in

Cómo Crear Un Blog Con WordPress Y Bluehost

Todos tenemos momentos de reflexión a lo largo del día. Ya sea de camino al trabajo, en el silencio de nuestra casa cuando nos encontramos a solas o incluso cuando estamos en el baño ─sentado a solas, en un pequeño cuarto azulejado, sin influencia del mundo externo, ¡vamos! Que bien podríamos alcanzar el Nirvana si nos quitásemos algunos prejuicios─, llegamos a conclusiones e ideas que podrían ser interesantes para otras personas.

Reflexionar, poner nuestros pensamientos por escrito y mostrarlos al mundo para conectarnos con gente a la que somos capaces de llegarles de alguna manera, es realmente una forma placentera de pasar el tiempo, créeme, lo descubrirás. Sólo tienes que animarte, leer mucho y practicar. La redacción es algo natural. Y qué mejor experiencia que tener un espacio en la vasta red de redes donde tus ideas puedan ser escuchadas por todo aquel que tenga unos minutos para darte.

Me imagino que si has llegado hasta este artículo, es porque ya te has interesado en la idea de tener un blog. Hoy en día es algo muy común. Es una actividad que tiene sus comienzos casi al mismo tiempo en que la internet se volvía popular, quizás antes, y aún hoy es una opción atractiva para cualquiera que sienta que tiene algo que decir a la gente.

Es entretenido y francamente muy liberador poner todos tus pensamientos en publicaciones periódicas y ver cómo la gente se identifica con lo que cuentas y reacciona de diferentes maneras. Porque aunque tu contenido genere discordias y enojos, es una experiencia sumamente enriquecedora saber que tus palabras han generado algo en esa persona, que no has escrito algo vacío que ha volado como un papel en el viento sin que a nadie le importara. Alguien lo leyó, y se conectó tanto con lo que has escrito, que se tomó la molestia de dejar un comentario al final del post.

Pero un blog no es tan sólo un espacio creativo para quienes escriben. Esto tiene su lado lucrativo también. Puedes convertirte en blogger para promocionar cualquier tipo de cosa que hagas. Puedes hacer reseñas, hablar de productos tecnológicos, de películas, promover cursos online, vender algo que hagas, puedes hacer lo que sea. La única condición es escribir publicaciones que enganchen al público y te permitan ganarte su fidelidad.

Pero lo más importante de todo esto, es que ser blogger puede no ser tan sólo un pasatiempo. Puedes profesionalizarte, sacar un buen dinero y hasta vivir de esto. De hecho, puedes hacer muy buen dinero si haces las cosas bien.

Y de eso vengo a hablarte hoy: si estás pensando en fundar un blog, o si eres un blogger del under y estás planeando expandir tus horizontes, con esta guía te diré cómo llegar alto con la opción que a mí me ha funcionado, gracias a que es un servicio económico y a la vez muy completo. Todo lo que necesitas para ser un blogger profesional está en este hosting del que hoy te vengo a hablar.

Pero antes de contarte cómo hacerlo, te diré por qué te conviene Bluehost y no una opción gratis como lo es el bien conocido Blogger:

    • Un hosting  pago dará a tu blog un aspecto mucho más profesional. La verdad es que Blogger, a pesar de los años, nunca mejoró los temas disponibles, y en general cualquier blog de esta plataforma luce prácticamente igual, teniendo, hay que decirlo, opciones de personalización muy limitadas.
    • Es muy fácil de usar, y aquí mismo te explicaré cómo.
  • Bluehost ofrece soporte técnico, una gran ventaja para los principiantes o para quienes están habituados a otras plataformas y están por iniciarse en este servicio.
  • Bluehost es una de las alternativas más baratas (desde $2,75 al mes) y ofrece dominio gratis, lo que es una enorme ventaja ya por el solo hecho de no tener que salir del hosting para buscar el dominio.
  • WordPress es gratis para Bluehost, y el hosting viene completamente preparado para usarlo. Como sabrás, Wordpress es una de las plata formas ─sino la que más─  más profesionales y versátiles del mercado. Todas las webs basadas en esta plataforma son espectaculares y el panel de control de Wordpress es sumamente práctico e intuitivo. Así que tener un hosting que te permita instalar este software de manera gratuita y prácticamente con un solo click, es probablemente la mejor opción que vayas a conseguir.
  • Si monetizas tu blog, y tienes tu propio hosting, no tendrás que compartir ganancias con nadie. Más aún, las empresas o personas con las que puedas llegar a hacer negocios, te verán más profesional con un buen hosting y te valorarán más en todo sentido.

