in

Cómo ahorrar dinero para comprar una casa en México

La mayoría de las personas soñamos con una casa propia. Es quizás uno de los logros financieros más importantes en el plano personal.

Comprar una casa en México o en cualquier parte del mundo no es cosa fácil si no dispones del capital inmediato. Por lo tanto, hay que aprender a ahorrar en serio.

Ahorrar para una casa no es algo que se pueda lograr sin ningún tipo de planificación. La inversión más importante de nuestras vidas requiere de todo un plan, disciplina y constancia.

Te presentamos en este post un repertorio completo de consideraciones sobre cómo ahorrar para una casa y reunir lo necesario para la cuota inicial.

Haz una estrategia para ahorrar para un pago inicial

¿Por qué pensar en el pago inicial a la hora de comprar una casa? Hay muchas razones.

Una cuota inicial es una meta más asequible que pensar en reunir un millón y medio de pesos, por ejemplo, para un apartamento modesto.

Un pago inicial puede estar entre un 10% y hasta un 30% del valor de una propiedad.

Reuniéndolo, crearás una imagen de confiabilidad para un banco o arrendadora financiera y demostrarás que eres alguien organizado en sus finanzas personales y con capacidad de pago dada tu capacidad de ahorro.


El MILAGRO DE MICROSFOT: ¿Cómo Satya Nadella salvó a Microsoft y la convirtió en la compañía más valiosa del mundo?

Suscríbete a nuestro canal de youtube para consejos y casos de estudios de negocios, PULSA AQUÍ: http://bit.ly/2lMpTYx

Mira nuestro video de caso de estudio, sobre como Microsoft paso de una década estancada a ser la compañía más valiosa del mundo, superando a Apple y Amazon:



Realmente son pocos quienes ahorran para comprar una casa en México sin ningún apoyo. En otras palabras, cien por ciento con recursos propios, pues tendrías que ahorrar durante una buena cantidad de años.

La gran mayoría  busca ayuda a través de préstamos, leasing o arrendamientos financieros ya sea con recursos del Estado o apoyo de los bancos privados.  

Los prestamistas o acreedores no son precisamente nuestros amigos, no te darán un millón y medio de pesos a cambio de nada. La cuota inicial, generalmente de entre un 20% a 25% del valor de la casa, actúa como una garantía de inversión.

Si crees que ahorrar el 20% de al menos un millón doscientos mil pesos para una casa ($240.000 MX) es «imposible», te recomendamos leer nuestra guía cómo dejar de ser pobre.

¿Cómo empezar a ahorrar para una casa?

Cómo ahorrar para una casa o como empezar es algo que nos puede abrumar en cualquier momento de nuestras vidas, pues no todo el tiempo queramos seguir compartiendo un espacio limitado con otros o pagando eternamente un alquiler.

Por ejemplo si tu meta es un departamento de un millón y medio de pesos, debes saber que debes fijar una meta inicial de al menos el diez por ciento de ese valor, es decir, $150.000 MX.

Ahora bien, la pregunta es ¿cuándo debes empezar y cuándo podrías optar por un préstamo?

¿Cuándo empezar a ahorrar?

La respuesta es un tanto obvia, ¡cuanto antes mejor! siempre es importante ahorrar dinero.

Si consideras que puedes comprar una casa sin apoyo alguno, ¡felicidades! Pero como la gran mayoría buscamos apoyo ya sea mediante un subsidio federal, créditos gubernamentales o préstamos de los bancos hay que prepararse con antelación para ello.

Reunir las condiciones o requisitos para ser un buen candidato a un préstamo lleva tiempo, ya ofreceremos un mejor detalle más adelante.

Entonces, si tu mejor momento para ser candidato a un crédito es en tres años y empiezas a ahorrar desde ya, deberás ahorrar unos $4200 MX mensuales a fin de reunir el pago inicial de una casa en tres años.

¿Crees que es demasiado para ti? Tómate un tiempo para leer nuestro post 75 increíbles tips para ahorrar dinero.

