Criptomonedas: Como Invertir, Minar Y Ganar Dinero [Guía Para Principiantes]

Los términos “bitcoins” y “criptomonedas” comienzan a sonar en boca de muchas personas.

La referencia a los “bits” claramente indica que se trata de algo relacionado con lo digital, y si algo se sabe de inglés se entiende que “coin” es moneda.

Pero más allá de esa relación no es claro de que se trata.

El término criptomonedas es aún más confuso porque la criptografía es la escritura en código secreto, por lo que hace pensar el algo enigmático y por descubrir.

Ya con algo más de información, sabemos que estamos hablando de un tipo de moneda cuya mayor particularidad es que es digital.

La mayor parte de la información disponible sobre este tipo de transacciones justamente parece encriptada: escrita en un lenguaje propio de especialistas en economía.

En este artículo pretendemos volver comprensible ese código oculto para que tengas los elementos de juicio necesarios para tomar decisiones de inversión en esta alternativa fiduciaria.

Avanzaremos por los temas más relevantes para que tengas una idea global de los diferentes elementos a considerar antes de hacer una inversión.

¿Qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas, también conocidas como criptodivisas, son monedas de cambio legal o medios de intercambio económico caracterizadas por ser digitales.

Hacen parte de lo que se ha llamado el internet de valor (IOV o Internet of Value) o categoría de aplicaciones especializadas en intercambios económicos mediante negociaciones directas entre el comprador y el vendedor, sin intermediación de ningún banco o entidad financiera.

Esto hace que las transacciones tiendan a ser más económicas y rápidas.

La primera ciptomoneda en aparecer fue la bitcoin, en el año 2009. Actualmente hay muchas otras, tales como Litecoin, Ethereum, Ripple, Dogecoin, Dash, Zcash y Monero.

Una de sus características sobresalientes es la seguridad: es prácticamente imposible violar los complejos algoritmos en los que se basan los intercambios económicos digitales en criptomonedas.

 

¿Realmente están creciendo el mercado de las criptomonedas? y ¿se mantendrán?

Lo primero en lo que pensamos cuando alguien nos cuenta sobre la posibilidad de invertir dinero en criptomonedas es que se trata de una moda pasajera o algún nuevo tipo de engaño para captar inocentes y arrebatarles su dinero.

A menos que nuestra ingenuidad tome la decisión, no daremos un peso por algo que no parezca serio.

Peor aún si hablamos de algo que no es físico: no tendremos un billete o monedas en el bolsillo para decir que estamos invirtiendo en criptomonedas.

Si nos remontamos a hace tan solo unos pocos años, lo mismo ocurría con las compras digitales. Solo los más avezados exploradores se arriesgaban  a poner sus datos personales de tarjetas de crédito en una página web con la confianza (rayana en la fe), de que unos días después (que no eran pocos) recibirían por correo el producto comprado.

Nos preguntábamos lo mismo: si era algo pasajero, seguro, confiable y aspectos semejantes.

Ya con el paso de los años, esas dudas han sido despejadas y hoy aproximadamente el 22% de la población mundial hace compras por internet y, de acuerdo con un estudio de América latina Bussiness review, el 87% de las personas que compran en internet se sienten seguras y el 97% están dispuestas a volver a hacer transacciones por este canal.

En países como China, Alemania, Corea del Sur e India más del 70% de las personas compran en internet.

Se espera que para el 2018 Latinoamérica genere movimientos de intercambios económicos virtuales por la astronómica cifre de 100.000 millones de dólares.

Marketing 4ecommerce indica que en el 2017 se ha presentado un incremento del e-commerce del 64% en México y del 15% en España, mientras que en Colombia el diario la República informa que cerca del 29% de los colombianos hacen compras frecuentes por internet.

Estos datos reflejan un crecimiento amplio y constante del comercio electrónico, han despejado las dudas sobre la estabilidad del mercado financiero digital y muy buena parte de las dudas sobre la seguridad de las operaciones.

Todo ello nos indica que el surgimiento de las monedas electrónicas o digitales no es más que una consecuencia natural y esperable del avance de internet.

