,

Cómo Ganar Dinero Importando Desde China

¿Quieres aprender una manera segura de ganar dinero importando desde China?

Quizá al principio te pueda parecer algo descabellado, sin embargo, muchos empresarios han optado por este tipo de inversión y les ha resultado un projecto exitoso, así que vale la pena indagar un poco más.

Como muchos de los negocios que inician los emprendedores, la importación implica tomar riesgos. Por eso siempre debes de informarte muy bien, de lo contrario te expones a invertir en un producto que nunca va a salir de tu casa y eso sólo es pérdida de dinero.

Para poder iniciar con este tipo de inversiones, necesitas tener un plan de acción estable.De esta manera no perderás el rumbo e incluso puede que aprendas a mejorar el método y a hacerlo de una manera más sencilla.

Crea y prepara una estrategia y un plan de negocios

1.- Encuentra un buen producto para importar y vender

Este paso suele ser difícil, porque debes elegir entre las muchas opciones que existen. Sin embargo  puedes hacer una lluvia de ideas analizando cada uno de los productos que estés considerando.

Realiza una investigación exhaustiva sobre los costos de importación o si hay alguna ley que restrinja el comercio de esta clase de productos en tu país. Analiza a qué público vas a dirigir tus ventas y en base a ello cuáles son sus preferencias.

2.- Encontrar un buen proveedor

Cuando tengas determinado el producto que deseas vender, será momento de elegir un buen proveedor.En este paso no sólo los costos son importantes, también la confianza. Hay varias maneras de descubrir si tu posible proveedor está buscando estafarte.  Lo importante es encontrar un proveedor estable y que garantice mercancía de calidad, más tarde hablaremos a detalle de esto.

3.- Promociona tus productos regalando unas muestras o un obsequios

Es necesario hacer pruebas sobre la distribución y éxito del producto que elijas, esto te ayudará a verificar si es el correcto y a identificar qué se puede mejorar. No todos toman en cuenta la importancia de este punto, y sin embargo es vital.

4.- Escala tu producto utilizando tu marca privada

Cuando estés seguro de que estás trabajando con el producto indicado y que además cumple con los estándares de calidad necesarios, es momento de ampliar la cantidad de órdenes de productos.

Aquí se abre un amplio abanico de procesos que pueden  ayudarte a posicionarte muy bien en el mercado. Desde etiquetas con tu marca privada, hasta campañas de marketing. Poco a poco podrás ampliar también la gama de productos que deseas vender.

Lo que NO debes hacer

Estos es lo que debes evitar hacer a toda costa si realmente quieres que tu negocio prospere.

  • Evita comprar grandes cantidades de productos si antes no has estudiado las muestras.
  • Los proveedores va a intentar convencerte de que no pueden enviar cantidades pequeñas de muestras, no te dejes engañar, sí pueden hacerlo y con algo de interés terminarán cediendo.
  • Lo falsificado, las imitaciones y los “clones”  son un muy mal negocio que mancha tu reputación y termina por ser una mala inversión, además de que es ilegal.
  • Compra de acuerdo a la demanda. No te gastes todo tu dinero en la primer inversión de productos, compra sólo lo que vayas a vender en un lapso corto para que con las ganancias inmediatas se puedan re-invertir.
  • Crea una cuenta de correo laboral ajena a la personal, de esta forma podrás tener claros los correos que sean propaganda, los que sean de trabajo y los que no. Esto te ayudará a no distraerte de tus objetivos.

Es momento de detallar cada paso. Ya tienes una idea general de lo que vas a tener que hacer, sin embargo ahora debes conocer todos los trucos indispensables.

Paso 1. Elegir un producto adecuado

Evita las falsificaciones, probablemente al inicio te resulten la mejor opción debido a los costos y la oportunidad de ganancia, sin embargo no es legal y es prácticamente como vender drogas.

Puede que al inicio te hagan ganar dinero, sin embargo estos productos son como bombas de tiempo.No sólo perderás clientes rápidamente;  tu reputación se verá afectada y los problemas legales te pueden dejar en la quiebra.

Si realmente esperas obtener grandes beneficios a largo plazo de este negocio, tendrás que hacer las cosas en el marco de la legalidad. Esto te evitará muchas complicaciones futuras y tendrás más posibilidades de ser considerado un buen empresario.