En síntesis, para saber cuánto debes ahorrar al mes y desde ya, divide el monto del pago inicial entre la cantidad de meses en que consideras estarás en la mejor condición financiera posible.

¿Cuándo pedir un crédito?

Ahora bien, para definir cuándo es tu mejor momento para optar por un crédito de vivienda, hay al menos tres condiciones que debes cumplir.

Tu mejor momento para pedir un crédito de vivienda

Para ser candidato a un préstamo hipotecario o algún convenio de arrendamiento, incluso con apoyo gubernamental, debes cubrir tres requisitos fundamentales:

La primera condición es que dispongas de una inicial o depósito, eso ya lo hemos hablado.

Segundo: que evidencies una fuente de ingresos estable.

Finalmente, que estés libre de deudas significativas. Fijemos nuestra atención en las dos últimas condiciones.

Evidenciar una fuente sólida de ingresos

Evidenciar una fuente de ingresos implica que puedas demostrar al banco que tu ingreso es constante; ya que es obvio que comprar un bien inmueble es un compromiso de años.

Si trabajas para el gobierno o para una empresa formal es ideal que poseas más de un año de antigüedad laboral y que cumples con tus pagos o cotizaciones al INFONAVIT o al FOVISSSTE, incluso no vas a recurrir al subsidio federal.

Si trabajas de forma independiente, es oportuno que declares tus impuestos y presentes tus comprobantes. ¡Cosa de un año!

Estar solvente financieramente

Ahora bien, la otra condición “estar solvente financieramente” implica que ya debes haber terminado de pagar algún otro préstamo importante, como un crédito de vehículo o ayuda estudiantil.

¿Cómo hacer un plan para comprar una casa?

El plan para comprar una casa involucra que conozcas y organices tu situación financiera de forma integral.

No puedes aspirar a comprar tu vivienda soñada lleno de deudas, gastos innecesarios, sin estabilidad laboral y sin saber exactamente cuáles son tus ingresos, cuál es tu capacidad de ahorro y de pago.

Determina tus ingresos

Vamos a organizar un poco las ideas: un buen plan para comprar una casa comienza con conocer cuánto dinero tú y tu pareja traen a casa mensualmente. Es decir, los ingresos mensuales “conyugales”.

Todo ello depende de la actividad que ambos desempeñen, ya sean empleados dependientes, comerciantes o profesionales de libre ejercicio. Deben hacer un esfuerzo por conocer cuánto dinero entra por sueldos, comisiones, propinas, entre otros conceptos.

Elabora un presupuesto de gastos

Una vez tengan claro cuánto dinero juntan en un mes, es necesario hacer un presupuesto de los gastos lo más completo y sincero posible.

Deben incluir todos los gastos de alimentación, transporte, alquiler o pago de renta, pago de servicios básicos, telefonía, internet, vestido, pago de tarjetas, membresías, suscripciones, recreación y ocio, compras superfluas y otras facturas. Todo lo que implica salida de dinero.  

La diferencia entre tus ingresos y tus gastos es tu capacidad de ahorro o de inversión mensual. Reflexiona sobre lo que estás haciendo en éste momento con ese dinero.  

Realiza ajustes al presupuesto

El plan para comprar una casa merece y justifica la necesidad de sacrificios importantes. Así que es hora de pensar qué gastos se eliminarán de tu presupuesto.

La comida es esencial, la buena alimentación es indispensable, sin embargo la visita frecuente a McDonald’s, Chipotle o Taco Bell no lo es. Empieza a ahorrar comiendo en casa.

¿Te fascina Starbucks y Hard Rock Café? bien, es hora de cambiarlos por un cafecito en el jardín y compartir en casa de tus amigos.   

Revisa tus hábitos de compra, si lo haces por necesidad o por mero impulso, cancela tus paquetes Premium, membresías, suscripciones lujosas y otros gastos innecesarios. Paga tus tarjetas de crédito, evita el taxi y el consumo excesivo de combustible.

