,

83 Características Y Cualidades De Un Líder – La Lista Completa

Ser líder no es cosa fácil.Pero a pesar de lo que digan,cultivando las habilidades y cualidades pertinentes te puedes llegar a convertir en uno. Es por eso que en este artículo te hablaré sobre las características que un buen líder debe tener para llegar a ser el mejor.

No importa si llevas años o vas empezando en el mundo de los negocios, siempre es un buen momento para aprender y desarrollar las habilidades decisivas que te harán crecer y llegar al éxito.

Iré enumerando las características sin que esto signifique orden de importancia.

Características y habilidades de un líder

1.- Conoce su motivación

La motivación es uno de los pilares para poder alcanzar los objetivos y hacer que las cosas funcionen.

La motivación se puede obtener de la pasión, y del deseo de mejorar y sobrepasar las expectativas.

La única persona que puede hacer que te mantengas motivado, eres tú. Nadie más te podrá obligar a motivarte para que logres tus metas.

En otras palabras: el secreto es conservar y provocar la auto-motivación.

2.- Tiene sentido del humor

Tener sentido del humor es una característica que resulta muy necesaria en los líderes.

Sólo aquellos que sepan reírse de sí mismos y comprender que son personas como el resto, y por lo tanto son proclives a cometer errores como todos, podrán ser empáticos y promover un buen ambiente.

Es un juego complejo entre no tomarse demasiado enserio las cosas, sin perder el respeto de los demás. Ganar su confianza a través del sentido de humor es una gran estrategia.

3.- Es valiente

Un buen líder no es el que no tiene miedo, sino el que no se deja dominar por el y saca la valentía ante cualquier circunstancia.

De hecho, en muchas ocasiones es necesario tomar decisiones que pueden resultar desagradables para algunos; sin embargo, un líder afronta con calma  y entereza, pues son necesarias. Asimismo, se debe confiar en los demás, lanzarse a lo nuevo, y tener la capacidad de resolver aquellos problemas que otros no han querido resolver por parecerles complicados. Lo importante es compartir con los que lo rodean esa valentía necesaria para poder avanzar.

4.- Tiene optimismo y positividad

El optimismo y ser positivos es algo que se puede transmitir; un líder nunca pierde la actitud positiva y además la transmite a los demás miembros del equipo, así como a las personas cercanas a él. El líder no debe dejar que el desánimo lo domine, ni dejarse invadir por pensamientos pesimistas de que lo que está por emprender o lo que hay que hacer es difícil.

5.- Tiene personalidad

La personalidad de un líder es única, ya que estas personas no temen mostrarse como son y además saben que esas características distintas son las que los definen. Asimismo, no tienen miedo a la soledad, ni a ser diferentes.

6.- Es medido en su trato

Los buenos líderes saben que deben mantener una responsabilidad ante sus acciones y palabras, así como mantener unos valores sólidos. De la misma manera, en cualquier acción, sea cual sea el resultado no hay lugar para las excusas. Es por eso que tanto hacia ellos mismos, como a las personas que están a su alrededor, dan un trato elegante y amable, pues saben el valor que tienen, tanto a nivel personal como profesional.

7.- Confía en sí mismo

Es cierto que existen personas que no tienen confianza en ellos mismos. Sin embargo, es posible adquirirla, construirla y practicarla. A pesar de las experiencias y vivencias durante la vida, la confianza puede aprenderse y llegar a ser una persona capaz de llevar a cabo una actividad determinada, en este caso, ejercer el papel de un líder.

La confianza va ganando terreno cuando, a pesar del miedo, te aventuras a realizar esa tarea o proyecto que tanto quieres. Debes estar dispuesto a equivocarte y levantarte, sólo así podrás crecer y podrás llegar más allá de tus límites.

8.- Es responsable

El líder asume las responsabilidades de lo que ocurre, así se trate de algo bueno o malo. No se detiene a culpabilizar a otros o a la situación o a cualquier cosa externa que no esté bajo su control. No aceptar responsabilidad es hacerse la víctima, y mientras se hace la víctima no se avanza ni se supera. Un líder lo que hace es responsabilizarse para influir directamente en los resultados, porque sabe que dependen de su iniciativa.

