Como Escribir La Primera Entrada De Tu Blog Rápido Y Fácil

Así que ya tienes tu blog y te estás preparando para escribir tu primer post. El problema es que sabes que tu primer artículo sentará la base de tu página y quieres estar 100% seguro de que todo saldrá perfecto. Quieres que las primeras personas que te visiten sientan ganas de volver a hacerlo y si no es mucho pedir, que lo compartan con sus amigos, y esto es lo que por alguna razón te está deteniendo.  Sabes que si fallas no volverán, y necesitas cada pequeño impulso para empezar tu blog. No puedes echar todo a perder aun antes de empezar. No te agobies, te comparto cómo salir airoso con una guía simple paso a paso.

Veamos las estadísticas:

Los negocios pequeños que utilizan un blog como promoción, atraen 126% más clientes potenciales que los que no lo hacen.

  • 77% de los usuarios de Internet lee blogs.
  • 69% de los negocios refieren que atraen a más clientes por medio de su blog.
  • 61% de las personas han hecho una compra o contratado un servicio
  • 46% de las personas lee blogs una vez al día

Con estos números, espero que el día hoy te animes por fin a escribir ese primer post. Sabemos que tener una idea de la enorme herramienta de ventas que supone un blog fue lo que te llevó a crear uno, pero si aún te estás deteniendo a crear tu primer post, has llegado al lugar ideal.

No tengas miedo y sigue los siguientes pasos:

 

Paso número 1: Enfócate a tu audiencia ideal

La verdad es que parece que es una pregunta obvia, pero la mayoría de los principiantes no la toman en serio. Se quedan con una idea superficial y empiezan a redactar.  ¿Quién es? ¿Qué edad tiene? ¿Cuáles son su interés? ¿Cuáles son sus necesidades más apremiantes y sus sueños? Bueno, todo, si tiene novia y qué teléfono celular tiene. Investiga a fondo a tu audiencia.

Aquí es donde tu competencia te puede echar el hombro. Navega el Internet en busca de tus competidores más exitosos. Es primordial que leas su contenido y mucho más importante, que leas los comentarios que dejan sus lectores. No dejes de visitar las secciones de “debes leer”, o “lo más comentado”.

Cuando hayas hecho esto, debes preguntarte:

¿Qué información quiere y necesita tu audiencia ideal en este momento?  ¿Qué información le interesa?¿Hay algo que no se ha escrito?

Cuando tengas todas las respuestas, es hora de elegir el tema más cautivante que puedas pensar.

Lee sobre las 15 estrategias efectivas para atraer más clientes a tu negocio 

Paso número 2: Encontrando el tema ideal

¿Sabías que hay dos tipos de escritores noveles?

  • Los que están muy confiados de sus capacidades
  • Los que están muy abrumados y no creen superar el reto

Extrañamente, parece no haber puntos medios, bueno, por lo menos no de una forma notable. Pero ambos estilos de escritores tienen la preocupante tendencia de enfocar sus primeros esfuerzos en un tema “confortable”.

El escritor novel nervioso suele escoger un tema sencillo porque no está seguro de sus habilidades. Lo que resulta en un primer tema mediocre, pues no dio su máximo y no tomó riesgos.

El escritor novel súper confiado generalmente se va con la primera idea que le pasa por la mente y no se plantea su idoneidad. Sienten que su idea es la más genial. Desafortunadamente el primer post de este tipo de escritores es también mediocre porque fallaron en pasar tiempo estudiando el mercado.

¿Por qué te platico al respecto? Pues para que te pongas la pilas y aprendas de sus errores. Para ser el escritor perfecto debes balancearte en el justo medio entre estos dos.

Una de las mejores técnicas para encontrar el tema perfecto es utilizar una lluvia de ideas. Es fácil, barato, rápido y muy efectivo.

¿Cómo empiezo una sesión de lluvia de ideas exitosa?