A continuación te mostramos algunos productos que deberías evitar y las razones, esto te ayudará a ir descartando opciones:

Muebles: A pesar de tener bajo costo, ocupan mucho espacio y si los transportistas no tienen suficientes cuidados con esta clase de materiales, obtendrás más pérdidas que ganancias. Considera que a veces las devoluciones conllevan un gran costo extra y al final no puedes hacer ya nada con el producto dañado.

Moraleja: Evita productos de gran tamaño que eleven el costo de envío.

Cepillos dentales: Los precios son buenos, son pequeños y fáciles de transportar, pero la gente no los compra, porque no es usual que las personas tiendan a comprar artículos de higiene con marcas desconocidas.

Moraleja: Evitar los productos de consumo masivo que impliquen niveles de lealtad a una marca reconocida.

Camisetas de alguna campaña: pueden ser temas sociales populares y que pienses que no pueden llegar a fallar. Lo importante aquí es que su distribución en línea puede llegar a ser un poco lenta y los costos de distribución elevados, comparados con el costo del producto.

Moraleja: Si compras demasiados artículos que se desplacen lentamente corres el riesgo de que pasen de moda y perder inversión por exceso de inventario.

Como estos, hay más artículos que pueden ocasionarte riesgos o pérdidas. Por eso es necesario analizar todos los aspectos del producto. No sólo si es barato y popular, también los costos de distribución, almacenaje y desplazamiento.Elegir un producto puede llegar a ser cansado. Constantemente encuentras inconvenientes y parece que nada va a funcionar. Algunos incluso no pasan de esta etapa en la búsqueda del artículo perfecto.

Lo que te recomendamos es analizar distintos métodos. No te inclines por lo más barato, sino por lo que sea más fácil de vender y desplazar. Ubica a qué público deseas impactar y realiza un estudio de mercado acerca de los productos más vendidos.

Inicialmente, vas a tener que probar con distintas clases de productos que quizá no tengan que ver unos con otros. Sin embargo, esto te ayudará a encontrar un producto estable, que se convierta en la base de tus inversiones. Posteriormente vas a poder ampliar tu catálogo de productos en base a éste. Por ejemplo, integrando accesorios o nuevos modelos.

Así mismo, podrás mantener un proveedor de manera permanente, lo que te permitirá estabilizar los precios. Si logras conseguir un buen proveedor, no hará falta que toques el producto, él mismo se encargara de toda la distribución y devoluciones.

Hay a quienes esto les parece frustrante y desisten antes de llegar a conocer el producto clave que los hará tener éxito en las ventas. Sólo es cuestión de persistencia y de tener una buena aproximación a las necesidades del mercado.

Encontrar productos y proveedores

Haz una lluvia de ideas con todos los posibles productos que tienen gran demanda en el mercado. Posteriormente, tendrás que encontrar proveedores adecuados que faciliten tu tarea;  aquellos que se encarguen de la distribución y entrega de productos. Así tú sólo tendrás que enfocarte en vender.

Compacto y ligero

Recuerda que entre más espacio ocupen y más pesados sean los productos, los envíos serán más costosos. Además corres el riesgo de que sean mal manipulados por su tamaño. Si eliges algo demasiado voluminoso, puedes perder parte de la inversión tan solo en los envíos.

De fabricación simple

Toma en cuenta que mientras más complejo sea el producto, aumenta la posibilidad de que en su fabricación existan defectos, los cuales terminarán saliendo caros. Recuerda que muchas de estas empresas dan precios bajos precisamente porque los estándares de calidad no son los más elevados.

Rango de precios aceptable

Contempla que se trate de una inversión segura. Si excedes el monto de entre 10 y 200 euros, comenzarás a meterte con otra clase de problemas como falta de dinero para invertir por exceso de inventarios, costos de envío y holgura de inversión.

Saber elegir a la competencia

Hay artículos que tienen gran demanda, sin embargo también son marcas muy reconocidas. Esta clase de artículos, como ropa o electrónicos, son fáciles de encontrar y no necesariamente en línea. Así que, si eliges uno de estos productos comunes te tendrás que enfrentar a una gran competencia en la cual ni el mejor marketing te puede ayudar.