9.- Es apasionado

La energía y actitud que tenga un líder está relacionada con la pasión que le imprime a las cosas; asimismo, el entusiasmo y energía pueden ser contagiados a las personas a su cargo. La pasión debe estar desde el comienzo.

El líder debe tener claras sus metas y objetivos, ya que es lo que le ayudará a mantener la pasión.

10.- Es simpático

No es difícil de entender; las personas prefieren y preferirán siempre estar cerca de personas amables y simpáticas con las cuales sea fácil tratar. Ser respetado es importante, pero si sólo transmites características negativas no te servirá de mucho.

Es decir, tu trabajo puede ser perfecto y llevado hasta el final como se deseaba, pero si en el proceso lo único que transpiras y ofreces a la gente es dolor de cabeza y un trato miserable, no vas a llegar muy lejos, ya que lo más probable es que la rotación de personal sea demasiada.

11.- Tiene sus emociones en control

Cuando uno es capaz de entender las emociones, es capaz de controlarlas, y si se pueden controlar se pueden encauzar hacia mejores resultados. Un líder debe poder evaluar y calmar sus emociones y si es necesario ajustarlas y replantearlas, y eso es auto controlar las emociones.

12.- Se gana el respeto

Infunde respeto, y eso provoca que las personas puedan compartir su visión y compromisos. Esto lleva también a crear admiración y lealtad, características que hacen de un líder una persona exitosa. Lo más importante es que las acciones de los líderes son las que realmente hablan por ellos, y eso es invaluable.

13.- Es sociable

Los líderes deben ser carismáticos y caer bien a la gente. Esto puede ser complicado de inicio, pero se puede lograr. El líder debe ser una persona a la que le guste salir de su zona de confort, aprender a sociabilizar con desconocidos, saber cómo cautivar la atención de las personas, así como poder hablar o exponer frente a personas, no importandosí se trata de un auditorio completo.

14.- Tiene moral

Un buen líder se caracteriza por buenos y fuertes valores morales, además de ser sincero y honesto. Esto ayuda a crear seguridad y confianza en sus empleados y gente cercana, ya que da pie a que se puedan identificar con el líder.

15.- Es leal

El ser leal no solo es para los miembros del equipo, también aplica para los líderes, y quizá por la posición que ocupan sea más importante en ellos. El líder tiene que demostrar lealtad y dar apoyo constante a su equipo, ya que sólo así podrá recibir reciprocidad de parte de los suyos, ya que no se puede recibir lo que no se ofrece.

16.- Análizael costo de oportunidades

Cada situación o decisión que un líder debe tomar tiene un costo de oportunidad, y analizarla para tomar la estrategia que lleve a la menor perdida posible es algo que un buen líder debe saber hacer. Es común que el costo de oportunidades se relacione con las cuestiones económicas, sin embargo, esto se extiende a las cuestiones de tiempo, personas o cualquier otro recurso, ya sea material o personal. En otras palabras, el líder sabe que cada acción que toma tiene consecuencias, y tiene la capacidad necesaria para entenderlas y actuar en base a ello.

17.- Ama lo que hace

Todo el mundo dice esto,  es verdad, y tal vez por ser algo tan obvio puede olvidarse. Pero amar lo que se hace es el impulso que se necesitará para no perder la pasión ni la actitud, así como no perder el empuje para crecer y desarrollarse.

18.- Tiene inteligencia emocional

Esto es un punto crucial para un líder, ya que le permite identificar qué es lo que está sintiendo, y lidiar con las emociones, lo cual es de suma importancia. Además, consideran que estas emociones pueden afectar a los otros y actúan de acuerdo a esa responsabilidad. Y no sólo eso, también pueden entender las emociones de las personas que están alrededor.

19.- Enseñan con el ejemplo

Se trata de predicar con ejemplo, ya que no importará qué tanto hables acerca de la dedicación, amabilidad, trabajo duro, etc. si tú no lo haces. Un líder no sólo habla: actúa. De esta manera las personas a su alrededor verán lo resultados de sus acciones y serán influenciados por su ejemplo, ya que el ejemplo es una arma poderosa para influir en las personas.