Y ¿por qué no? piensa en la posibilidad de ingresos extra y para eso sí que somos especialistas: mira nuestras 63 formas legítimas de ganar dinero extra rápidamente.

Conoce tu capacidad de ahorro y pago

Ten en cuenta que los bancos y otras instituciones de ahorro y apoyo financiero consideran como “capacidad de pago” a una brecha entre el 20% y hasta un 33% de tus ingresos.

Es decir, cualquier banco siempre dispondrá que tus ingresos mensuales no queden comprometidos en más de un 67% o a lo sumo un 75% para el pago del préstamo.

Haz un uso prudente e inteligente de tus ahorros

No dejes el dinero producto de tus ahorros en una alcancía o tan a la mano. Cuando tú y tu pareja llevan más de un año haciendo sacrificios, tal vez piensen que es momento de disponer “solo un poco” para un viaje de fin de semana o alguna otra tentación.

Lo prudente e inteligente es que investiguen los productos de ahorro e inversión que ofrecen los bancos y opten por instrumentos rentables y seguros que ofrezcan instituciones confiables, preferiblemente amparadas por el fondo de garantías federal.

Aprovecha para valorar las 10 mejores estrategias de inversión a largo plazo disponibles en nuestro blog.

Ejemplo de un plan para comprar una casa

Pongamos todo lo que hemos dicho hasta ahora sólo en números. Supongamos que aspiras ahorrar para comprar una casa en México en un sector modesto por más o menos millón y medio de pesos.

El pago inicial, que es tu primera meta, debe estar entre el diez y treinta por ciento de ese valor. Esto es 150.000 y 450.000 pesos.

Si divides lo que aspiras de pago inicial por 36 meses, verás que requieres ahorrar como mínimo 4.200 pesos al mes.

Lograste tu anhelada meta de pago inicial, estas solvente de deudas significativas y tienes más de dos años en tu actual empleo: eres candidato firme a un crédito.

Tal vez pienses que pedir crédito es complicado pero es un gran apoyo a la hora de hacerte de una casa propia, ya que si decides seguir ahorrando al ritmo de 4.200 pesos al mes, tardarás 30 años en ahorrar para una casa en México.

…Si te decides por un préstamo

Quizás decides no recurrir al apoyo federal y buscas un préstamo hipotecario con bancos privados. Debes saber que bancos como el Scotiabank o Santander, por mencionar un par, piden un enganche mínimo del 25%, unos $375.000 MX.

Tendrás una hipoteca a quince años con una tasa de interés anual fija entre un 10,5% a 12% (dependiendo del banco). Pagarás mensualidades consecutivas de unos 12.400 pesos (pensando en una propiedad de millón y medio de pesos) y deberás tener un ingreso mensual conjunto con tu pareja de 36.000 pesos al mes.

Tal vez pienses en buscar apoyo del gobierno, ya que instituciones como el INFONAVIT te ofrecen la posibilidad de subsidio federal de la CONAVI, lo que puede aliviar un poco el valor de las mensualidades y pueden tener esquemas de crédito mucho más flexibles.

Ante un crédito hipotecario debes tener previsión de otros gastos aparte de la inicial y las mensualidades. Afrontarás comisiones de gestión, gastos de titulación y operaciones por el orden de un 3% a un 7% del valor del préstamo.

El costo de escrituración es el procedimiento formal de poner el inmueble a tu nombre y por sí solo ronda un 2% a 5% del valor de la operación. La comisión del banco por su gestión y trámites promedia un 2% a 3%, todos dependen de la entidad en particular y los procedimientos locales.  

Si quieres más detalles sobre el proceso de compra de una casa, te ofrecemos el post: Cómo comprar una casa: 5 pasos probados.


¡Éxitos con tus planes!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 40 ideas de negocios en México para el 2019

¿Cuánto gana un chofer de uber en México?