Elige algo que no sea tan fácil encontrar pero que todo mundo lo quiera, elige un nicho de productos que se ajusten a una inversión saludable.

Evita sobre-inventarios de temporada: Hay dos razones para evitar los productos de temporada, el primero es la estabilidad con tus proveedores, si solo compras para cierta ocasión estás perdiendo la oportunidad de ganar un proveedor estable con descuentos accesibles.

Por otra parte, cuando la temporada haya terminado es probable que aún te quede inventario en stock, y ¿qué harás con esto? será dinero perdido. En tal caso, la inversión que hiciste no obtendrá frutos y vas a tener que volver a empezar de cero con un nuevo producto y esta vez con menos dinero para invertir.

Algunas de las plataformas que puedes utilizar para comparar precios, demandas y tipos de clientes serán: AliBaba, eBay, Amazon, MySimon, Shopzilla, Kaboodle.

AliBaba: Esta plataforma te ayudará a descubrir qué artículos están ganado terreno, así mismo podrás analizar su precio en distintas plataformas para averiguar el margen de ganancias y público interesado.

Lo importante aquí es investigar toda clase de productos, a pesar de que te ti te parezcan descabellados e improbables, puede que sean una buena opción para arriesgarse.

eBay: Busca cuáles han sido las transacciones finalizadas para evaluar la efectividad de desplazamiento de diferentes productos y el margen de precios en los que fueron vendidos. Esto te ayudará a colocarte dentro de las mejores opciones. Estudia al mercado y aún más a la competencia.

Guíate por los comentarios de los usuarios para saber cuáles son las características que más buscan y así podérselas ofrecer. Sólo es cuestión de aprender a buscar la información correcta.

Amazon: Esta es una plataforma muy socorrida, no solo por la amplia variedad de productos, sino por la garantía que ofrecen muchos de los proveedores. Así que esta es una buena opción para ver en qué están invirtiendo otras personas.

Quizá hay productos que no conozcas demasiado y sin embargo la gente está buscándolos. Debido a que no hay demasiadas opciones de vendedores, esta puede ser una buena oportunidad de ampliar tu catálogo.

Hacer la comparativa de precios y opciones en distintas plataformas puede llevar un poco de tiempo, en especial al inicio que tendrás que familiarizarte con cada plataforma, tipo de información y proveedores más frecuentes. Sin embargo, una vez que te acostumbres a hacer este estudio constantemente, serás un experto en el tema y no tendrás dificultades para identificar las verdaderas oportunidades de productos nuevos y proveedores confiables.

Proveedores

La plataforma más recomendada para encontrar proveedores es sin duda AliBaba. Aquí podrás encontrar muchos que son realmente confiables, distintas opciones de productos  e información sobre la importación de cada uno. Es posible filtrar los resultados de proveedores de acuerdo a su nivel de confiabilidad, la garantía de su servicio, comentarios de clientes y por supuesto certificaciones que complementan su estatus.

Posteriormente debes comenzar a hablar con distintos proveedores y hacerte de muestras de productos de los principales y más convenientes. Si utilizas la plataforma de AliBaba, te recomendamos que utilices los filtros para dar con los proveedores más adecuados.

  • Gold Supplier
  • In situ marcó
  • Evaluar proveedor
  • Fideicomiso

Considera hasta 30 opciones distintas para que no te revuelvas con las condiciones de cada uno. Analiza los comentarios que tienen, clientes, tipos de productos, etc. Una vez que elijas a los más convenientes y te pongas en contacto con ellos, realiza las preguntas más importantes.

Pregunta acerca de su MOQ (Order of MinumumQuantity), es decir, cuál es la cantidad mínima que se puede ordenar de cierto artículo. Formas de pago, modos de envío y tiempos, políticas, lista de precios, especificaciones del producto. Te darás cuenta de su eficacia si responden rápido y claro a todas tus preguntas.

Aclara todas tus dudas; el proveedor no sabe si serás un cliente que compre grandes cantidades o pocas, sin embargo no por eso debe tratarte mal. Los primeros momentos serán vitales para saber qué clase de empresa es.

No tengas miedo de regatear precios ni creas que no podrás obtener rebajas. La mayoría de los proveedores son capaces de rebajar los precios, pero para esto necesitarás adquirir habilidad al hablar, si lo haces bien, un producto de 200 puede bajar hasta 20.