20.- Es ético

Esto es un aspecto muy importante de un líder, ya que pueden presentarse ocasiones en que tenga que tomar decisiones que no sean para nada fáciles. Muchas veces estas situaciones se tratarán de decisiones morales. Cuando esto pasa, es común que los líderes tengan que tomar la decisión apoyados en sus propios valores, siendo conscientes que lo que decidan no dañará a nadie y resultará en algo positivo. Asimismo, cuando estas cosas suceden se suele quedar establecido un código ético no verbal que sirve de apoyo al momento de las decisiones, así como en los comportamientos en general. Lo cual ayuda a consolidar la confianza dentro del equipo.

21.- Tiene visión

El líder es capaz de poder ver una situación desde distintas perspectivas, abriendo su mente a diferentes posibilidades. ¿Por qué debe pasar esto? porque entre más se enfoque en un solo punto de vista, es probable que no pueda ver la solución, que por lo general suele estar justo al lado de uno. Entonces la toma de distancia da la perspectiva que se necesita.

22.- Es maduro

La madurez no se mide precisamente por la edad.Todos nos hemos topado con personas mayores que no dejan de comportarse como adolescentes y algunos otros jóvenes que tienen la entereza de un hombre mayor. El líder maduro sabe comunicarse y comportarse a la altura cuando las cosas no van bien. Asimismo, posee confianza y seguridad de poder continuar sin pretextos cuando las cosas se ponen difíciles.

 23.- Es humilde

El respeto hacia uno mismo y los demás comienza con la humildad. Un líder debe ser lo suficientemente humilde para aceptar que como persona que es, es proclive a equivocarse, que no es perfecto. Además, no le conflictúa recibir retroalimentación, y no piensa sólo en sus necesidades, sino que tiene especial interés en las de los demás.

24.- Sabe hacer análisis de riesgo

Para poder manejar el riesgo es preciso poder identificarlo y evaluarlo, y por supuesto, adentrarse en el. Sólo así podrá convertirse en algo que influya de manera positiva. En otras palabras, el riesgo se debe tomar para poder convertirlo a favor.

25.- Es seguro

Siempre te encontrarás con personas que te desanimarán o que simplemente no creen en ti. Es por eso que un líder debe tener la suficiente confianza y seguridad en sí mismo para sortear todas estas cosas. Además debe tener seguridad en su objetivo y meta para poder llevarlo hasta el final sin excusas.

26.- Es disciplinado

Esta fuerza de voluntad y decisión podrá llevar al líder a tener un autocontrol y poseer la suficiente calma, valor y capacidad resolutiva ante cualquier circunstancia. Asimismo, en su relación con los demás, exigirá la misma calidad que ofrece.

27.- Le gustan las personas

Los líderes se caracterizan por ser personas sociables, personas con las que no es difícil entablar conversación. Son carismáticos y amables, su trato con las personas está lleno de respeto y tranquilidad. Debe ser así, ya que ni una persona desea tratar con alguien que sea hostil o inaccesible. Cuando un líder sabe tratar a las personas, tanto a sus empleados como a clientes quieren acercarse y trabajar con él.

28.- Planifica su tiempo

El tiempo no se puede perder, y eso lo saben los líderes. Las horas se traducen en activos, por lo que planificar el tiempo es esencial, esto los llevará a gastar el tiempo adecuado en cada actividad que necesiten hacer; planificando cuándo y dónde invertir su tiempo. Esto incluye no sólo a cuestiones de negocios, también a situaciones personales, familiares y sociales.

29.- Construye relaciones duraderas

Establecer relaciones sólidas y sanas es un punto que un líder no puede pasar por alto. Ya que el construir relaciones que duren dentro del ámbito de su negocio, siempre se traducirá en ventajas y beneficios, pues rodearse de personas con valor es un ladrillo más en la pared para el éxito.

30.- Siempre está presente

No sólo se trata de ocupar un espacio junto a una persona, sino de estar presentes, con toda la atención, dispuestos a observar, escuchar, retroalimentar, buscar soluciones, etc. Y eso es lo que hace un líder. Sólo así se podrá avanzar, encontrar soluciones y ser de ayuda a las demás personas del equipo.

31.- Es empático

Aunque el líder esté orientado al logro de objetivos, esto no debe significar pasar por alto las necesidades y sentimientos de las personas que lo rodean. Muchas acciones afectan no sólo a uno mismo, sino a los demás. Así que, sin descuidar los objetivos, también se debe tener presente tener y mantener un nivel de empatía y comprensión hacia los otros.