En pocos años se está estableciendo como una alternativa confiable, ya no solo para comprar y vender productos y servicios, sino también como medio de inversión y capitalización económica.

El salto definitivo que debe dar esta moneda para establecerse en el mercado mundial será que sea aceptada en los diferentes locales comerciales del mundo.

Este proceso ya inició y permanentemente crece el número de locales comerciales que aceptan criptomonedas, por lo cual en el transcurso de los próximos años veremos la explosión del mercado.

 

¿Dónde se pueden comprar y vender criptomonedas?

Al igual que con el dinero físico, podrás encontrar muchos sitios informales que te permiten intercambiar las criptodivisas.

Al igual que con las divisas tradicionales, corres riesgos innecesarios cuando haces estas transacciones no formales.

Es preferible acudir a comercios establecidos y reconocidos, en donde el riesgo de pérdida de tus recursos sea menor.

La calidad de estos negocios se establece de acuerdo con variables de seguridad, extensión o amplitud del negocio, confiabilidad y calidad en el intercambio, liquidez, honorarios, límites establecidos para la compra y retiro, volúmenes de movimiento, sistemas de seguro y accesibilidad.

Antes de optar por una u otra casa de cambio, investiga sobre estos aspectos, más aún cuando apenas te estés introduciendo al mundo de las inversiones en criptomonedas.

Seguramente las tasas de dividendos serán mayores en sitios menos reconocidos, pero el riesgo también se aumenta.

Si bien éste es un negocio de riesgo, es necesario tomar algunas medidas de protección para minimizar la posibilidad de pérdida.

Una de las casas más conocidas para comprar y vender criptomonedas es Coinbase, pero aún no cuenta con operaciones en Latinoamérica, aunque sí en España.

En México, por ejemplo, donde en este 2017 se ha alcanzado ya la cifra récord de $ 242.000 dólares  en movimientos financieros, se pueden usar los servicios de Bitso, Volabit, Isbit y Localbitcoins, principalmente.

Ya se cuenta con tres cajeros electrónicos para bitcoins en Tijuana, La fonda y Ciudad de México.

En situación semejante están otros países de la zona. Esto muestra que el mercado apenas está surgiendo. ¿Es malo? No, en lo absoluto. Al contrario, para los inversionistas es un buen momento porque las ganancias serán mayores.

Para comprar y vender criptodivisas en estas páginas el proceso es muy sencillo:

  1. Debes entrar a la página respectiva.
  2. Acceder a la pestaña de compra y venta de bitcoins o de la moneda que hayas elegido.
  3. Seleccionar el método de pago.
  4. Registrar la cantidad de la transacción.
  5. Confirmar la transacción.
  6. Revisar en el panel de control tus bitcoins acreditadas.
  7. Ahora estarás pegado a la pantalla viendo los movimientos de tus divisas.

Cada plataforma te ofrecerá diferentes tipos de criptomonedas, por lo que es importante que hagas un ejercicio de exploración sistemática para identificar cuál o cuáles son las mejores opciones.

Para asegurar tus divisas y mantener al mínimo los riesgos derivados del desplome de las plataformas puedes contratar los servicios de myetherwallet.com.

¿Cómo Se Aseguran Tus Criptodivisas?

Cuando vas a un banco no lo verás, salvo en las películas de intrépidos delincuentes que atacan las bóvedas, pero lo que hacen es almacenar físicamente el dinero en las agencias locales para trasladarlo luego a las grandes centrales de almacenamiento del llamado papel moneda.

En el caso de las criptodivisas, estas agencias no almacenan físicamente nada.

Todo se trata de bites de información que no están almacenados en un mismo lugar y que no existen físicamente, salvo en calidad de representación binaria.

¿Cuál es entonces la evidencia con la que puedes demostrar que tienes bitcoins?

Lo que tienes como evidencia de los intercambios económicos son los registros de las transacciones almacenados como cadenas de bloques digitales.

Todo estará escrito en Blockchain, algo semejante al gran libro de las crioptomonedas, en el que quedan registradas absolutamente todas las operaciones que se hagan con este tipo de divisas.

