in

Cómo ganar dinero vendiendo infoproductos en internet

El 40% de los usuarios de Internet han comprado por lo menos una vez productos a través de transacciones electrónicas.

El monto total de ventas por Internet fue de $ 1.7 billones de dólares en el 2015 y de $ 2.35 billones en el 2016. Es una tendencia que ha mostrado crecimiento sostenido desde hace un buen número de años y que no muestra ningún síntoma de desaceleración.

Si te fijas en lo que ha venido pasando en los últimos años, te darás cuenta de que los grandes almacenes minoristas y supermercados han dedicado serios esfuerzos a fortalecer su oferta por Internet, con grandes descuentos u opciones para los consumidores. Si lo hacen los grandes pulpos que no arriesgan, es un indicador que no puedes ignorar.

La situación para los pequeños empresarios no es menos prometedora. Hasta hace poco tiempo el negocio establecido con uno o varios puntos físicos diseminados en sectores estratégicos para servir a un mayor número de personas era lo que imperaba.

Ahora, con las opciones para seleccionar lo que quieres comprar con la ventaja de que no necesitas salir de tu casa para que te lleven el producto hasta tu puerta, el contexto del mercado ha virado de manera radical.

Así, los costos operativos se reducen para el pequeño propietario, junto con los costos por apertura de un negocio, mantenimiento y funcionamiento, lo que a la larga debe redundar en los costos para el usuario.

La mejor noticia es que en este entorno de mercado no necesitas tener grandes fondos para poder entrar a la puja por los clientes.

Puedes vender aquello que sea relevante en este contexto digital, atendiendo a las nuevas formas de intercambio económico y de generación de valor en las que la información es un elemento sumamente valioso. Veamos de qué te estoy hablando.

¿Qué Son Los Productos De Información Digital?

Puedes vender información.

Un producto de información es el que presta el servicio de ofrecer datos relevantes para que los consumidores tomen decisiones de consumo, para lo que se emplean diferentes formatos tales como archivos pdf, blogs, ebooks, archivos de audio, videos y webinars, entre otros.

Hay una diferencia notable entre lo que se entiende por información y lo que es el conocimiento.

La información son los datos escuetos. En la sociedad de la información el acceso a estas fuentes es cada vez más democrático, por lo que si necesitas información sobre cualquier tema basta con hacer algunas búsquedas en los motores para obtener cientos o miles de fuentes.

Luego, la información en sí misma no es lo valioso. Lo importante, y lo que le da valor a esa información, es la manera en que unes cabos para hacer interpretaciones, relaciones, comparaciones y análisis, para dar sentido a esa información y crear, entonces, conocimiento: eso es lo realmente valioso.

Hablando de los usuarios o consumidores, no solo quieren saber las medidas de un objeto, las características del nuevo teléfono celular de moda o los nombres de los restaurantes de la ciudad. Quieren mucho más que eso.

Quieren que, con base en tu conocimiento (allí está tu valor) les ayudes a tomar decisiones.

Las recomendaciones o sugerencias que les hagas estarán entonces basadas en la información que has acumulado como conocedor de un área, pero especialmente se fundamentarán en tu criterio, capacidad de análisis y deducción.

Al elaborar estos productos de información no tendrás que contratar a alguien que atienda el negocio durante el día y que cierre cuando se hace la noche.

Dado que son productos sin soporte físico, puedes comercializarlos sin límites geográficos u horarios y sin los costos asociados a los procesos de distribución física de productos y servicios, con frecuencia altos, especialmente si debes transportarlos grandes distancias.

La plataforma estará trabajando por ti todo el tiempo para hacer las ventas, más aún cuando has programado servicios automatizados empleando algunas de las muchas plataformas que te ayudan a hacerlo, en servicios básicos gratuitos o con servicios más robustos, de pago.

Lee sobre las 15 ideas de infoproductos para aumentar tus ingresos

¿Por Qué Vender Productos De Información En Línea?

La respuesta más obvia es que estos productos son fáciles y económicos de hacer. No necesitarás comprar y transformar la materia prima, ni empleados que la procesen. Solo necesitarás un computador con internet, capacidad intelectual y tiempo para producir la información.

Si te hubiera dicho esto hace una década, me habrías dicho que era una locura porque necesitabas dinero, infraestructura y un alto nivel de riesgo para abrir un negocio. Nadie sin dinero podía abrir su propio negocio.

Pero la situación ha cambiado bastante en pocos años: ahora puedes ser un negociante sin tener que invertir dinero y, mejor aún, con un bajo nivel de riesgo porque ni siquiera tienes que renunciar a un empleo formal.

Puedes emprender tu negocio de venta de información en tu tiempo libre mientras continúas trabajando en una empresa para pagar los gastos mensuales.

Adicionalmente, lo que produces no te ocupa espacio, por lo que no necesitarás bodegas, sistemas de almacenamiento, personas encargadas ni nada parecido. Tu poder estará almacenado en la memoria de un computador y en respaldos. Eso será todo lo que necesitas en cuanto a recursos.

Junto con ello, los productos de información son un bien valioso en estos tiempos. Todos los que circulan por la red están buscando justo eso: información; de diferentes formas, características y usos, pero todos buscamos información.

¿Cómo Encontrar Un Mercado Rentable Para Los Productos De Información?

El primer punto para encontrar un nicho de mercado en esta mar de información y consumidores de información es, sin lugar a dudas, una buena investigación.

Necesitas rastrear cuáles son aquellos tópicos informativos que en mayor medida atraen clientes y son rentables.

Las dos cosas no necesariamente van juntas, por lo que debes examinar en su conjunto las variables para identificar los potenciales de, por ejemplo, nichos que si bien no atraen a la mayor cantidad de personas, si son bien remunerados.