32.- Es honesto

Nada se valora más que la honestidad, y sobre todo ahora que estamos en una sociedad en donde los secretos son cada vez menos difíciles de guardar; en un mundo en donde el internet reina. Es por eso que un líder debe cultivar tanto la honestidad como la transparencia.

33.- Es decidido

No es que los líderes no tengan temores o no duden, porque pasa, sino que ante los que están a su cargo no lo aparentan, ya que a pesar de los sentimientos o dudas que puedan presentárseles deciden seguir adelante o tomar la iniciativa; es decir, no paran ante el obstáculo o riesgos. En otras palabras, no se detienen.

34.- Es un buen orador

Debe tener facilidad para hablar en público, ya sea que se trate de una junta con un grupo pequeño de personas, o de una audiencia grande. Esta capacidad debe estar presente, pues es la única manera en que podrá transmitir su mensaje, además el poder dominar la comunicación en público suma credibilidad y confianza hacia él.

35.- Es bueno escuchando

No todo en la vida se trata de hablar, el líder sabe que, para poder retroalimentar, entender, comprender, ayudar y avanzar, es necesario escuchar primero. Sólo entonces, cuando se ha mantenido en silencio escuchando activamente, y haciendo después las preguntas precisas, es tiempo de hablar.

36.- Es sensato

Nadie desea estar junto a una persona irracional o que actúa siempre gobernado por el impulso. Los líderes saben que deben mantener la sensatez y ser justos, además son capaces de mantenerse en buen juicio al momento de tomar decisiones. Por otra parte, no se basan en sospechas sin fundamento cuando deben tomar una decisión.

37.- Saben delegar

Esto también se podría considerar como empoderar, ya que cuando un líder delega no sólo pasa responsabilidades, también da libertad y confianza en que la otra persona puede tomar decisiones. Para poder hacer esto, el líder debió prepararlo antes, brindándole herramientas para que pueda desarrollar las tareas que se le asignó, de esta manera el miembro del equipo ya sabrá el proceso que lo llevará a realizar sus actividades de forma eficiente.

38.- Sabe confrontar

Un líder no le saca la vuelta a la confrontación con los demás, no teme a las discusiones o desacuerdos pues sabe cómo lidiar con ellos. Ha desarrollado una habilidad para enfrentarlos con amabilidad, honestidad y fuerza. Es mejor detener un problema cuando aún está en su fase inicial, que dejarlo avanzar, perdiendo tiempo y energías para resolverlo después. Un líder sabe además actuar a tiempo.

39.- Es auténtico

No pretende ser alguien que no es, al contrario, se mantiene leal a aquellas cosas o situaciones que lo hace especial. Asimismo, no se detienen cuando se trata de ir hacia el logro de sus objetivos, así se presenten obstáculos. Cuando se trata de un líder auténtico se habla de alguien que no pierde de vista su enfoque y dedicación.

40.- Posee habilidades de negociación

Los líderes toman decisiones pues deben conseguir lo que desean y necesitan, para lograr sus metas, y si no se hace de manera correcta puede ser contraproducente. Entonces, el buen líder tiene que saber aprovechar los deseos de los miembros del equipo, de esta manera va construyendo confianza y así todos juntos pueden lograr el resultado que se desea. En otras palabras, el líder debe poder ser justo y firme al momento de realizar negociaciones pues esto lo hará avanzar.

41.- Es inspirador

El líder se encarga de hacerle saber a los miembros de su equipo que su trabajo va más a allá de lo que pudieran pensar. Tiene la capacidad de inspirarlos y hacerles ver lo grande del proyecto, que no sólo se trata de tal producto o servicio, sino de algo más.

42.- Comparte su aprendizaje

Si el líder quiere que las personas a su cargo hagan bien las cosas, deberá aprender a enseñarles y transmitirles sus conocimientos, en otras palabras, prepararlos para que sean capaces de efectuar bien sus tareas.

43.- Tiene conocimiento social

Las prácticas sociales y de interacción van cambiando con los años, por ejemplo, ahora la mayoría de personas mayores o adultas usan distintas redes sociales en su día a día. Estar atento a estos cambios y usarlos a su favor es algo que el líder debe saber, ya que por medio de estos cambios de hábitos pueden presentarse nuevos canales de comunicación y educación, convirtiéndose en herramientas para alcanzar resultados, así como para captar nuevas personas dentro del equipo de trabajo.