Probablemente no estés acostumbrado a esto y al principio te cueste trabajo, sin embargo es normal en esta clase de negociaciones. Lo que debes tener en cuenta es que tienes la ventaja al hacer una contra-oferta y dejar abiertas las posibilidades para que accedan.

Obtén las muestras del producto, elige al menos 5 proveedores entre los cuales puedas comparar la calidad, lleva un registro de los tiempos, costos, presentación, embalaje, daños, devoluciones, etc. Comprueba la resistencia de cada producto, su capacidad o flexibilidad según sea el caso.

Revisa cada detalle, por mínimo que este sea. Mira desde la perspectiva del cliente. Qué es en lo primero que se va a fijar, qué características buscan más y los defectos más comunes que ocasionan rechazos y mala reputación.

Recuerda que este producto representaratu imagen y servicio; asegúrate de vender algo de lo que estés orgulloso y que no te vaya a ocasionar problemas en un futuro.

Cuando preguntes sobre el MOQ, ten en cuenta que muchos proveedores tratarán de persuadirte a que compres cantidades grandes, pero no es lo correcto.Una buena compra de muestras debe tener hasta 30 unidades del producto.

Considerando que vas a invertir en distintos proveedores, no puedes darte el lujo de adquirir más productos de los que seas capaz de distribuir. Si bien cada artículo tiene características distintas, por ejemplo aquellos que no se venden por unidades de una pieza sino en paquetes completos.

Por cierto,  estas son las plataformas que debes evitar por completo pues puedes encontrarte con estafas y poca garantía de calidad en los productos: Doba, Volusion y también WorldWideBrand. Pueden ofrecerte ofertas muy buenas, sin embargo sólo terminarás perdiendo dinero a largo plazo, mejor evitarlas.

Paso 2. Hora de vender el producto 

En este paso es muy importante que sepas definir la cantidad de inventario con la que cuentas y cuál es el límite para que no tengas pérdidas. Empieza con pocos productos y revisa su desplazamiento, busca maneras de incrementar sus ventas pero sobre todo, analiza las reacciones y comentarios de los usuarios.

Considera los gastos de envío y ten en cuenta que al inicio de cada negociación con los proveedores el costo no es el mejor; no es sino hasta que establezcas relaciones a largo plazo cuando obtendrás más ventajas por parte de ellos.

Para comenzar a vender tus productos te recomendamos que utilices las siguientes plataformas, debido a su estabilidad y facilidades: Amazon Ciagslist, eBay.

Las redes sociales no siempre son el mejor lugar para empezar, no sólo porque se requiere mayor inversión de tiempo, sino porque los resultados son escasos .Sin embargo, en las plataformas de ventas, lo usuarios que entran lo hacen porque están buscando algo, no tienes que  convencerlos de que vayan a mirar tus productos.

Utiliza técnicas de marketing, incluso crear una página web donde puedas hablar de los artículos y que tengan enlaces a las plataformas de Amazon o eBay para que sepan en dónde adquirirlos.

Haz que tus anuncios sean diferencien de otros, complementa la información básica que otorga el fabricante con otros datos importantes que los clientes necesitan saber. Pide a los clientes que opinen sobre tu servicio, esta es tu mejor carta de recomendación.

No esperes empezar a vender a las dos horas de haber publicado tu producto. Dale al menos dos días para que sea visto por los clientes. Sin embargo, prepárate para actuar de inmediato cuando inicien las ventas.

Si necesitas hacer envíos, ten claro a qué compañía de correos acudir y cuáles son los costos, así como los tiempos de entrega. Cuenta con empaques adecuados para transportar los artículos y contesta las preguntas de los clientes lo más rápido que puedas para aclarar dudas. Prepárate para enviar los artículos de manera rápida y segura.Es recomendable agregar al producto alguna nota de agradecimiento y una invitación a opinar sobre tus servicios y experiencia con el artículo.

Los comentarios buenos te ayudarán a conseguir más clientes y los malos a corregir errores, así hasta que te conviertas en un experto. Al cabo de un mes ya debes tener dominada la secuencia básica, si continúas trabajando con el mismo producto o cambias a otro.

