in

Ejemplo de publicidad efectiva

ejemplo de publicidad

La meta de las campañas es persuadir a los consumidores a que compren un producto o contraten un servicio. Un buen ejemplo de publicidad es aquél que llama la atención mientras consigue su cometido, es decir, vender. Los creativos piensan mucho en las publicidades antes de lanzarlas a los medios de comunicación y realizan un extenso análisis de efectividad.

Cada ejemplo de publicidad nos sirve para darnos cuenta que las técnicas utilizadas son muy variadas. Sin embargo, la meta es la misma: que la gente crea o actúe de cierta manera. Algunas de estas herramientas son más bien sutiles, mientras que hay otras que son directas.

Ideas para un ejemplo de publicidad eficaz

En realidad, podemos decir que las publicidades siempre se basan en algunos ítems que son efectivos, los creativos esto lo saben y tratan de explotarlo al máximo. En la lista de “persuasión eficaz” que han usado en la historia para conseguir un buen ejemplo de publicidad están:

  • Sexo y apariencia: es una de las técnicas más comunes que se usan en las campañas. Lo que intentan es asociar un artículo o servicio con un ideal de gente hermosa o sensual. También se pueden añadir otros atributos (tanto físicos como de personalidad). El sexo genera mucha atención y a su vez, conecta un producto con una imagen atractiva. Así, se los convence de que usando cierta marca se convertirá en sexy e irresistible.
  • Semejanza: A las personas les gusta sentirse identificados con una marca o un producto. Suelen comprar aquello por lo que sienten empatía. Por ello, es que un buen ejemplo de publicidad es asociar un producto con una situación, una experiencia, un grupo selecto de “gente común”, un recuerdo del pasado, etc. Es eficaz la técnica cuando logra que el consumidor sienta que se “le habla” sólo a él.
  • Persuasión directa: utiliza una asociación entre un artículo y un acontecimiento o hecho, donde en realidad no hay relación. Por ejemplo, un ejemplo de publicidad de detergentes que muestra que el producto “bendice” a la familia. Está implicando una conexión que no es real, porque con un detergente no se puede bendecir.
  • Testimonial: este tipo de publicidad es usado por personas famosas que “bajan” a la categoría de gente común para poder persuadir a los demás de que hagan algo, desde comprar un producto a votar un partido político. Los artículos o servicios que son aprobados por alguien conocido generan más confianza y a la vez, aumentan su valor y su credibilidad.
  • Publicidad informativa: persuade al colocar el anuncio como si fuera una fuente de información. Usando estadísticas y cifras, incluyendo testimonios profesionales (médicos, abogados, etc). Los datos pueden ser verdaderos o no, pero lo importante es que parezca real. Es un ejemplo de publicidad donde se esconde o mezcla la opinión con la persuasión encubierta, que también puede tener reportajes de venta aunque no nos demos cuenta.

Sin dudas, las empresas utilizan muchas técnicas para poder persuadir a la gente a que se identifique con su marca o producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trabajos Manuales para Hacer en Casa y Vender

Como hacer un contrato de servicio