44.- Es claro en la comunicación

No sólo hace falta hablar, sino saber hacerlo con precisión, de tal manera que pueda ser entendido de manera sencilla. Ya que sólo así se podrá delegar autoridad o dar órdenes sin que haya errores o malos entendidos.

45.- Conoce a su equipo

El líder debe conocer bien a su equipo, ya que al momento de delegar actividades debe saber a quién podrá pasarle cierta actividad. Para esto, el líder conoce bien las fortalezas y debilidades de cada miembro.

46.- Brinda retroalimentación

No todo se trata de enseñar, el buen líder sabe que también necesita aprender y tiene la humildad para recibir retroalimentación, y la actitud adecuada para usar ese nuevo aprendizaje en beneficio de todos los del equipo.

47.- Convierte la visión

Muchas veces la visión puede ser estructurada en distintos pasos o en diversas estrategias para que de esta manera pueda ser comprendida y puesta en marcha por otras personas, y así ser realizada con el paso del tiempo. En otras palabras, un buen líder convierte en realidad la visión.

48.- Comparte su visión

Si un líder tiene una buena idea, no se la guardará, sino que la compartirá con la o las personas adecuadas, de esta manera provocará que alguien se las compre.

​​49.- Tiene confianza en las personas a su alrededor 

El líder debe aprender a confiar en las capacidades de los miembros de su equipo, es por eso que al momento de contratar a su personal no se lo tomará a la ligera. De la misma manera, la confianza del líder se basará en su propia capacidad para enseñar a los contratados, y así poder delegarles tareas y tener la certeza que ellos pueden llevarlas a cabo.

50.- Saca lo mejor de los demás

Un líder es capaz de entender y comprender las motivaciones de los suyos, además, es optimista con una mente abierta y mantiene controladas sus actitudes ante las diferentes situaciones que pudieran presentarse. De esta manera, el líder es capaz de llevar a los miembros de su equipo a lograr los objetivos y metas; asimismo, los incentiva no solo económicamente sino de diversas maneras, para que todos juntos trabajen hacia lograr lo deseado.

51.- Mantiene a su equipo motivado

El líder debe conocer cuál es la verdadera motivación de las personas a su cargo, qué es lo que les importa, si el dinero, el reconocimiento, etc. Cada uno tendrá alguna en particular. Es necesario comprenderlas y tenerlas claras, sólo así se podrá empujar hacía el avance de todos.

52.- Asume responsabilidades

Así como debe saber reconocer los logros de su equipo, también debe saber tomar responsabilidad cuando las cosas no salen bien. ¿Por qué hacer esto? porque cuando se toma responsabilidad genera influencia en los resultados, pues inmediatamente crea movimiento.

53.- Sabe recompensar

Es verdad que las recompensas económicas son bien recibidas, pero muchas veces lo que las personas buscan es un reconocimiento personal del líder al que siguen y con el que trabajan. Un líder sabe dar reconocimiento y recompensa a quienes han aportado elementos de valor.

54.- Es oportuno

Un líder sabe tomar decisiones,  pues es capaz de analizar las situaciones y tomar acción. Esto no quiere decir que las decisiones las tome rápido y sin pensar; sino que las toma de manera oportuna y práctica, este es el verdadero valor.

55.- Convoca reuniones efectivas

El líder sabe cómo llevar una reunión de la manera más productiva posible y sin perder tiempo. Para lograr esto, es posible llevar una agenda de los puntos a tratar o un horario de inicio o fin. Asimismo, es necesario que anime a todos a participar y tomar nota de los que sucede. También exige el seguimiento de los puntos tratados una vez que la reunión se acabó.

56.- Conoce el valor del respeto

El respeto es el rey de las relaciones, si no hay respeto no se puede construir una relación fuerte y realmente significativa. El líder no da tiempo para el chisme, cumple sus promesas, respeta y cree en las ideas de los demás, no sólo en las suyas. También se preocupa del bienestar de los demás.