Para que esta evidencia esté disponible y segura se cuenta con programas de software llamados billeteras de criptomonedas o wallet.

Se encargan de almacenar las claves privadas y públicas, vinculadas a varias cadenas de bloque que encriptan su contenido y lo hacen prácticamente inviolable. Su función es la de permitir los intercambios económicos y mostrar el balance personal.

Por ello son indispensables para entrar a jugar en este mercado. Claro, tendrá un costo económico pero te permitirá asegurar tu inversión.

En realidad el primer paso para asegurar la inversión es mantener segura la clave personal.

Si pierdes ese número habrás perdido tus divisas porque no habrá manera de recuperarlas. Lo mismo ocurre cuando envías dinero, por error o trampa ajena, a quien no debes: las transacciones no son reversibles y no podrás recuperar los fondos una vez confirmada la transacción.

Otras medidas complementarias para proteger tus fondos son:

  • Almacena solo pequeñas cantidades diarias para transacciones en línea a través del computador o del teléfono. Si bien hemos dicho que las transacciones con bitcoins son altamente seguras, los medios fuera de línea son los más seguros porque no están expuestos a los hackers.
  • Luego, los medios de almacenamiento fuera de línea y el registro de datos en papel o en una USB te permitirán estar a prueba de fallos informáticos y podrás recuperar tu billetera si se pierde o te la roban. No almacenes las claves ni en computadores ni en teléfonos.
  • Es necesario que actualices el software de los dispositivos que emplees y de la billetera virtual, para incorporar siempre los mejores programas para mantener la seguridad del sistema.
  • Busca estar seguro: las claves de seguridad deben ser lo más largas y complejas que puedas.

Además, programa las operaciones para que siempre se requiera de una clave para cualquier acción, con capas adicionales de seguridad como autenticaciones dobles y código PIN.

Otra opción adicional es la ofrecida por plataformas como Armory y Copay, que manejan transacciones multisignature, es decir, que se requiere el permiso de otro usuario adicional para que se efectúen.

¿Qué Tanto Invertir En Criptomonedas vs Las Inversiones Tradicionales?

Esto es importante que lo tengas claro si apenas estás iniciándote en la inversión de criptodivisas.

Cuando haces inversiones, de cualquier tipo, hay una correlación entre porcentaje de ganancias y nivel de riesgo. Mientras mayor sea  el riesgo mayores porcentajes de ganancias tendrás, aunque la probabilidad de que pierdas todo o buena parte también es más alta.

Así sucede en los mercados tradicionales: los mercados ya establecidos tienen ganancias casi seguras y por eso te pagarán menos intereses.

Si apuestas por negocios nacientes el riesgo de perder tu dinero será mucho mayor pero así mismo, si aciertas en tu apuesta, podrás ganar mucho más dinero. Lo mismo hacen los bancos: te pagan un interés bajo por inversiones seguras y un interés más alto por inversiones de mayor riesgo.

Dicho esto, el mercado de las criptodivisas sigue en un periodo inicial de surgimiento, en el que las estrategias, las alternativas, las mismas divisas y en general todo el negocio no se ha establecido aún con claridad: apenas se está formando.

Eso ha hecho que el comportamiento de bitcoin sea ampliamente variable y difícil de predecir.

Algunas personas se han vuelto millonarias por comprar cuando el precio es bajo y vender cuando es muy alto. Pero otras personas han perdido mucho en esos constantes altibajos del valor de las criptomonedas.

Por ejemplo, quienes compraron bitcoins a principios del año 2013 pagaron tan solo $ 15 dólares por cada una. Al final del mismo año cada una de esas bitcoins había subido a 1000 dólares: una espeluznante ganancia que no obtendrás en ningún otro negocio legal.

Quienes vendieron en el 2014 gozaron de sus beneficios, pero quienes se mantuvieron en el negocio vieron como sus bitcoins pasaban a valer tan solo $ 225 dólares iniciando el 2015, debido a la quiebra de la agencia cambiaria Mt. Gox.

Se calcula que hubo pérdidas de $ 470 millones de dólares para los inversionistas.