Increíblemente, no necesitas más compañía que tú mismo para hacerlo. Claro que si hay más personas involucradas, será más fácil encontrar el tema perfecto.

  • Siéntate en un cuarto tranquilo
  • Pon un cronómetro para 20 minutos
  • Empieza a escribir ideas para tu tema y no pares hasta que el tiempo termine
  • Escribe lo que se te ocurra sin importar lo loco que suene, ya después lo editarás

Cuando termine el tiempo, toma algunos marcadores o lápices de colores y organiza todas tus ideas en tres categorías: muy buena, mediocre y la de en qué estaba pensando. Abre un documento Excel y escribe las ideas muy buenas y las mediocres en dos columnas diferentes. Las otras bórralas o escóndelas donde nadie las pueda encontrar y si te preguntan, nunca sucedieron.

En este punto, aún cuando te tomes tu tiempo en organizar los temas en listas, seguro ya sabes cuál es tu primer contenido. Pero lo bueno es que ya tienes una lista de buenos temas potenciales para el futuro desde el principio y otra lista en la que puedes trabajar para volverlos excelentes.

Si sientes que este tipo de ejercicio no te resultó, déjame darte más ideas para escoger un tema de tu lista o generar más temas potenciales. Considera los tres requisitos siguientes:

  • Elige un tema que te apasione
  • Un tema del que seas experto
  • Elige el tema que sea útil a los demás

Lee nuestra guía definitiva  sobre como escribir un blog

Paso número 3: Empieza con el proceso de escritura

Pues en este punto ya sabes para quién escribes, y de qué vas a escribir. El momento esperado ha llegado. Abre un documento de Word.

NUNCA escribas directo en tu plataforma. ¿Pero por qué? Pues por tres grandes motivos.

El más importante es porque no estás muy familiarizado con ella. Tiene una gran variedad de botones que no entiendes bien -sobre todo si vas empezando- y tal vez nunca utilices. El asunto es que estar en un lugar donde no te sientes completamente al mando puede interferir con tu inspiración. Usa Word hasta que conozcas bien la plataforma. Yo personalmente nunca me he alejado de Word, principalmente por el corrector ortográfico, un punto bastante importante para mí. Ya que termino, lo único que hago es copiar y pegar en la plataforma. Pero la cosa es que tú estés a gusto.

Aparte, si eres un escritor novel nervioso, el hecho de estar escribiendo directamente en la plataforma te puede generar estrés que se verá reflejado en lo que escribes. No entiendo la dinámica de esto, pero es una verdad absoluta. Las emociones con las que escribes se ven reflejadas en tu artículo, si te interesa y apasiona lo transmites por medio de tus palabras, si te aburre o estas deprimido pasa exactamente lo mismo. Te recomiendo oír música, o ver un video para cambiar tu humor antes de sentarte a escribir. Nada más no te pierdas en YouTube.

Por último, evita publicar algo que no esté listo dándole clic al botón equivocado. Si no estabas convencido de seguir usando Word, seguro que con esta última afirmación te convencí.

¿Cómo escribo mi post?

Pues lo primero que tienes que hacer, es NO escribir. Tienes que pensar detalladamente en las necesidades del lector y responder todas las preguntas que puedas pensar acerca del contenido.

Organízalo todo en temas y en subtemas, piensa en ejemplos, detalles y sobre todo la intención que le quieres dar al escribirlo tratando de que todo este arreglo sea coherente. En otras palabras, crea el esqueleto de tu post. Entre más detallado sea este paso, más fácil te será escribir tu artículo, así que no escatimes en detalles.

Para que tu post sea especialmente atractivo, piensa en él como un sándwich. Introducción, donde presentas la oferta, cuerpo, donde proporcionas datos o soluciones, y una conclusión donde envuelves todo y haces una llamada de acción.