Y esas son sólo algunas de las ventajas que obtendrás pagando por un hosting, que, la verdad, se pagará solo con el tiempo. Por un precio muy bajo podrás sacar mucha más ganancia y no tendrás que estar lidiando con la apariencia, en la mayoría de los casos, mediocre de un blog casero y gratuito.

También tienes que tener en cuenta, que usando Bluehost, y teniendo así gratuitamente todos los beneficios de WordPress, tienes a tu disposición toda una caterva de herramientas para personalizar el aspecto de tu blog como más te guste. Y si no sabes hacerlo, puedes pagar a alguien para que te diseñe una web espectacular.

Así que, si te ha interesado la idea, sígueme a lo largo de estos pasos para saber todos los pormenores sobre cómo crear un blog de WordPress alojado en Bluehost.

1: Registra tu dominio

Lo primero en lo que debes pensar es en el dominio. Será la identidad de tu página, el nombre con el que te recuerden cuando quieran buscar tus contenidos, así que es muy importante. Piensa un nombre en lo posible corto, original y llamativo, fácil de recordar.

Para adquirir uno, puedes acudir a los muchos servidores que existen, aunque Godaddy.com es una de las opciones más versátiles en cuanto a precios y formas de pago.

Lo otra alternativa es, como te mencioné antes, adquirir el dominio gratis que viene con nuestro plan de Bluehost. En ese caso tendrás que comprar por lo menos 1 año de hosting, lo cual te abaratará aún más el costo mensual. Es más, si tienes bien pensado tu proyecto, lo más conveniente será que tomes el plan de 36 meses con lo cual pagarás unos pocos dólares por mes. Recuerda que mientras más reduzcas tus costos, mayor será tu ganancia.

Pero recuerda siempre elegir bien el nombre de tu dominio, porque una vez puesto, cambiarlo es muy engorroso y es prácticamente como volver a empezar el sitio de cero. Mira entre los blogs que conoces, piensa en los nombres que recuerdas para tener una idea de cómo crear un nombre llamativo y fácil de recordar.

2: Compra un hosting

Ahora que ya estamos en ello, lo que debes hacer es elegir tu plan. Como en todo hosting, tienes diferentes planes de acuerdo a tu presupuesto y tus necesidades. Para comenzar, lo ideal es el plan básico, que si compras por 36 meses te queda a $2.75 al mes. Puedes obviar los otros planes que ofrecen servicios para usuarios más exigentes. Comienza de a poco, paso a paso, y te irá muy bien.

Si temes que pueda ser una inversión en vano, puedes comprar por 24 meses (a $3.95) o por 12 meses (a $4.95). Cualquiera de los tres precios, como ves, es muy bueno, ya que obtendrás un excelente servicio y, la verdad, un blog puede ser una verdadera mina de oro.

No te recomiendo que pagues mes a mes, ya que no sólo es bastante más caro, sino que cada mes tendrás que lidiar con el pago y la posibilidad de que se caiga tu página debido a que has olvidado pagar en fecha, sin contar que el dominio gratis viene a partir del plan de 12 meses.

Además, por supuesto, si quieres hacer dinero con esto, tienes que reducir los costes al mínimo posible. Contratando un plan de 36 meses no sólo estarás ahorrándote una importante suma de dinero (pagarás menos de la mitad que si pagas mes a mes), sino que además salvarás tres años de posibles aumentos, liberando tu mente de una responsabilidad más para dedicar todo tu tiempo a crear los mejores contenidos que puedas ofrecer.

Te recomiendo que, sea cual sea el plan que elijas, te asegures de que tenga la opción Domain Privacy Protection, lo cual sólo cuesta $0.99 por extra y así mantendrás resguardada toda tu información personal.

Así que, ya aclarado todo lo anterior, veamos los pasos a seguir para adquirir tu hosting:

  1. Ingresa a Bluehost.com y haz click en el botón “get started now”.
  2. Elige el paquete que deseas
  3. Ingresa tu dominio, si es que lo has adquirido previamente, o crea uno nuevo en el formulario para aprovechar el que te ofrecen gratuitamente.
  4. Ingresa tu información personal y datos para el cobro.
  5. Finalmente tendrás que crear una contraseña. Asegúrate de que sea una buena, segura, porque la información que tendrás guardada es muy importante.

Ya completados todos los preliminares, podemos pasar a lo que sigue.