Así las cosas, las criptomonedas son una muy buena alternativa de inversión si se estudia con detenimiento el comportamiento histórico y todo lo relacionado con los factores socioeconómicos que afectan positiva y negativamente su valor.

No obstante, no sería prudente invertir todo tu capital en criptomonedas. Que no hay que poner todos los huevos en la misma cesta nos lo han dicho nuestras madres desde la infancia, y tienen la razón.

En un golpe de suerte podrías volverte millonario, pero de la misma manera podrías perder todo en poco tiempo.

¿Qué sería lo más prudente entonces?

Evaluar tu seguridad económica, el nivel de riesgo que quieres y puedes asumir y los diferentes rubros en los que puedes hacer inversiones.

Por ejemplo, el nivel de riesgo generalmente es mayor mientras más joven se es, porque hay menos obligaciones económicas, porque la percepción subjetiva de pérdida será menor en cuanto lo perdido no es producto de toda una vida de trabajo, por ejemplo, y porque hay menor experiencia acumulada, menor fijación a lo ya obtenido y, en consecuencia, mayor actitud de riesgo.

Eso en términos  generales, pero también influyen las variables personales que hacen que algunas personas estén más dispuestas que otras a arriesgarse.

Hablando de criptomonedas, tendríamos que decir que necesariamente estamos hablando de una inversión con riesgo porque hay una alta fluctuación de su valor.

Así, el dinero que inviertas debe ser un rubro que no te cause mayor problema perder. Endeudarse para comprar criptomonedas puede terminar en una doble caída y no es recomendable.

No subestimes el peso emocional que tiene ver cómo todos los días suben y bajan los valores sin poder controlar lo que ganas y pierdes en cada movimiento de una línea.

Con los hechos en mente, puedes pensar en repartir los porcentajes de inversión, en una cartera relativamente conservadora. Para personas menores de 30 años, con menores obligaciones económicas, estaría bien invertir un porcentaje no mayor al 30% de su dinero en criptomonedas.

Para personas entre los 30 y 40 años, un 20% y para personas mayores de 40 años, una inversión baja de alrededor del 10% estaría bien para no agregar a la vida altos riesgos, presión y ansiedad.

Por supuesto, estos valores son subjetivos y cada persona puede interpretarlos de manera diferente.

Ahora, dentro de ese rubro de dinero para comprar y vender criptomonedas una buena opción es seguir diversificando.

En cambio de invertir todo el dinero en una única criptodivisa puedes estudiar las opciones y comprar un porcentaje en bitcoin, la divisa líder, con algo menos de riesgo, y otro porcentaje en divisas como Ethereum, que actualmente se cree puede convertirse en la divisa líder por el rápido crecimiento de su valor y por el amplio número de personas que se están volcando a trabajar en su fortalecimiento.

Lee cómo ser inversionista de tiempo completo

¿Cómo Decidir Por Quién Apostar?

Ya introducido el tema, es momento de que hablemos de las diferentes criptomonedas. La decisión de en qué moneda invertir no puede ser hecha a dedo ni con matices emocionales.

Aunque hay un componente alto del azar y de condiciones externas sobre las que no podemos más que elevar hipótesis, sí hay otros elementos de los que nos podemos valer para adoptar una estrategia.

Sabemos, como punto de partida, que el mercado de las criptomonedas está en crecimiento, que si bien hay variaciones grandes de un día a otro, en términos generales, a largo plazo, muestra una fuerte tendencia al alza.

Sin embargo, no hay que ir muy lejos para encontrar ejemplos similares con resultados desastrosos. El boom de las empresas .com hizo que hubiese una gran inversión en este tipo de negocios, pero el comportamiento temeroso de las personas ante la novedad, entre otras variables, hizo que no despegaran como se esperara y que se desplomara el negocio.

Aunque parece que estamos en otro momento en términos de cultura del consumo digital, no se puede descartar que lo mismo ocurra con este nuevo mercado.

Por ello, antes de decidir cuánto y en dónde invertir, hazte las siguientes preguntas:

¿La Empresa En La Que Piensas Poner Tu Dinero Es Segura?