No solo se trata de estas dos variables. Los  jefes del mercadeo que piensan sólo con la billetera te recomendarán que te vayas por el más rentable a tu alcance.

Pero un negocio no se trata solo de dinero, desde mi perspectiva, sino de pasión y felicidad también, por romántico que suene, que no lo soy en lo más mínimo. Te voy a explicar las razones racionales por las que lo digo.

En términos motivacionales, es más probable que alcances una meta si responde a tus expectativas de vida y satisface necesidades vitales.

Si eres feliz con lo que haces tendrás más energía, mayor tolerancia a la frustración, serás más creativo, estarás dispuesto a hacer más cosas a largo plazo y tendrás mayor bienestar físico. Todo eso puedes convertirlo en dinero.

Cómo ves, hay razones de peso para elegir aquello que sabes hacer, que disfrutas y que además es rentable.

Luego de identificar ese nicho, también debes conocer las formatos y características usuales en las que se presenta la información en ese sector, tanto para saber lo que funciona como para pensar en nuevas alternativas creativas que marquen la diferencia respecto a la oferta ya establecida.

Debes examinar los diferentes sitios que congregan el tráfico, sin olvidar, foros, redes sociales, grupos de interés, blogs, páginas especializadas y páginas de ventas en línea. Una buena fuente para examinar la generalidad de los productos de información es clickbank.com.

Seguramente después de hacer la investigación en todas estas fuentes tendrás una buena cantidad de alternativas de negocio en mente.

Haz un ejercicio de toma de decisiones fundamentado en hechos y en el análisis de las diferentes variables. La toma racional de decisiones será la mejor compañía en esos momentos.

¿Cómo Crear Productos De Información Digital?

Ya estamos sintonizados: debes jugar con la información para ofrecer a tus clientes consejos sobre cosa que no saben o sobre cosas que saben pero que necesitan escuchar de alguien con autoridad para creerlo.

Es importante que examines la estructura de estos tipos de productos y la forma en que se producen. La manera en que uses tus habilidades narrativas y las relaciones con imágenes ilustrativas determinará tus posibilidades de éxito.

Pocas personas querrán oír a un catedrático aburrido que habla para sí mismo en un lenguaje destinado a algunos expertos que han leído lo mismo que él. Y si ya lo han leído ¿por qué les interesaría oír a alguien que les va  a hablar de lo que ya saben?

Lo que quieren leer, ver y oír es a alguien que sepa ordenar un discurso creíble, convincente, sencillo, aterrizado y relacionado con la vida cotidiana de las personas que están consumiendo los productos informáticos: quieren que les hables de ellos mismos como lo haría un buen amigo al que le creeríamos lo que dice porque busca tu bienestar y porque es sensato.

Si quieres hacer algo que tenga fondo y se vea bien, estudia antes de lanzarte o busca un equipo de trabajo que te acompañe.

La producción de contenidos no necesariamente la debes hacer tú. Puedes contratar escritores expertos que se encarguen de esa labor, mientras tú te dedicas a la gestión de la campaña.

Lo mismo ocurre con el diseñó, la diagramación y la ilustración. En páginas de freelancers puedes conseguir profesionales que hacen un muy buen trabajo a bajo costo.

Luego, lo realmente importante es tener algo decente que decir y saber quién quiere oírlo.

¿Cómo Comercializar Los Productos De Información?

Aunque lo que se vende ha cambiado, los consumidores son los mismos humanos que obedecen a las mismas leyes de consumo, para quienes las estrategias básicas de comercialización siguen siendo semejantes.

El mercadeo directo, otrora hecho mediante publicaciones que se distribuían puerta a puerta, ahora se hace a través del envío de información publicitaria por internet, y sigue siendo tan rentable que la publicidad más efectiva es la directa: la que se envía a los correos electrónicos.

Entre otras cosas porque consultamos el correo electrónico todos los días y porque a través de una buena planeación y selección del nicho del mercado puedes identificar las características de tus consumidores y enviarles información personalizada.

Esta forma de mercadeo tiene otra enorme ventaja: puedes hacerla incluso sin gastar un solo peso. Mailchimp, para citar solo un ejemplo, presta servicios de envío masivo de correos en planes que van desde cero pesos.

Este tipo de plataformas te ayudan a crear listas de suscriptores y a segmentarlas de acuerdo con sus patrones de personalidad, idiosincrasia y consumo. Son tan efectivos que incluso Facebook toma la información accesible en las redes sociales para crear perfiles completos de esos posibles consumidores.

Una buena estrategia es convencer y suministrar información útil gratuita antes de ofrecer una venta.

Será importante que seas y parezcas una persona honesta que tiene algo para aportarle a ese otro al que te diriges. Si bien puedes engañar a los clientes, esa no será una relación de largo plazo, y si no tienes relaciones a largo plazo con tus lectores, no tendrás clientes.

Otra cosa que debes considerar es que solo una minúscula parte de las personas a las que les envías información te responderán: son habilidades indispensables en un vendedor la resistencia a la frustración y la persistencia.

Una vez logres interesarlos, asegúrate de ofrecerles lo que buscan, y luego podrás ofrecerles productos relacionados, por lo que debes trabajar en la confección de un portafolio lo suficientemente amplio para satisfacer diferentes necesidades y en diferentes momentos.

Uno o pocos productos generalmente no serán suficientes, a menos que sean lo suficientemente significativos como para que vivas con una compra por seguidor.

Con base en lo que te he mencionado,  es tiempo de que produzcas tu propia información.

Ver También:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 mejores trabajos desde tu casa – buenas ideas para trabajar en casa

Las 10 mejores razones para iniciar un negocio en internet