in

5 Razones Para Cambiar De Trabajo O Buscar Un Ingreso Adicional

Hay algunas razones muy evidentes para cambiar de trabajo. Son las que nos llevan de un trabajo malo a uno aceptable.

También hay razones que son producto de la reflexión y de un plan estratégico, y esas son las que nos llevan de un trabajo aceptable al trabajo de nuestros sueños.

En est segunda categoría, podemos encontrar las siguientes razones de peso para que consideres un cambio laboral importante:

Lee nuestra guía sobre las 14 formas inteligentes de ganar dinero desde casa

1.- Hacer Lo Que Te Gusta

Para empezar, con frecuencia los trabajos formales, principales o de tiempo completo nos dan algunos problemas.

Si tienes la suerte de trabajar en lo que te gusta (o, mejor, si has trabajado lo suficientemente duro y enfocado para ir en esa ruta) tienes menos problemas que quienes trabajan el algo que no es lo que quisieran pero que les da ingresos permanentes y seguros para subsistir.

En el primer caso estás más cerca de ser feliz trabajando; en el segundo caso, esperemos que sea un estado intermedio que dé paso a trabajar en lo que quieres.

En cualquiera de los dos casos, aún en un trabajo en el área que nos gusta, solemos tener encuentros con los jefes, cargas de trabajo altas que dificultan el disfrutar al máximo las labores u otras condiciones que limitan la felicidad.

Esto es algo que a todos nos aqueja. Pero hay soluciones.

Para empezar, necesitas crear un espacio diario para hacer eso que te divierte. Escribir un blog es la salida para algunos. Otros se oxigenan haciendo arte, planeando alguna empresa o en alguna de las miles de posibilidades de hacer algo que reporte beneficios económicos en el tiempo libre.

Es importante que le des un espacio, para empezar pequeño, todos los días, de manera que comience a hacer parte de tu vida diaria, que tenga existencia real más allá de los sueños que todos tenemos y que pocas veces convertimos en hechos.

Luego de que lo hagas de manera rutinaria por algunos minutos cada día, comienza a dejar que esa actividad vaya tomando forma y se amplíe el tiempo de dedicación.

Que ese impulso siga su marcha y se convierta en un movimiento permanente que exige más de ti, y que tú, con gusto, le ofreces.

Cuando el impulso tome ritmo y su andar vaya tomando mayor velocidad, comenzará a competir con tus actividades diarias, peleando por más espacio.

Si eres de las personas que trabajan por necesidad en lo que no les gusta, será el momento de que elijas si dejas esta nueva actividad que te gusta como una actividad de segundo plano o si te decides a cambiar tu vida y darle cada vez más posibilidades para que se convierta en una fuente de ingresos.

2.- Viajar

Viajar es una condición necesaria para ampliar los horizontes.

Cuando conoces otras culturas, lugares y personas, ves las maravillas que hay en el mundo y las grandes diferencias entre unos y otros, te cambia la vida.

Este tipo de experiencias te permiten ver el  mundo ya no desde una sola perspectiva, sino desde varias. Además te permite generar más ideas de negocios.

Lo malo es que si tienes un trabajo de tiempo completo del que dependes económicamente, probablemente no ganes lo suficiente para hacer el viaje que sueñas.

Pero ese no es el mayor inconveniente. Lo más complicado es que no eres libre de decidir sobre tu tiempo y tus viajes se limitarán a los tiempos de vacaciones, menos los días de vacaciones que tengas que emplear en resolver los problemas personales y familiares a los que el trabajo no da lugar.

Si tienes una entrada adicional y la manejas de manera adecuada, puedes ahorrar o invertir el dinero y el tiempo de manera que se conviertan en una cantera para logar los sueños.

3.- Diversión

La nuestra es una sociedad un poco triste. Cuando la mayoría de las personas tienen que dedicar su vida a hacer algo que no les gusta para sobrevivir, estamos en un contexto que no aporta las herramientas para ser felices.

Cuando manejas tu tiempo y los deberes, a menos que quieras encadenarte tú mismo, eres libre de jugar con la vida y de divertirte con lo que haces, con la manera en que lo haces y con quién lo haces.

Lee nuestra guía sobre dejar tu trabajo a pesar del miedo

4.- Tiempo De Familia

En un trabajo de oficina o de tiempo completo la vida queda fragmentada entre el espacio laboral y la familia. Los niños van al jardín o a la escuela y son educados por otras personas que no son sus padres y que no tienen el control sobre su formación personal y académica.

En cambio, si manejas tu tiempo y tu espacio de trabajo puedes realmente compartir la vida con tu familia y disfrutar de cada momento: ya no te harás a un lado para ser simplemente el dispensador de dinero sino que realmente serás parte activa de cada cosa que pasa en tu hogar.

5.- Realización Personal

Si las anteriores razones no fueron de suficiente peso, esta debería serlo.

Si la vida no tiene un sentido auténtico para ti, si no te permite acceder a tus sueños o ir en su búsqueda (porque lo que más se disfruta no es llegar sino el proceso, que es lo realmente importante), cámbiala.

No permitas que el camino que estás andando te lleve como zombi oscuro ajeno a tu ser.

Decide por tu vida y por tu felicidad, decide hacer lo que te gusta y lo que siempre has querido, aquello que te permita sentir que haces algo productivo para tu vida y para la sociedad. Es eso lo que realmente le da valor, sentido y profundidad a la existencia.

Sea escribir blogs, montar tu empresa, hacer artesanías, ser profesional, dedicarte a una finca o cualquiera otra actividad gratificante, estás a tiempo de perseguir tu ideal de vida.

Si sigues procrastinando la vida pasará pronto y se esfumará sin que te sientas bien en ella. La única manera de hacerlo es decidirse de una buena vez y tomar el  control. Ya.

Ver También:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las 7 Mejores Herramientas De SEO Para El 2018

15 Ideas De Infoproductos Para Aumentar Tus Ingresos