Si después de este tiempo no ves ninguna ganancia, no pierdas más tiempo y pasa a otro producto que sea fácil de comercializar. Puede ser un proceso tardado, pero no desistas sino hasta a alcanzar el producto adecuado y una vez estable, comienza a expandirte.

Paso 3. Expandirse

Si un producto te ha funcionado debes mantener el inventario de acuerdo a la demanda promedio durante el último mes. Esto te dará un ingreso constante mientras inviertes en nuevos productos.

Sigue ofertando en las plataformas más adecuadas y populares, puedes incluso mandar promociones junto con tus productos para darte a conocer más y ganar clientes. Incrementa tu publicidad en tu página web. Con estos simples pasos podrás hacerte de tu propia marca que respalde estos productos.

Toma su tiempo, pero es una inversión segura y los ingresos se irán notando gradualmente, además esta guía te va a ayudar a evitar muchos errores por los que otros han tenido que pasar.

Al trabajar con plataformas como Amazon o eBay garantizas que la publicidad tenga un mayor impacto en los clientes interesados, sin embargo esto no te impide ni limita a internar por otros medios colocar tus productos o tu marca. Busca más plataformas de ventas que sean accesibles y poco a poco se ampliará tu lista de clientes.

Busca certificarte como vendedor, canaliza clientes que compren cantidades fuertes y nunca dejes de promocionarte en tu propia página web para que más personas tengan la certeza que se trata de una marca confiable.

Utiliza recursos de ventas, como cupones, promociones y suscriptores para que obtengan continuamente un boletín con los nuevos productos que ofreces, o las rebajas de precios.

Un cliente puede llevarte a otro, así que no dudes en utilizar toda clase de recursos de marketing para llegar a más personas.

Publicidad PPC: apóyate de expertos que te ayuden a utilizar este recurso de manera adecuada, si no lo sabes utilizar sólo vas a gastar tiempo y esfuerzo.

Redes sociales: No son los más adecuados para asegurar una venta, además de que los gastos de envío corren por tu cuenta, para la importación, este recurso no es nada favorable.

Investiga sobre distintos métodos de comercialización y los que otros vendedores que realizan importaciones están utilizando y les funciona. Analiza si esto te podría convenir a ti y a tu método de trabajo o bien si se adapta a los productos que manejas. Lleva un control muy estricto de las inversiones que haces y procura no poner dinero de tu propio bolsillo, porque pronto perderás la noción de cuánto has gastado y cuánto ganado.

A partir de que tus órdenes de compras con tu proveedor estén estables, podrás empezar a negociar nuevos términos. Habla sobre precios, condiciones de envío y rebajas. También puedes optar por disminuir los intermediarios y trabajar con la fábrica directamente.

Lo mejor es cuando la propia fábrica o el proveedor se hacen cargo del envío de los productos a los clientes, así como de las devoluciones por daños ocultos o desperfectos. Así comenzarás a automatizar los procesos de ventas y enfocarte en conseguir más clientes.

Hazte de socios; personas de confianza con las que puedas apoyarte para realizar los envíos, devoluciones y otro tipo de detalles. Al final es una inversión y te ayudará a no saturarte de actividades por todos lados.

Como verás, se trata de un proyecto a largo plazo donde cada paso que des debe ser estable y seguro, con fundamentos y previas investigaciones  de mercado. Evitar salirte de los procesos legales o esto puede consecuencias realmente malas.

Ante todo, mucha paciencia.Busca los productos concienzudamente, al igual que los proveedores. Si tienes dudas de cómo trabajan, es mejor aclararlas antes de hacer cualquier trato. Lo mismo aplica para las plataformas de ventas, infórmate sobre todos los requerimientos que te pidan y aprende a proteger tus ventas.

Mantente actualizado, no sólo sobre plataformas para analizar proveedores y productos, sino también sobre técnicas de venta y herramientas para vender en línea.

Esperamos que este artículo te sirva para empezar a invertir de manera segura y certera, no dejes de comentarnos si nos faltó por agregar algún dato o bien para alimentar esta información con nuevos datos.

Es hora de arriesgarte y empezar como un emprendedor exitoso a sacar el mejor provecho a tu potencial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Como Hacer Un Ebook En Formato PDF De Forma Fácil Y Rápida

Cómo Crear Un Blog De Modas