3: Conecta tu dominio con el hosting

Aviso: si optaste por el dominio gratis con el paquete de Bluehost, entonces puedes saltarte este paso.

En general, conectar tu dominio a tu hosting de Bluehost no tendría que causarte ningún inconveniente. Aunque cabe hacer algunas aclaraciones para el caso de Godaddy.com.

Godaddy tiene toda una página de soporte para dominios. Esto es lo que nos dicen en la página en cuestión:

“Cuando registras un dominio con nosotros, lo colocamos en nuestros “nombres de servidor aparcados”, de modo que se crea una página provisoria que se mostrará a quienes visiten tu dominio. Luego de que hayas elegido a tu proveedor de hosting, puedes cambiar el nombre de servidor de tu dominio para quitar la página aparcada y así que aparezca el nombre de tu página.

Si registraste tu dominio con otro proveedor, aún puedes comprar una cuenta de hosting en nuestros servidores. Puedes usar nuestros servicios DNS externos, CashParking o Quick Content. Si haces esto, deberías poder ver tus nombres de servidor en tu cuenta de nuestra página con tu propio registrador de dominios.”

La idea de lo anterior es que puedas comprar tu dominio lo antes posible para que nadie más se lo lleve, y a la vez te ofrecen una página prediseñada que se mostrará a los visitantes de tu sitio mientras aún estás en proceso de construcción de blog.

Otra cosa que tendrás que saber es cómo modificar tus nombres de servidores DNS cuando estás usando Godaddy para tu dominio y Bluehost para el hosting:

 

  1. Ingresa a tu cuenta de Godaddy.com.
  2. Selecciona la opción “Administrar dominios” del menú “Dominios” en la lista de opciones “Administrar mi cuenta”.
  3. Selecciona el dominio que deseas modificar, usando las “checkboxes” junto a cada opción. Luego haz click en “configurar nombres de servidor”.
  4. Ahora ingresa la información actualizada para los nombres de servidor en los espacios provistos bajo el encabezado “Nombres de servidor” en el lado derecho de tu página y haz click en “guardar cambios” al final. Tus entradas deberían lucir como algo asi: ns1.bluehost.comns2.bluehost.com.

Todo lo que queda por hacer ahora es añadir el dominio que has comprado como un dominio adjunto a tu hosting de Bluehost. Puedes hacer esto con un click en el link “dominios” de tu página principal en Bluehost. Finalmente, un click en “asignar” ¡y listo! Sólo tienes que seguir los pasos y será muy fácil.

4: Instala Wordpress en tu Bluehost

 

 

Aquí llegamos a la parte que todos quieren leer. Ya dejamos las preliminares y nos vamos directo a la acción. Aunque, debo decirlo, esto es realmente lo más sencillo de todo el proceso, principalmente debido a que Bluehost, como te he comentado antes, está completamente optimizado para WordPress. Esta es otra de las ventajas que tienes contratando un plan de al menos un año.

Así que sigue estos sencillos pasos y en menos de lo que crees, tendrás listo tu blog con un resultado final muy profesional y donde manejarás cada aspecto por tu cuenta.

  1. Cuando estés en tu panel de control (recibirás un link directo en tu mail de bienvenida de Bluehost), busca y haz click en la imagen que dice “One Click Install”.
  2. Luego, haz click en el ícono de WordPress en la página siguiente ubicada debajo del apartado “Blogs”.
  3. Haz click en el botón “Start”. Esto iniciará la instalación.
  4. Ya en el proceso de instalación tendrás que decidir qué dominio quieres instalar en WordPress. Haz click en el menú desplegable del dominio que estás planeando usar.
  5. Ahora verás un enlace que dice “Opciones Avanzadas”. Es aquí donde tendrás que elegir tu contraseña para tu sitio. Lo mejor es que busques algo seguro. No uses “Admin” para tu nombre de usuario ni nada por el estilo ─vamos, puedes esmerarte un poco más─, ya que, aunque piensas que tu sitio es sólo una insignificante pizca de sal, no tardará en llegar quien quiera hackear tu cuenta usando el camino más obvio. Mejor, usa una combinación de números y letras que puedas recordar fácilmente, pero que no puedan deducir terceros. En este punto tendrás también la opción “Crear automáticamente una nueva base de datos para esta instalación”. Te convendría activarla a menos que tengas tu propia base de datos para importar. Si no sabes si la tienes o no, entonces, probablemente lo mejor será que la actives. Ahora sólo resta hacer click en “Install Now.”
  6. Recuerda guardar tu nombre de usuario y contraseña.