La moneda puede tener el mejor comportamiento a tu favor, pero si la plataforma intermediaria a la que le estás dando tu dinero no es seria, estás en graves problemas.

Lo que nunca debes olvida al hacer una inversión es que lo más importante es preservar el capital.

Aunque te ofrezcan las mejores condiciones y los mejores márgenes, investiga la reputación y confianza del sector en esas empresas. Si la empresa ha estado involucrada anteriormente en algún tipo de desfalco o comportamiento negligente, da la vuelta de inmediato.

No confíes en empresas que salen de la nada y te ofrecen maravillas. De esas ofertas fantásticas es de lo que más debes dudar.

Con el rumor público de las criptomonedas como una muy buena inversión, han vuelto las nefastamente famosas pirámides, que te ofrecen multiplicar tu inversión varias veces en corto tiempo, y te ofrecen casos demostrados en personas cercanas.

Efectivamente esas personas pueden haber ganado dinero porque las personas que siguen reclutando están pagando para que ellos ganen.

Lo malo de esto es que en algún momento, que puede ser hoy o en dos meses,  pararán las nuevas inscripciones y todo el negocio se caerá de inmediato. Los dueños multimillonarios estarán en un paraíso fiscal antes de que puedas abrir tu boca para quejarte.

Independientemente de que ganes o no con pirámides basadas en el negocio de las criptomonedas, de ante mano, y no hay excusas, sabes que es un negocio fraudulento.

¿Hay Objetivos Claros A Largo Plazo?

Es necesario que la plataforma te informe cuál es su plan de negocios, cómo plantean lograrlo, con qué herramientas cuentan, cuáles son sus logros anteriores y cuáles las metas a largo plazo.

Las respuestas a estas preguntas te darán elementos de juicio para comprender la seriedad y objetividad de la propuesta. Respalda tus decisiones en las evidencias observables de los profesionales en los que esperas confiar tu dinero.

En otros casos te ofrecerán un muy buen plan de mercadeo para ganar clientes, con buena publicidad pero poco de fondo.

Con esos hechos verás que esas empresas están más interesadas en recibir dinero que en hacerlo productivo, lo que será suficiente para que tomes tu dinero y lo lleves a otra parte.

¿Cuánto Tiempo Permanecer En El Negocio?

Esta es otra decisión subjetiva, atada a tus objetivos a largo plazo.

Si lo que deseas es obtener ingresos extra y probar en inversiones, no requieres un tiempo largo, aunque sí deberás estar un tiempo prudente para ver los dividendos.

Si tu objetivo es ganar mucho dinero, sin duda tu apuesta deberá ser prolongada.

Otro elemento importante para decidir cuánto tiempo permanecer en el negocio es el de la tolerancia al estrés.

Si prefieres entornos tranquilos, sin mayores preocupaciones, y el estrés afecta significativamente tu calidad de vida, piensa desde ya en otro negocio. En general, si quieres una vida tranquila debes poner un plazo a corto o mediano plazo.

De otro lado, si manejas bien el estrés y la ansiedad sin que repercuta negativamente en tu salud mental y física, piensa en una apuesta a más largo plazo: las inversiones de riesgo pueden ser lo tuyo.

En cualquier caso, haz un plan de trabajo antes de iniciar, con metas y plazos definidos.

Terminado el plazo temporal puedes analizar los resultados y las consecuencias personales, para tomar nuevas decisiones.

Las Bitcoins Versus El Dinero Fiat

El dinero FIAT (viene del latín Sic fiat, que significa “que así sea”) es el emitido por los gobiernos.

Así se llama porque desde que Nixon impuso la Ley en 1971, que rápidamente fue acogida en todo el mundo,  la creación del dinero no se respalda en reservas de oro sino en actos de fe.

De acuerdo con esta Ley, la divisa que emite cualquier gobierno, y solo los gobiernos (no los bancos), es dinero. No obstante, los bancos también lo crean cuando hacen préstamos o hipotecas. Crean dinero de la nada y te cobran intereses. Su valor se deriva de la relación entre oferta y demanda.