La introducción

La introducción es igual o más importante que el título. Es el pequeño extracto que aparece junto al título y que debe provocar al usuario para generar un clic. Yo te recomiendo que lo escribas desde el principio y lo vayas modificando durante el tiempo que escribas tu post y que al terminar lo vuelvas a revisar para que contenga todos los puntos importantes de tu contenido, al igual que todos los ganchos que puedas pensar junto con las palabras clave de la forma más natural que puedas para no olvidar a los motores SEO.

Dos emociones que debes lograr transmitir en estas líneas son: empatía y experiencia. Esto se logra por medio de anécdotas, estadísticas, citas o algún dato sorprendente que te ayude a identificarte con el problema del lector y le asegure que tú tienes la respuesta a sus males. Pero no olvides dejarlos esperando más para que entren en tu post.

 

TIP, lee: ¿No Te Atreves A Escribir Un Post? 5 Pasos Infalibles Para Lograrlo, donde encontrarás una descripción más detallada de cómo generar una emoción en el lector y formatos que puedes seguir para crear el título más atrayente entre otras cosas.

El cuerpo

Esta es la parte donde desarrollas el esqueleto en el que trabajaste antes en detalle. Trata de poner un mínimo de tres  subtítulos, y no debe ser menor a 1500 palabras. El tiempo de los posts cortos ya pasó. La interacción de las personas en el Internet, ya no es tan recreativo, sino que una gran mayoría de personas lo utilizan para auto-educarse y seguramente son el nicho de tu blog. Los artículos largos y de buen contenido son los que te posicionarán en los primeros lugares de los motores de búsqueda. Esto se refleja porque generan 68.1% más tweets y 22.6% más likes en Facebook.

Conclusión

La parte más sencilla de escribir un blog es la conclusión. Envuelve toda la información que has compartido y provoca una acción. Esto quiere decir, que pidas un comentario o que compartan sus experiencias, etc.

Lee sobre cómo escribir un blog en 5 pasos

La edición es la madre de la perfección

No te preocupes si no escribes de muy buena calidad al principio. Es tu primer borrador. Lo ideal es que por lo menos edites tu trabajo 10 veces.

Edición 1: Quita cualquier cosa que esté repetida o que no cumpla un propósito en el artículo.

Edición 2: Lee en voz alta tu escrito para detectar oraciones poco claras. Lo que se lee bien a veces no suena bien.

Edición 3: Revisa la acentuación, los puntos y las homófonas (palabras que suenan igual pero se escriben diferente; haz, has, etc.)

Edición 4: Agrega estadísticas, citas y gráficos informativos.

Edición 5: Lee todo y quita  o cambia lo que esté mal.

Edición 6: Realiza lo mismo que en la edición 5 las veces que sean necesarias hasta que tengas un producto que ya no puedas mejorar.

 

Escribir tu primer post no es fácil, hace falta tener agallas. Pero no es imposible y solamente necesitas mucha paciencia, algo de determinación  y mucho trabajo duro. Por favor comparte con nosotros cómo te fue al escribir tu primer post, algún truco o experiencia que  pueda servir a todos aquellos que todavía no se deciden a escribirlo.

Recursos para Tu Blog:

2 Comments

Leave a Reply
  1. Yo tengo un blog, pero a decir verdad nunca he pensado en monetizarlo, no creo que haya tanto interés en lo que escribo como para que haya quien pague por publicidad. Creo que son válidos los blogs más personales.
    Éxito a todos

    • ¡Hola Susana! Un gusto como siempre. Lo difícil en verdad es decidirte a empezar. Para poder vender los espacios en tu blog lo primero que debes hacer es conseguir seguidores, lo que logras con contenido de calidad y eso ya lo tienes. Después te puedo recomendar que entres a rankingCoach donde te ayudan a elaborar un plan, a implementarlo y te monitorean para que logres tu objetivo.
      ¡Mucho éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blockchain: Qué Es Y Guía Para Absolutos Principiantes

Como Neil Patel Gana Millones De Dólares Con Su Blog