo de las redes sociales y abriendo las puertas a futuras conexiones y amistades.

Una de mis herramientas favoritas para esto es Buffer. Buffer te permite programar actualizaciones con anticipación y acortar las URL. Ha jugado un papel importante en ayudar a los bloguers a mantenerse activos compartiendo de manera consistente contenido útil con sus seguidores.

Lee nuestra guía sobre cómo obtener más compartidos en redes sociales de tu contenido

Comenta en otros blogs

Sé que esto es casi como un cliché de bloguer, pero eso es porque comentar en otros blogs es una parte esencial para construir relaciones y ampliar tu alcance.

Asegúrate de que tus comentarios ofrezcan algo de valor para el autor de la publicación. No solo digas cosas como “¡Guau, gran publicación!” o peor “¡Bien, ven a ver mi blog ahora!” Este tipo de comentarios son spam, y a nadie le gusta el spam.

Demuestra que realmente te esfuerzas por leer su publicación. Habla sobre los puntos que más te han llamado la atención, tus experiencias o cualquier pregunta que puedas tener acerca del tema.

Únete a los chats de Twitter

Si no estás familiarizado con un chat de Twitter, básicamente se trata de un conversación basada en preguntas y respuestas sobre un tema específico en el que todo el mundo usa un hashtag único para mantener la conversación unida.

Conoces a mucha gente increíble a través de chats de Twitter, y además de eso, generalmente ganas al menos 5-10 nuevos seguidores con cada uno. Esto solo será útil si una de tus redes sociales escogidas para la promoción de tus contenidos es esta red de micro blogging.

4. Aprende cómo tomarle menos importancia a lo que las personas piensan de ti

A veces entenderte a ti mismo puede ser una tarea bastante ardua. Una vez que has tomado una decisión, posiblemente cambies de opinión en unos minutos. Es extenuante. Esta inseguridad puede hacer que las cosas tomen más tiempo del debido o que simplemente se acaben.

Si eres de este tipo de persona, entonces ya me imagino el trabajo que debe costarte hacer un sitio web completo ¡uff!

Siempre tienes algo que ofrecer, y debes confiar en ello. No asumas que los demás ya lo saben todo. A veces, estás tan familiarizado con un tema que piensas que las demás personas también lo están y pierdes la confianza y las ganas de compartirlo.

Tienes tu propia voz, experiencias y opiniones.

Intenta esto:

Define tu Por Qué bloggear

Este es uno de los pasos más importantes, o el más importante, para comenzar tu blog. Tener una razón es la fuerza que mueve el mundo, y la motivación que necesitas para comenzar ahora mismo. Es el núcleo de toda tu marca.

Tu por qué define tu propósito
Tu por qué forma quién eres y qué haces
Tu por qué te hace destacar entre la multitud
Tu por qué te conecta con otras personas con ideas afines y con aquellos a quienes puedes ayudar más
tu por qué te impide rendirte cuando las cosas se ponen difíciles

Como esta es una parte tan esencial de tu carrera como bloguer, ten siempre contigo una hoja que te ayude a definir las razones de tu iniciativa.

El “Por qué” deberías empezar a bloguear

1.- Ser Blogger es sencillo

Realmente es muy sencillo empezar a bloggear. Lo más rudo es configurar el sitio, por ser una cuestión más bien técnica. Pero, no hay problema, hay muchos sitios que pueden facilitar el uso y la parametrización de un blog.

Si estás preparado para escribir un mail, entonces puedes empezar con tu propio blog.

WordPress es uno de los sitios para bloggear más populares. No vas a tener que enfrentarte con código de programación ni otras cosas que no vayan contigo. Solo debes armar el blog con algunos temas, agregar complementos y escribir tu contenido.

Una vez abras tu cuenta WordPress, ya sabrás que hacer.

Lee cómo iniciar tu blog con WordPress

 

2.- A Google le encantan los blogs

Una vez tengas listo tu blog, el gigante informático se encargará de rastrear tu existencia y aparecerás en algún momento en sus páginas de resultados. Esto quiere decir que vas a recibir visitantes provenientes de las búsquedas de Google.

