Este Profesor De Matemáticas Encontró Una Forma De Ganar $1 Millón USD Al Año. Aquí Está Como Le Hizo

Empecemos diciendo que se gano ese dinero como profesores de cursos en línea.

Suena increíble que un profesor pueda ganar todo ese dinero, no porque los docentes no se lo merezcan, sino porque usualmente el trabajo de los profesores no está bien remunerado y un profesor, sea en educación básica o universitaria, no se ganará ese dinero ni en 30 años.

¿Cómo lo lograron? Los cursos en línea son tal vez los que más dinero dejan entre la oferta de negocios por Internet. Si bien puedes ganar dinero con publicidad, como afiliado y con ventas directas, estas opciones te dejan bajos porcentajes de ganancia, mientras con los cursos en línea hay un mayor porcentaje de la torta para el profesor.

Sin embargo, por grande que sea el porcentaje, sigue siendo increíble que un docente pueda ganar 1 millón de dólares ofreciendo cursos.

Esa es la proeza lograda por John Azzy y Eliot Arntz. De acuerdo con businessinsider.com, en el 2012, cuando tenían 27 años, John le hizo una propuesta a Eliot, quien no estaba a gusto con su trabajo como contador en Nueva York.

Le ofreció dinero para que aprendiera a programar y luego se uniera a BItfountain, su empresa de desarrollo de aplicaciones.

John Azzy estaba enseñado programación para IOS, y al ver el entusiasmo de sus estudiantes, pensó que era una buena oportunidad de negocio.

Junto con Eliot, invirtieron alrededor de 1000 dólares y tres meses de trabajo para organizar un curso en línea sobre el desarrollo de aplicaciones en IOS, el sistema operativo de Apple.

Dado que contaban con conocimientos técnicos para configurar la carga de videos, el sistema de pagos y los demás temas técnicos, optaron por alojar el curso en su propia página, lo que reduce notablemente los costos de producción de un curso virtual, a la vez que amplía las ganancias, por cuanto no debes darle un porcentaje al proveedor de alojamiento. Ese fu su primer acierto.

El segundo acierto fue usar su experiencia en un campo especializado, como lo es la programación para IOS, para ofrecer servicios de capacitación en un momento en el que estos contenidos tenían un alto interés entre los desarrolladores de software.

Es decir que había un público cautivo que estaba dispuesto a comprar algo (alta demanda) mientras había pocas ofertas en el mercado.

Luego de tener listo el curso, John contó que enviaron correos sobre el curso a todas las personas que conocían. Está es otra parte importante del negocio: el envío de publicidad. Cuando de cursos virtuales se trata, es una buena opción acudir a tu círculo cercano.

Si eres un profesor con trayectoria, tus antiguos estudiantes y compañeros de trabajo son los primeros posibles estudiantes para tu curso. Luego acude a las redes sociales y haz publicidad con afiliados, en páginas y grupos especializados.

La convocatoria fue tan exitosa que, cobrando 99 dólares por el curso, luego del primer mes habían ganado 40.000 dólares.

En ese momento todo parecía indicar que el curso iría en ascenso y ganarían mucho dinero de inmediato, pero no fue así.

Las ventas bajaron rápidamente, probablemente porque se agotó su mercado cercano, sus conocidos, y debían buscar nuevas formas de hacer mercadeo si querían seguir generando ingresos.

Allí fue donde estuvo el punto de quiebre que les permitió hacerse visibles.

Dos meses antes de que Apple lanzará su sistema operativo IOS 8, ofrecieron gratis su curso de programación en IOS 7, por tiempo limitado, y obtuvieron en pocos días 60.000 correos electrónicos y figuración en los primeros lugares de las listas de cursos, aunque nada de dinero.

Una estrategia similar fue empleada por el profesor de matemáticas de la escuela de Cambridge, Inglaterra, Rob Percival, quien desarrollo 4 cursos de programación.

Tuvo serios problemas porque, como puede ser frecuente en los cursos, no era conocido y las personas no estaba dispuestas a pagar por sus cursos.

Su estrategia de mercadeo fue interesante. Igual que Azzy y Arntz, ofrecíó acceso gratuito a sus cursos durante un periodo de tiempo con el objetivo de contar con opiniones positivas sobre sus contenidos para que a mediano plazo estos comentarios fuesen el gancho para atraer nuevos estudiantes.

Eso fue justamente lo que sucedió, gracias a la relación entre excelentes contenidos, un muy buen servicio de atención al cliente y una estrategia de mercadeo que no se orientaba a corto plazo, sino a mediano y largo plazo.

Cuando el nuevo software de IOS fue lanzado, esa lista de clientes potenciales cobro sentido. Enviaron correos promocionando el curso por 89 dólares y ganaron cerca de 700.00 mil dólares.

Continuaron ofreciendo otros cursos para su población, ya cautivada con el primer curso, con lo que sus ganancias acumuladas para el 2014 fueron de 1´000.000 de dólares.

Además de la calidad de los contenidos, tarea a la que se dedicaban tiempo completo por más de tres meses para cada curso, estos desarrolladores de software se esmeraron por responder las preguntas y comentarios de sus estudiantes en un lapso no mayor de 24 horas.

Esta es una condición esencial en la educación virtual para disminuir la sensación de soledad que generalmente ronda en este tipo de formatos educativos, y que es causante de buena parte de la deserción académica.

También es importante para generar motivación en el abordaje de los contenidos: una buena relación entre estudiantes y docentes genera un ambiente favorable para el aprendizaje.

Podemos extraer algunas conclusiones de la experiencia de estos emprendedores. Para hacer un curso virtual con el que obtengas altos beneficios económicos:

1. Haz una lista de tus competencias y conocimientos.

Identifica aquellas áreas que te interesan, que conoces a la perfección, y en las que podrías enseñar a otros.

2. Analiza el mercado e identifica las áreas de formación en las que hay demanda.

Más precisamente, identifica los posibles cursos con alta demanda y poca oferta.

3. Define la manera en que tus contenidos van a ser diferentes a los que ofrece el mercado.

La ventaja competitiva es fundamental para que los estudiantes opten por tu curso y no por otro. La calidad de tu curso es lo que te hará ganar dinero.

4. Busca maneras creativas de tener una base de datos de clientes potenciales.

Este es una de los recursos más valiosos para cualquier negocio en línea.

5. Si bien la opción de autoalojamiento es menos costosa, requiere que tengas conocimientos técnicos o que te asocies con alguien que sí los tenga.

La opción de contratar un servicio de alojamiento puede requerir una inversión, que es baja, pero te facilita el trabajo para que te concentres en los contenidos, y te ofrece alternativas para hacer publicidad y obtener estudiantes inscritos, el punto más crítico en el propósito de ganar dinero con cursos virtuales.

6. Una vez tengas un curso exitoso, ofrece otros cursos de interés para la población objetivo.

Tu reconocimiento por la calidad de primer curso será el gancho para tener clientes frecuentes.

7. La atención al cliente también es un factor decisivo en la educación virtual.

Puede observarse en la forma en que se hace el mercadeo, en la atención a los estudiantes durante el curso e incluso en el proceso de posventa.

Ver también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 Formas Instalar El Pixel De Facebook En Tu Sitio Web

Libertad Financiera: 5 Sencillos Pasos Salir De Tus Deudas, Crear Un Plan Financiero Para El Futuro Y Recuperar El Control De Tus Finanzas