Estos mismos gobiernos han sido conservadores respecto al reconocimiento de las bitcoins.

En algunos casos ha sido declarada como una mercancía o propiedad (en Estados Unidos) y no una moneda, mientras que en otros se ha prohibido su comercialización, en mayor medida porque al no ser una moneda FIAT, está fuera de su control.

Justamente esta falta de control de algún Estado es lo que hace que las bitcoins sean apetecidas, tengan demanda y suban su valor, dado que no pueden ser devaluadas a conveniencia de un gobierno o banco.

Al hablar de la compra y venta de las bitcoins debes saber que su valor también crece porque hay poca oferta y alta demanda.

Por razones de encriptación, solo existen 21 millones de bitcoins y hay en circulación cerca de 15.5 millones.

Lo que está ocurriendo con las monedas FIAT es justamente lo contrario: los gobiernos buscan depreciar su valor.

Al devaluar una moneda se reduce el poder adquisitivo de quienes la poseen o, en otros términos, puedes comprar menos cosas: son menos ricos o más pobres. ¿Por qué querrían los países hacer esto? Por dos razones:

  1. Buscan que sus exportaciones sean más económicas para los compradores, elevando la competitividad de las naciones en el mercado internacional. Con ello esperan que crezca la economía: no obstante, probablemente esta medida no dé los frutos deseados, por cuanto al devaluarse la moneda las importaciones son más costosas y se elevan los precios para los ciudadanos. Quienes salen ganado son los que controlan el mercado exportador, no las personas que viven de su salario.
  2. Quieren facilitar el acceso a créditos. La pérdida de valor adquisitivo es experimentada por las personas en términos de inflación o aumento generalizado de los precios de los productos. Tanto los gobiernos como los bancos esperan que esa inflación redunde en el aumento anual de los salarios y con ello les sea más fácil responder por las cuotas mensuales de los créditos. Con ello controlan que las personas sigan solicitando créditos, que aumente el consumo y siga creciendo la economía.

Aquí surge el problema para las personas: al devaluarse las monedas FIAT será difícil transferir lo que quede de la moneda depreciada a otra moneda más estable.

Pero, en realidad, es un problema para los gobiernos y una oportunidad para las personas.

Si existen monedas digitales que no solo no se devalúan sino que su valor comercial está en permanente aumento, son transportables e intercambiadas fácilmente, y ningún gobierno puede devaluarlas, lo lógico es que las personas se irán cada vez más en picada por las criptomonedas.

El aumento de transacciones en bitcoins desde 0 en el 2009, con un aumento sostenido hasta más de 300.000 en el 2016, da muestras de ese comportamiento.

Estas cifras pueden exponer el camino inicial en el advenimiento de una transformación radical en las formas de intercambio económico.

Lee nuestra guía para comprar bitcoins

Minería de Datos

Igual que en épocas anteriores en que el oro produjo fiebre entre las personas ansiosas por obtener dinero, en la era de las bitcoins hay espacio para nuevo mineros.

Para hacer minería digital ya no se requiere de palas e instrumentos artesanales; muy al contrario, requieres sofisticados equipos y programas de cómputo.

Para quienes quieren incursionar en la minería de datos, tal vez las mejores opciones sean las criptomonedas Litecoins, Dogecoins y Feathercoins, por dar el mejor margen en la relación costo-beneficio.

Con  Litecoins se pueden ganar entre 50 centavos de dólar y 10 dólares, mientras que con Dogecoins y Feathercoins  ganarías un poco menos usando el mismo hardware de minería, de tipo consumidor, no especializado.

Algunos aventureros estarán pensando si dedicarse a la minería de datos puede ser una labor redituable para cambiar de trabajo.

Los datos indican que puedes ganar uno o dos dólares diarios si haces minería como hobby. Para hacer minería debes invertir alrededor de 1000 dólares en equipos no profesionales y esperar entre 18 y 24 meses para recuperar la inversión.

Así, una baja inversión no es lo suficientemente rentable como para esperar ingresos que sustituyan tu trabajo.

