in

Estrategia De Marketing De Contenidos: La Guía Definitiva

La mayoría de las personas confunden los términos “estrategia de marketing de contenidos”; “estrategia de contenidos” y “plan de contenidos”. Pero, aunque las diferencias puedan ser muy sutiles, no significan para nada lo mismo.

Con esta guía espero ayudarte con el dilema que surge inmediatamente después de pensar “¡Wow! El marketing de contenidos podría ser justo lo que le hace falta a mi compañía para disparar las ventas”. Porque tener una excelente idea no es suficiente si no sabes cómo presentarla a las personas que tienen la autoridad para ponerla en marcha. Por eso, para empezar esta guía, voy a partir desde el principio: qué diferencia a cada uno de los tres conceptos que mencioné anteriormente. Ya que para que tengas una idea clara de lo que te encontrarás aquí, primero debes saber exactamente de qué te voy a hablar. Después sabrás investigar sobre el apartado que más te interese.

1.-Estrategia de marketing de contenidos

En el primer apartado tenemos a lo que podría llamarse tu móvil. Es tu motivación, por qué creas el contenido y para quiénes. A quién ayudarás y por qué deberían los internautas tomarse un mínimo instante de sus ocupadas vidas para leer lo que has escrito.

La compañías habitualmente utilizan la estrategia de contenidos para crear una audiencia, un público segmentado y fiel que les permitan lograr alguno de estos tres objetivos esenciales:

  • Incrementar beneficios
  • Reducir costos
  • Conseguir mejores compradores

2.-Estrategia de contenidos

En este otro extremo tenemos el área que se ocupa de crear, publicar y organizar el contenido, separando aquello que es útil de lo que no. Aquí se profundiza más en el “cómo” que en el “por qué”.

Este tipo de estrategias es muy importante para manejar aquel contenido que ya tienes disponible. Organizarlo y acomodarlo en tu programa.

3.- Plan de contenidos

Esta es el área de lo puramente táctico. Es la última parte que desarrollaremos de nuestra estrategia.

Un plan de contenidos implica ponerse a la tarea de dividir y segmentar metódicamente todos nuestros contenidos para decidir qué habrás de crear, cómo habrás de publicarlo, en qué medios, a qué público estará dirigido, etc. Es algo que necesariamente debes poner por escrito porque tiene que estar muy bien diseñado.

Podría decirse que es un plan de marketing pero enfocado estrictamente en los contenidos.

Por supuesto, uno de los detalles más remarcables es que necesitas primero una estrategia de marketing de contenidos para después desarrollar un plan de contenidos.

¿Por qué crear una estrategia de marketing de contenidos?

En definitiva, porque la necesitas. Si lo que quieres es lograr:

  • Un marketing de contenidos altamente efectivo
  • Estar más preparado para los desafíos del marketing de contenidos
  • Sacar el máximo provecho de todas las tácticas de marketing de contenidos y las redes sociales
  • Tener la posibilidad de movilizar un mayor porcentaje de tu presupuesto de marketing al marketing de contenidos.

Entonces lo que necesitas es crear y documentar tu estrategia. Así serás capaz de sacar el máximo provecho de esta nueva rama del marketing que está haciendo maravillas para atraer nuevos clientes, aumentar las ventas y crear un público fiel a las empresas.

Qué debería incluir mi estrategia de marketing de contenidos

A la hora de pensar en este aspecto, debes visualizarlo como un esquema de las necesidades clave de tus clientes potenciales y lo que tu negocio tiene para ofrecerles. A esto hay que sumarle un plan detallado para crear contenidos que atraigan a esos clientes potenciales y creen una mayor interacción por parte de los clientes existentes.

Si bien no hay un molde predefinido para sacar estrategias exitosas en serie, puedo nombrarte cinco aspectos que toda estrategia debe incluir para ser exitosa.