57.- Fomenta el entrenamiento

No se trata sólo de identificar qué personas dentro de su equipo son la clave, las más avanzadas, sino de motivarlas y empezar a darles más responsabilidades, que ellos mismo dirijan y ayuden a otros a avanzar. Este delegar actividades es entrenamiento.

58.- Permite acciones

Debe permitir que otros miembros del grupo tomen decisiones, que se involucren de tal manera que sean capaces de tomar acción por ellos mismo. Por supuesto, para lograr esto, el líder debe darles herramientas necesarias, así como la capacitación precisa para que ellos puedan realizar bien sus tareas. El líder debe confiar que los miembros del equipo que han tomado la acción pueden llegar hasta el final.

59.- Tiene expectativas claras

Para que nadie se considere engañado, desde el inicio el líder debe dejar claro cuáles son las expectativas, establecer la estructura a seguir, así como las funciones, las metas y objetivos. Y conforme se vaya avanzando, solicitar y dar comentarios; la retroalimentación es necesaria.

60.- Es consistente

Debe mantenerse en forma en cuanto a sus habilidades y características se refiere, por eso se necesita de su entrega y consistencia. La práctica y una buena actitud hará más fuerte y consistente al equipo.

 61.- Es persistente

Para ganar, se necesita persistencia y un grado de urgencia, ya que siempre habrá alguien allá afuera que esté trabajando sin parar para llegar primero. Es por eso que el líder debe estar siempre al pendiente y atento.

62.- Tiene determinación

No todo es gloria, también hay momentos malos dentro de la dirección de un líder, los negocios son así, y para poder enfrentar esto se necesita tener una fuerte determinación. El líder no va a darse por vencido en el momento en que cualquier otro lo haría, ya que es esa situación la que necesitaba para poder salir adelante en el problema y para impulsarse hacia el crecimiento.

63.- Es justo

Para un líder, una de las características que resulta esencial para poder mantenerse cerca y con la confianza de los demás, es la justicia. Juzgar justamente, tanto a las personas como a las situaciones, les hacer ver a los demás que los valora y les importa. Mientras más justo sea un líder será mejor recordado por las personas cercanas a él.

64.- Es decidido

El líder no se deja paralizar por la indecisión, al contrario, aprende a tomar mejores, gracias a una comprensión, evaluación y pensamiento crítico. Asimismo, el líder sabe que puede acercarse a las personas que le podrán ayudar, así como utilizar los recursos precisos que le serán de utilidad.

65.- Es ingenioso

El líder es capaz de encontrar o crear una solución creativa para la situación difícil que está enfrentando. El ingenio abarca la capacidad de saber con qué recursos cuenta y poder adaptarse a ellos; así como poner en práctica nuevas experiencias, y si es necesario peguntar y pedir lo que le hace falta.

66.- No teme a los fracasos

No todo en la vida son victorias y éxitos, también existen los fracasos, y un líder lo sabe. Más que eso, sabe que es una oportunidad de aprender; además acepta que el riesgo siempre estará presente, así como el no saber qué va a pasar. En otras palabras, un líder asume la incertidumbre y el riesgo, pues sabe que viene con el paquete de estar al frente de un negocio.

67.- Es comprometido

El líder no debe dejar el compromiso, ni la visión y los objetivos que desea lograr, ya que de esto dependerá el éxito. Puesto que el camino será arduo y cansado, debe aprender a apoyarse en el compromiso que ha adquirido, y a disfrutar del proceso y no sólo del resultado.

68.- Tiene tolerancia al cambio

El líder sabe que dentro de los negocios todo cambia constantemente, por eso debe saber identificar estos movimientos y adaptarse a ellos, reordenando el camino del negocio, si es necesario, para poder llegar a la meta deseada.

69.- Tiene mente abierta

Al lado del punto anterior, está la característica de estar abierto a cambio, mantener la mente abierta. Esto se hace al estar en constante aprendizaje y adaptarse a lo nuevo. Esto traerá crecimiento gracias a las experiencias que traen las nuevas acciones tomadas.

70.- Sabe enfrentar obstáculos

Un líder no renuncia a la primera, al contrario, sabe cómo enfrentar los obstáculos que se le presentan, con optimismo y decisión. El líder se mide por las acciones que realiza en los momentos de conflictos y problemas.