Si quieres ganar dinero en minería de datos tendrás que invertir más.

Comprando hardware por un valor aproximado de $ 3.000 a $ 5. 000 dólares podrás ganar aproximadamente $ 50 dólares por día, con lo que en buenas condiciones recuperarías tu inversión en dos a cuatro meses, obteniendo luego una ganancia promedio de $ 1.500 dólares mensuales.

Con estas cifras, la minería de datos puede ser una buena opción para quienes quieren invertir poco y obtener un ingreso marginal de un hobby. Pero si quieres tener rentabilidad de una inversión es mejor opción comprar directamente criptomonedas.

¿Cómo hacer minería de datos?

Voy a mencionar el procedimiento para quienes quieren invertir menos de $1000 dólares haciendo minería en las tres criptomonedas que hemos mencionado: las que mejor rentabilidad dan.

Objetivos De La Minería De Datos

Se buscan tres cosas:

  • Verificar las transacciones realizadas, en un seguimiento de 24 horas al día. Así, la minería juega el papel de contabilidad de las criptomonedas.
  • Recibir como compensación pequeñas fracciones de las criptomonedas por el trabajo contable realizado.
  • Tener los costos de electricidad y hardware bajos para sostener la rentabilidad personal del negocio.

Pasos Para Hacer La Minería De Datos

Para hacer minería de Litecoins, Dogecoins y feathercoins sigue estos pasos:

  1. Para empezar, necesitas una billetera de monedas. Es una base de datos personal y gratuita, protegida con contraseña, que muestra todas las transacciones hechas en la red.
  2. Necesitas un software gratuito de minería, con cgminer y stratum.
  3. También requieres de una membresía en una mining pool (red minera) en línea. Estas redes son comunidades de mineros que unen sus computadoras para aumentar la rentabilidad y estabilidad del negocio.
  4. Otra membresía necesaria es la de un sitio de intercambio de divisas en línea, encargado de vender y comprar criptomonedas por su equivalente en monedas FIAT.
  5. En cuanto al servicio de internet, debes tener una conexión totalmente estable y confiable, las 24 horas del día, con un mínimo de velocidad de 2 megabits por segundo.
  6. Dado que el hardware genera calor, debes instalarlo en un sótano o en un espacio fresco y con aire acondicionado.
  7. Para empezar, puedes usar un computador personal (los computadores portátiles no rinden lo necesario para estas labores). Este equipo será de dedicación exclusiva, porque no puedes usarlo para otros fines mientras haces minería.
  8. Otro equipo indispensable es una unidad de procesamiento de gráficos de ATI o un dispositivo especializado para la minería llamado Chip ASIC, con un costo aproximado de entre $ 90 y $ 3000 dólares por cada unidad. Este equipo es el eje de todo el proceso, así que no escatimes en gastos.
  9. Debes disponer de un ventilador para que refrigere el hardware. Estos equipos se recalientan y rinden menos.
  10. Interés por aprender del negocio. Existen muchas estrategias y tácticas para lograr los mejores resultados de la minería. Es un proceso de exploración e investigación que, si quieres obtener buenos resultados, te exigirá varias horas a la semana solo de consulta y estudio.

Luego de conocer los pros y los contras de la minería, es hora de concluir.

Si hubieses hecho minería cuando empezó el boom de bitcoins, podrías haber sido rico, aunque eso depende de muchas variables y no sería seguro.

Actualmente las condiciones no son las mismas.

Hay una gran cantidad de personas haciendo minería, por lo que las posibilidades se reducen.

Las operaciones caseras son poco competitivas frente a las operaciones a gran escala de empresas con altos recursos y el balance entre inversión y ganancias no es favorable.

Peor aún, cada vez es más complicado descubrir bitcoins.

Puesto en términos claros, es un negocio rentable si inviertes decenas miles de dólares en equipos e instalaciones. De lo contrario, es mejor invertir en la compra directa de criptomonedas.

Ver También:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo Invertir En Bitcoin Y 5 Cosas Que Debes Saber Antes De Hacerlo

Como Funciona El Bitcoin: Explicación Para Principiantes