Si todo marcha bien, los visitantes de estas fuente pueden convertirse en socios comerciales o amigos.

3.- Ser un blogger te ayuda a crecer humanamente

Escribir para la web te ayuda a crecer humanamente. Vas a mejorar tus habilidades como escritor y aprenderás nuevas técnicas para comunicarte. De allí en adelante, empezarás a reflexionar sobre quién eres y qué te gustaría ser en un futuro.

Cuando estás buscando un trabajo, algunos empleadores quieren conocerte más a fondo y les gusta saber acerca de de tu vida y sobre lo que opinas. Entonces, bloggear puede ser un bonus para tu currículo.

4.- Ayudas a otras personas

Lo que sabes y difundes a partir de un blog a veces es realmente útil para otras personas. Una de las claves de escribir en la web es crear contenido de valor para otros.

Supongamos que has decidido escribir acerca de “cuidados para niños”. En internet, encuentras mujeres que buscan soporte, ideas o respuestas para criar a sus infantes. tus conocimientos o consejos podrían ser esenciales y muy útiles.

Puedes escribir sobre casi cualquier tipo de contenido para ayudar: artes, cuidado de tu cuerpo, artículos para el hogar, modas, ingeniería, etc. Sentirás una gran satisfacción cuando alguien te agradezca por lo que compartes.

5.- Haces dinero escribiendo acerca de lo que sabes

Debes haber escuchado o visto personas que están ganando mucho dinero solo por escribir contenido para la web. Te lo aseguro, es posible monetizar tu blog.

Lleva tiempo, pero cuando tengas visitas suficientes en tu blog, comenzarás a ganar algo de dinero sin tener que hacer un esfuerzo mayor. Después de unos meses,  la cantidad de visitantes ira en asenso así como tus arcas.

Aquí no estamos hablando de unos cuantos cientos, sino más bien de esos escritores que se ganan la vida de esta manera.

6.- Surges como autoridad

Un blog es un canal para darte a conocer y para plantarte en lo que sabes como un experto. Te llevarás una gran sorpresa cuando veas que algunas personas te miran con respeto. Cuando eres una autoridad, se abren muchas puertas profesionales.

7.- Un blog es un medio para mantenerte en contacto

Por lo general, una persona con una vida ajetreada de mucho trabajo y responsabilidades tiene poco tiempo para actualizar sus redes sociales o, mucho menos, para entrar a un chat. Un blog puede ayudarte a informar a tus seres queridos o seguidores de tu vida.

Publica acerca de tus actividades diarias, de tus condecoraciones o de tu vida profesional, para que otros puedan estar al tanto. Con un blog no tienes que desconectarte.

8.- Puedes cambiar el mundo

Si tienes un Blog, puedes alzar tu voz. Todo lo que piensas, lo que te disgusta, ahora podrás propagarlo y hacérselo saber a los internautas. Un solo mensaje puede cambiar un aspecto del mundo.

Siempre puedes ver artículos, vídeos o mensajes a través de redes sociales, que se propagan rápidamente y siempre van por allí dejando su influencia en el internauta.

9.- Ayuda a aumentar las ventas

Si tu empresa aún no tiene un blog, entonces te estás perdiendo de una gran oportunidad. Tus contenidos creados son de gran ayuda para hacer branding, es decir, crear conciencia de marca. Google adora el contenido, así que pondrá el nombre de tu negocio siempre arriba.

10.- Bloguear será tu pasatiempo

Si lo tuyo es escribir, entonces un Blog será como un parque de diversiones, o como cualquier deporte. Ya tienes otras nueve razones para bloggear, y si te apasiona, entonces no hay tiempo que perder.

 

¿Ya comenzaste con tu blog? ¿cómo ha sido tu experiencia? Compártela con nosotros, nos interesa mucho escucharte.

Lee cómo iniciar tu blog con WordPress

 

Ver También:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 Consejos De WordPress Para Bloggers Principiantes

¿Cuánto Ganan Los Bloggers Realmente?