71.- Tiene instinto

Además de toda la experiencia y teoría que puede tener, el líder sabe cómo apoyarse y confiar en su instinto. Sabe cómo analizar los problemas y situaciones por las que atraviesa, pues debe decidir qué camino será el mejor. Asimismo, sabe identificar a las personas y sus intenciones.

72.- Toma buenas decisiones

Cuando un líder toma buenas decisiones se construye confianza dentro del equipo, al mismo tiempo, da el empuje necesario para en el futuro se siga tomando buenas decisiones. También es necesario que una vez que se haya tomado la decisión la comunique a su equipo; y sobre todo que no deje de aprender de los errores que se puedan cometer, tanto él mismo, como el resto de las personas a su cargo.

73.- Genera estrategias

Las decisiones que se tomen deben de estar bien pensadas, planeadas e investigadas, ya que es necesario tener una visión a largo plazo y ver qué consecuencias conllevan las decisiones tomadas. Así las pequeñas o grandes decisiones que se vayan tomando serán parte de un fin a lograr a largo plazo.

74.- Es proactivo

Los líderes no reaccionan a lo que sucede, sino que accionan para que las cosas sucedan. El objetivo es tener una mentalidad fuerte y dispuesta a entrar en situaciones nuevas, aunque sean difíciles. El truco es saber cómo controlar, que no es lo mismo que manipular, a personas o situaciones. En otras palabras, el líder no se queda esperando a ver que las cosas pasen.

75.- Tiene flexibilidad de horario

Es necesario que los líderes tengan un horario flexible para adaptarse a las situaciones de la empresa y las distintas tareas que se deben realizar. De la misma manera, el líder debe poder involucrarse con otras personas que le convienen tener cerca, ya sean clientes o no, y para eso necesita de flexibilidad.

76.- Sobrelleva contratiempos

Los líderes al tener ya experiencia, saben en qué momento deben parar o bien continuar doblegando esfuerzos para obtener resultados. En todo caso, saben cómo llevar la incertidumbre, así como tomar decisiones bien pensadas que los lleven a avanzar.

77.- Es organizado

El líder sabe lo importante que es tener todo en orden y estar bien organizado. Dicho orden debe estar tanto en las cosas físicas como en la información electrónica

78.- Es creativo

La creatividad no es algo con lo que se nazca, sino que se crea y se alimenta; asimismo, la mayoría de las características de un líder también se pueden cultivar y aprender. Un líder lo sabe y trata de encontrar actividades tanto dentro como fuera de su trabajo, que lo ayuden a cultivar y crecer la creatividad.

79.- Es intuitivo

La confianza en sí mismo es vital en un líder, y en este sentido la intuición es algo que no debe dejar pasar. Es cierto que están la lógica y la razón, ambas son importantes y deben tomarse muy en serio, pero si no se le hace caso al instinto, a esa voz interior, se perderá de muchas oportunidades. Además, no olvidemos que el riesgo es algo inherente al mundo de los negocios.

80.- Busca consejos

El líder es una persona, por lo que no es infalible, y sabe que es bueno recibir consejos y asesoría de de gente más experimentada, así como de su equipo de confianza. Una visión externa y fuera del círculo vicioso, siempre es bien recibida y sobre todo útil.

81.- Genera nuevas experiencias

Los líderes buscan crecimiento y aprendizaje continuo, por esa razón siempre estarán en busca de experiencias que los enriquezcan y los desafíen para poder avanzar y desarrollarse.

82.- Es comprometido

El líder debe estar comprometido con los problemas que se le presenten, poner su atención y energía para resolverlos, y  hacerlo asegurándose de estar participando en conjunto con las demás personas que forman parte del equipo.

Es decir, no es sólo alguien que da órdenes sin involucrarse en las tareas, sino alguienque participa de lleno en ellas, porque es un miembro más.

83.- Es ávido lector

Los líderes entienden que el aprendizaje no se limita a la época de estudiante, sino que se extiende a toda la vida. Un buen hábito de lectura le permite estar informado y actualizado en todas las situaciones referentes al campo en el que se desenvuelve. Hacer lecturas tanto en físico como en documentos virtuales es esencial. Una vez que la persona avanza en la vida ve el gran valor que tiene la lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 Formas de Ganar Dinero Rápido

8 Formas En Que Leadpages Puede Ayudarte A Crecer Tu Blog O Negocio En Internet