  • Un “recipiente” para presentar al público: con recipiente me refiero aquí a la cobertura externa de tu estrategia, lo que presentarás a tus superiores, el packaging. Al mostrar cuáles son las razones que te motivan a crear contenidos, los riesgos que involucra tu proyecto ─porque mostrar sólo aspectos positivos resta credibilidad─ y tu visión de qué es el éxito, serás más capaz de conseguir apoyo ejecutivo para tu estrategia.

 

  • Tu plan de negocios para marketing de contenidos: esto incluye los objetivos de tu campaña, el valor que aportarás a través de tus contenidos y detalles de tu modelo de negocios. también deberías ofrecer un vistazo de  los obstáculos y oportunidades con que te podrías topar al llevar a cabo tu estrategia.

 

  • El perfil de audiencia y los mapas de contenido: ahora deberás describir el segmento del público al que apunta tu estrategia, con todas sus especificidades. Debes mostrar para qué clase de personas estás creando contenido, cuáles son sus necesidades, cómo interactuaría la audiencia con este contenido.

 

  • Tu marca: esta es una parte vital. Aquí describirás todas las particularidades de tu estrategia, las ideas y mensajes que deseas transmitir y cómo difieren los tuyos de los de la competencia. También debes mostrar la evolución que esperas en la audiencia a través de su interacción con tus contenidos.

 

  • Tu plan de difusión: finalmente tienes que exhibir los canales que usarás para enviar tu mensaje. Qué plataformas usarás y cómo planeas usar cada una. Qué objetivos tienes para cada plataforma y cómo tejerás una red entre todas ellas para crear un solo mensaje que contenga tu marca personal.

¿Deberías compartir tu estrategia con el resto de tu empresa?

Ciertamente es una buena práctica compartir tus planes con el resto de los equipos con los que trabajas. Claro está que cada caso tiene sus particularidades y tú sabrás en qué condiciones te encuentras de compartir este tipo de información con el resto de tus compañeros de trabajo. No obstante, al compartir tu estrategia con las otras áreas, será más fácil asegurarte de que todos en la organización estén persiguiendo el mismo objetivo; que no haya esfuerzos duplicados y te abrirás a la posibilidad de encontrar planes afines que ayuden a impulsar el tuyo propio.

Ahora bien, cómo decidas comunicar esta información dependerá de la estructura, el tamaño y la cultura de la empresa en la que trabajes. A veces podrás compartir toda la información, otras veces tendrás que hacer resúmenes para ejecutivos que no tienen tiempo de leer folios extensos o tendrás que distribuir bloques de información según cada área a la que debas llegar. Tendrás que pensar en quién es al que debes dirigirte, cuáles son sus necesidades y qué es lo que más le importa. Si no puedes captar la atención de aquellos que pueden poner en marcha tu proyecto, tu estrategia jamás verá la luz.

¿Qué tan seguido deberías actualizar tu estrategia de marketing de contenidos?

Algunos aspectos de tu estrategia deberían permanecer inmutables, tales como tu misión y objetivos de negocios. De hecho, estos dos aspectos son tan importantes que deberías anotarlos aparte, en un lugar donde lo veas cada vez que vayas a revisar tu estrategia. Son la guía central y el alma de tu marca personal. Ellos construirán tu criterio para saber cuáles son los contenidos que realmente trabajan a favor de tu estrategia.

En todo caso, deberías revisar tu estrategia al menos una vez por año, o probablemente más seguido si recién estás comenzando, ya que la teoría siempre difiere de la práctica y habrá detalles que pulir conforme difundes tu mensaje según tu plan.

Los aspectos de tu estrategia que deberías revisar y contrastar con los resultados obtenidos serían principalmente: canales de difusión, tópicos centrales y procesos de equipo.

Con esto espero haberte ayudado a encontrar una manera práctica y eficiente de dar forma a tu estrategia y presentarla a quien debas. Me gustaría saber tu opinión y tu experiencia y si crees que falta algún tópico que tratar. Déjanos un comentario.

¡Un gran saludo!

Recursos Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marketing De Contenidos: 2 Elementos Esenciales Para Empezar

10 Cosas Que Debes Hacer Para Iniciar Tu Tienda Online