¡Y listo! Ahora ya tienes tu blog de WordPress. Lo que queda es crear un buen diseño y empezar a producir contenidos de calidad para generar una audiencia fiel que crezca día a día.

5: Algunos consejos finales

Recuerda comunicarte con todos tus suscriptores, estar atento a sus sugerencias e inquietudes e interactuar mucho con tu audiencia. Tienes que hacer sentir a aquellos que te leen que realmente eres su voz.

Por último, me gustaría dejarte algunos consejos.

  • Sería conveniente que guardes en algún lugar seguro el e-mail con el enlace de acceso a tu cuenta de WordPress. Ten en cuenta que este enlace es único para cada usuario y no existe otra forma de ingresar a tu cuenta. En el correo vendrá también tu nombre de usuario y tu contraseña. Debes guardar este e-mail por separado y mantenerlo seguro porque tarde o temprano lo necesitarás y sería todo un embrollo si lo perdieras.
  • Puedes añadir y crear nuevos posts haciendo click en el botón “Posts” en el lado izquierdo de tu página cuando estás loggeado. Para añadir una nueva página, ve al botón “Página”. Es la manera más práctica y te será útil cuando empieces a subir contenidos con regularidad.
  • Para añadir una imagen, haz click en el botón “Media”, del lado izquierdo.
  • Puedes ir al botón “Appearance”, luego a “Widgets” para añadir elementos a la barra lateral, al pie de página y todo lo demás. La interfaz es muy práctica e intuitiva, así que pronto te acostumbrarás y sabrás usar todos estos elementos como un verdadero profesional.
  • Si estás buscando una buena herramienta para enviar newsletters a tus suscriptores, te recomiendo AWeber. Es muy eficiente y versátil. Puedes crear e-mails sumamente personalizados que harán sentir a tus suscriptores que has redactado individualmente cada correo para dirigirte directamente a ellos. Si no estás seguro y te gustaría ver más detalles, puedes hacer la prueba gratis durante 30 días.
  • Si buscas un buen diseño para tu blog, y no estás seguro de contratar a alguien para que haga el trabajo, puedes usar Genesis. Tiene una buena variedad de temas y todos con una apariencia excelente. También puedes usar la gran variedad de temas gratuitos que viene en tu cuenta de WordPress, a través del apartado “Apariencia” ─sí, adivinaste─ en el lado izquierdo en el panel de control de tu sitio web. Allí selecciona “Temas” y podrás ir eligiendo cada uno que desees previsualizar. Puedes usar cualquier de estos como base e ir modificándolo hasta crear tu propio diseño. Por último puedes comprar un tema pre-diseñado en las muchas páginas de programadores dedicados a vender este tipo de material. Quizás también puedas tener en cuenta la opción de contratar a un freelancer para que te haga un buen diseño. Hay muchos talentos dispersos por el ancho mundo del internet. Las principales plataformas para buscar freelancers son Freelancer.es y Workana.com.

Ahora estás a las puertas de tu camino como blogger. Lo que sigue será parte de tu experiencia personal y poco más puedo decirte. Quizás algunos consejos que tendrías que tener en cuenta:

  • Enfócate primero en crear una audiencia, y sólo cuando ya la tengas, empieza a movilizarte para monetizar tu página.
  • Como ya te dije antes, estate atento a los gustos de tus lectores e interactúa mucho con ellos. Esa es la base para crear un blog exitoso.
  • Organiza tus tiempos, asegúrate de que tengas uno o dos momentos en el día para redactar contenidos. Tienes que entender muy bien tu disponibilidad horaria, cómo combinas esta actividad con el resto de tus responsabilidades.
  • También tienes que tomarlo con cierta seriedad. No es para que se vuelva un trabajo ─si no disfrutas esto, más vale ni lo intentes─, pero tienes que saber que para llegar lo más lejos posible, tendrás que subir contenidos con regularidad y controlar que sean de buena calidad. Y finalmente aprende un poco de SEO. El posicionamiento en los buscadores el pilar fundamental de toda página monetizada.

Y con esto te deseo la mejor de las suertes con tu blog. Me gustaría que me cuentes tu experiencia y dejes un enlace a tu sitio para ver cómo ha quedado. ¡Un gran saludo!

Recurso Página Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

40 Ideas De Negocios Rentables Por Internet Para Este 2017

Marketing De Contenidos: 2 Elementos Esenciales Para Empezar