in

Mercadotecnia Para Médicos: 7 Secretos Para Crecer Tu Consultorio

Aquí te explico 7 secretos para encontrar, atraer y retener pacientes en tu consultorio, algo que cada vez es más difícil de hacer.

 

1.- La salud y la satisfacción de tus pacientes es lo más importante para tener más pacientes

 

La base de un consultorio médico son los pacientes y sin ellos no habría consultorio ni negocio.

Ser médico en un consultorio particular implica, además de las competencias profesionales en el sector de la salud, implementar estrategias de mercadeo. Dado que es una actividad comercial remunerada y dispuesta a la competencia, es necesario tener en cuenta quién es tu paciente.

Por supuesto, ese conocimiento de tus clientes, sus necesidades y deseos implica que los servicios que le ofreces deben tener un componente humano y un componente comercial. Son dos dimensiones que bien enfocadas, con honestidad, no deberían reñir.

Debes abandonar la postura de que solo el médico es el que sabe. Los pacientes actuales deben ser vistos como personas con opiniones y criterios propios, como consumidores informados que deben hacer parte de las decisiones sobre el tratamiento.

La relación interpersonal cordial, genuinamente interesada y de escucha, hace que la visita al médico sea una experiencia integral que debe ser satisfactoria para los pacientes.

2.- Usa las Redes Sociales, Facebook, Instagram y un blog para dar a conocer tu Consultorio y práctica médica

Si es mucho trabajo tener Facebook, Instagram + un Blog, pero si no lo haces tu la competencia lo va a hacer y te quedarás sin pacientes.

Tener un consultorio o clínica implica estar sujeto a prácticas y políticas comerciales. La dinámica del mercadeo digital ha cambiado todos los escenarios de comercio y no se escapan los consultorios médicos.

Frente al cambio de las condiciones, lo más astuto es reaprender e incorporar las nuevas herramientas que nos brinda internet.

El movimiento y los clientes están en la red, por lo que para garantizar la supervivencia de tu oferta de servicios médicos, es necesario implementar nuevas estrategias. Lo que no se mueve se lo lleva la corriente.

3.- Si ayudas a las personas, ayudas a tu negocio

Este debería ser un principio de vida. La razón de ser de una profesión, además de las justificaciones personales, es la de prestar un servicio social.

En el caso de los profesionales de la salud, y de los médicos en particular, cuando ayudas a un paciente a solucionar sus problemas también le estás ayudando a tu negocio a ganar reputación, reconocimiento público y nuevos clientes.

Concéntrate en ofrecerle a las personas lo que necesitan, y para saber qué necesitan los pacientes requerirás escucharlos y recabar información, mejor aún con encuestas e instrumentos formales.

Más que ofrecer paquetes de cirugías o cosas que la gente no planea necesitar, puedes enfocarte en la oferta de productos y servicios que generen bienestar.

Lee también nuestra guía definitiva para principiantes sobre el email marketing

4.- El marketing hecho de forma correcta es una inversión porque te ayuda a crecer tu consultorio y atender más pacientes

 

Desde una visión tradicional de la medicina, dedicar dinero a la planeación y gestión de una campaña de mercadeo puede verse como un gasto, porque generalmente los servicios médicos no hacen publicidad y porque los pacientes llegan sin necesidad de ésta.

Eso es en parte cierto. Pero más cierto, y se puede comprobar con cifras, es que el dinero que se invierte en campañas de mercadeo digital bien orientadas genera mayor número de clientes, más recursos y, por lo tanto, potencializa los beneficios económicos derivados de tu actividad profesional.

Si piensas a largo plazo, el reconocimiento público favorecerá la continuidad y proyección de tu consultorio o clínica.

5.- Convierte las ideas en acciones

El ejercicio médico es demandante y en ocasiones no te deja tiempo para nada más que cumplir con las obligaciones contraídas.

Sin embargo, y nuevamente pensando en el largo plazo, si sueñas con ampliar tu consulta y convertirla en una clínica con varios especialistas atendiendo a la población, o quieres ofrecer servicios alternativos para mejorar la calidad de vida de tus pacientes, es necesario que comiences a trabajar en ello.

El principio será establecer un detallado plan de acción, con fechas, objetivos, tácticas y estrategias bien definidas.  Aunque necesitarás dinero, primero debes hacer un plan para saber cuánto requieres.

Mientras elaboras tu plan puedes ahorrar para cubrir por lo menos parte de la inversión inicial. Pero lo más importante por ahora será salir del letargo y convertir las ideas en acciones encaminadas hacia el cumplimiento de tus anhelos.

6.- El marketing digital es una labor de equipo

Zapatero a tus zapatos, diría mi madre. Como médico sabes hacer bien tu trabajo, incluyendo el manejo de una clínica, seguramente. Incluso puedes planear y poner en práctica estrategias básicas de mercadeo digital, apoyado en procesos de autocapacitación.

No obstante, si haces bien las cosas, llegará el momento en el que la ejecución de las campañas requerirá el uso de aplicaciones específicas, análisis de datos de flujo y consumo en los sitios web, implementación de estrategias y modificación y ajuste de las mismas, entre otras.

Estas tareas exigen un conocimiento profundo que es mejor dejarle a los profesionales, a menos que quieras convertirte en un experto en mercadeo. De hecho, la combinación entre medicina y mercadeo puede abrirte muchas puertas.

Pero si no piensas cambiar de profesión o estudiar otra, administrar una campaña de mercadeo es una labor exigente que te quitará mucho tiempo y esfuerzo, especialmente si no es tu fuerte o no te agrada.

Tu tiempo será mejor remunerado si trabajas en la atención de pacientes y dejas que los profesionales del mercadeo se encarguen de las campañas desde tu sitio web.

7.- Siempre puedes mejorar

La competencia entre ofertas de servicios médicos debe hacerse con altura y honestidad: en medio de la lucha por tener más clientes está la vida de los pacientes y la conducta ética que debe regir a todos los profesionales.

Eso debe llevarte a mejorar tu propio servicio y a competir contigo mismo, a mejorar en la atención clínica, en los servicios ofrecidos, en los resultados arrojados, en el crecimiento profesional y en la satisfacción personal que genera el saber que estás cumpliendo con una misión social.

Si esta necesidad de mejorar constantemente se siente en tu servicio médico, la gente lo percibirá, por lo que serás la primera opción en la que piensen cuando requieran de un médico.

 

Ver También:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo Hablar En Público Como Un Profesional: 11 Trucos Para Verte Más Profesional

Cómo Encontrar Ideas De Nichos Rentables Para Hacer Un Blog Exitoso